October 20, 2000


Un Verdadero Problema Vive un Ex-Policía en Tijuana, B.C.

Por Paco Zavala

Jorge Magallón Cañar, un ex-oficial de la Policía en Tijuana, B.C. con su expediente limpio al momento de renunciar en 1988, no puede reingresar a la corporación policiaca.

Durante los últimos dos meses este ciudadano mexicano, originario y residente de Tijuana, cuenta en la actualidad con 33 años de edad, casado, con hijos, ha hecho uso de casi todos los medios posibles al alcance de su mano, con resultados negativos, ya que todo intento por lograr su cometido ha sido infrutuoso.

El Sr. Magallón Cañar es un hombre sencillo, trabajador que goza ydisfruta de la estimación y el respeto de sus vecinos en Camino Verde. El es propietario de acreditaciones valiosas. Cuenta dentro de su cartera personal con tres diplomas expedidas por la Policía Municipal de Tijuana. Uno de estos documentos lo acredita como alumno de la Escuela de Policía y está rubricado por el ex-presidente municipal Lic. Federico Valdez Martinez, y por el también Lic. Eduardo Bravo Quintero y Edgar Frits de la Orta. Los otros dos diplomas son reconocimientos a sus servicios a la comunidad. Lo entrevistamos en su domicilio y a continuación escribimos lo que nos expuso el Sr. Magallón.

Paco - ¿Cuál es su problema Don Jorge?

Respuesta - Mi problema es que deseo reingresar a la corporación de la Policía Municipal en Tijuana.

P - ¿Por qué razón Ud. no puede ingresar?

R - He hecho el esfuerzo por reingresar y me ha sido imposible, primero: porque me piden un documento que es el Certificado de Secundaria, pero como yo estudié la Secundaria Abierta y el comprobante o certirficado que acredita que terminé este proceso educativo, se encuentra en el archivo que maneja la policía, así que ahí estriba el problema.

P - Bueno, considerando lo que Ud. dice, el documento de Secundaria Abierta usted no lo tiene, pero se encuentra en el archivo y ¿por qué no lo buscan o paga usted a alguien que lo busque?

R - No entiendo por qué razón no lo quieren buscar. Ya he intentado sacar un duplicado de este documento en el INEA (Instituto Nacional Para la Educación Abierta), pero dicen que ahí no me lo pueden expedir nuevamente, porque no me tienen registrado. También he intentado ingresar a otras corporaciones policiacas, con resultados negativos.

P - Además del Certificado que otros documentos le están requiriendo.

R - Pues me han pedido cuatro documentos que son: 1) Solicitud de empleo con fotografía; 2) Acta de Nacimiento; 3) Cartilla liberada; 4) Certificado de Secundaria.

Todos estos documentos ya los tengo, el único problema es el cuarto documento, que ya le dije donde está. Si yo en el primer ingreso a la corporación no hubiera tenido ese documento, por supuesto que no hubiera sido aceptado.

P - Teniendo de nueva cuenta ese documento, usted ya no tiene ningún problema para ingresar a la corporación, ¿verdad?

R - En la corporación se me ha dicho que sí, pero, incluso les he comentado que estoy dispuesto a estudiar de nuevo la Secundaria Abierta y no ha habido respuesta, aseverando o negando mi propuesta.

P - Sr. Magallón, ¿cuál cree que sea la razón por la que se le niega el reingreso? Usted ya estuvo ahí, ya fue miembro.

R - Pues, como están las cosas, tengo la libertad de exponer mis razones, pero estoy comenzando a creer que tengo enemigos gratuitos, o, a no ser que lo que requieren es una aportación económica.

P - ¿Usted aceptaría?

R - Bueno, mi familia requiere de muchas cosas y creo que sí aceptaría, aunque no me parece justo. Me retiré sin ningún problema voluntariamente, creo que fuí un buen oficial, no hubieron quejas por nadie en contra de mi persona o del desempeño en mis funciones, no los demandé; el uniforme y todos los accesorios yo los compré y al retirarme yo entregué el equipo al Capitán Armando Froylán.

P - Don Jorge, ¿Ante qué autoridades ha acudido para gestionar lo concerniente a todo este enredo?

R - Yo ya intenté hablar con el Comandante Besné Irigoyen y no lo logré porque estaba ausente, tuve que hablar con las secretarias y lo que me dijeron era que no había plazas disponibles y que además no había reingresos; que acudiera a la Sección Comercial, pero obtuve los mismos resultados.

P - ¿Tuvo usted problemas en la corporación cuando estuvo afiliado?

R - No, me retiré por motivos personales. Sufrí un accidente prestando servicio en el que fuí herido de dos balazos en 1988. No recibí indeminización alguna; únicamente recibí una ayuda pra cubrir los gastos del panteón para sepultar a mi hijito recién nacido que murió a consecuencia de la impresión que sufrió mi esposa al enterarse que yo había sido baleado. Hoy día me dedico a la venta de fruta para mantener a mi familia.

P - ¿Cuántos hijos tiene usted?

R - Tengo cuatro hijos, tres niñas y un hombrecito, de estos cuatro, tres asisten a la escuela. Mis hijos son Vanesa (11 años), Jorge Salvador (9), Elizabeth (7) y Candelaria (5). Además mi esposa está enferma de diabetes y de cáncer. También una de las niñas está casi ciega, padece de vista corta y cada juego de lentes me cuesta más de dos mil pesos. Además están los gastos escolares que son bastantes.

Este es un pequeño drama que vive una familia tijuanense; este hombre necesita que se le apoye; él quiere volver a pertenecer a la Corporación policiaca; yo creo que hay que hacer una exhaustiva investigación y auxiliarlo.

Regrese a la Portada