October 20, 2000


Hispanic Radio Network/La Red Hispana
LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Yhamel Catacora

Inmunice Para Una Vida Más Sana

La vida está llena de contradicciones. Esa es la conclusión a la que se llega al palpar esa casi circular cicatriz que algunos llevamos cercana al hombro. Al sentir, con la yema del índice esa perenne marca, uno se transporta inmediatamente, a lo que un niño, especialmente en el pasado, sentía como uno de los momentos más amargos de su vida: el día de la vacuna. Quien iría a pensar, en la niñez, que ese proyectil que casi perforaba nuestro brazo, sería nuestro pasaporte a una vida posterior, "normal", y saludable. Quien iría a decir que ese par de pinchazos nos salvaría la vida.

Hoy en día, aunque la vacuna, sigue siendo una palabra que causa pavor en los más pequeñitos, parece también continuar asustando a los padres. Ya que según cifras oficiales, aproximádamente uno de cada cuatro niños pasa los dos primeros años de vida sin haber recibido las vacunas apropiadas. Esto, está ocurriendo en el país que suele ser el que da el ejemplo en cuestiones de buena salud. ¿Y quién cree que son los más afectados? Sin duda, las minorías, y entre ellas nos encontramos nosotros, los latinoamericanos.

La pobreza, la falta de educación son algunos de los factores que colaboran para que cada año sea mayor el número de niños no inmunizados. Pero es también lamentable que entre otras de las razones porque no vacunen a sus hijos, los padres o madres citen, "el no hablar inglés", "la falta de tiempo", "el horario del trabajo", la creencia que, "las vacunas hacen mal", o "que la criatura es muy chiquita para recibir una vacuna".

Aquellas excusas y mitos, son solo algunas de las miles de razones por que la salud de nuestra niñez, en pleno año dos mil, está decayendo.

Esas cifras son las que han impulsado la campaña "Inmu-nícelos para una vida más sana", patrocinada en parte por la cadena de restaurantes McDonalds; un programa que intenta educar, principalmente a los padres de familia, sobre todos los aspectos importantes acerca de las vacunas, enfatizando por qué es vital que nuestra niñez no se exponga a la vida y a sus peligros sin estar vacunados.

El Dr. Luis Estevez, vicepresidente de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos y portavoz de la citada campaña, nos explicaba recientemente que, "a los dos años de edad, los niños deben recibir más de 16 dosis de vacunas a fin de protegerles de una decena de enfermedades que se puede prevenir".

"Siete visitas al médico", explicaba el Dr. Estevez, son generalmente las que se requieren para proteger a la niñez de esas, a veces mortales, enfermedades.

El sarampión, la polio y la hepatitis B, son solo algunas de las enfermedades que tendemos a pensar, son de otros tiempos, y que en ningún momento podrán tocar a nuestros hijos, a nuestra niñez. La realidad es que un niño que no está vacunado está expuesto a que esas y otras enfermedades ataque su organismo.

El Doctor Estevez también nos alertó de esa realidad con cifras específicas para las cuales se ha añadido el suministro de dos nuevas vacunas, para combatir las infecciones bacterianas invasoras entre los niños de los Estados Unidos. Todos los años, estas infecciones son la causa de casi 1,400 casos de meningitis, 17,000 casos de infecciones de la corriente sanguínea y 71,000 casos de neumonía en niños menores de cinco años.

Según los médicos, la primera y tal vez la más importante responsabilidad hacia un hijo o hija, es el cumplir con sus vacunas, desde los 2 primeros meses de vida.

A veces ocurre que los padres, recién llegados de otro país, imaginen que ya sus hijos tienen todas las vacunas. Eso sólo puede ser determinado por un Pediatra y por el control mismo que ese padre o madre haya llevado de las vacunas y los refuerzos de las mismas. Es posible que algunas vacunas que se requieren aquí no sean requeridas o bien no existan en otros países.

Es posible que nuestra situación económica no nos permita darles lujos a nuestros hijos, juguetes sofisticados o cosas por el estilo que pensamos los hará felices. Si en realidad nos preocupa el bienestar de nuestros hijos, no existe mejor regalo que brindarles la oportunidad de gozar de buena salud. Más vale un momento colorado, que ciento amarillo, dicen por ahí. Esa repentina punción podría salvarnos la vida.

Y claro está, no es fácil convencerle a un niño o a una niña, que ese doloroso pinchazo en el brazo es mejor que el nuevo monopatín, eso sólo se llega a comprender a la edad adulta, o cuando comenzamos a sentir algún malestar, valoramos lo maravilloso que es gozar de los cinco sentidos, en sí de buena salud.

Si tiene alguna duda sobre las vacunas, existe útil información en español que está disponible para usted en su restaurante McDonalds local. Para mayor información sobre cualquier aspecto sobre las vacunas, llame a la Línea Nacional de Recursos Hispanos 1-800-473-3003.

Regrese a la Portada