October 20, 2000


Plan Suplemental de Admisiones

Por Richard C. Atkinson

En la Universidad de California estamos considerando implementar un plan suplementario a nuestro programa regular de admisiones que beneficiaría a jóvenes californianos para quienes el educarse en la Universidad de California ha sido sólo un sueño remoto.

He aquí como funcionaría este plan. Si usted ha obtenido calificaciones de preparatoria que lo colocan entre el 4% y el 12.5% de los mejores alumnos de su clase, la UC y uno de los colegios comunitarios le otorgarán ingreso simultáneamente y le garantizarán un sitio en uno de los planteles de la UC luego de haber completado con éxito dos años de estudios en un colegio comunitario. Los consejeros estudiantiles de la UC y de los colegios comunitarios le ayudarán a desarrollar un programa de estudios, diseñado especialmente para usted, que le preparará para ingresar a la UC. Nosotros le ayudaremos a obtener ayuda financiera para eliminar cualquier preocupación que pueda tener sobre si podrá costear los cuatro años de estudios universitarios; gracias a la expansión del programa de subvenciones Cal Grant, recién aprobado por el gobernador y la legislatura de California, estamos seguros de que contará con apoyo cuando usted lo necesite. Y cuando llegue el día de graduarse de la preparatoria, es posible que usted ya sepa qué plantel de la UC le dará la bienvenida, con dos años de anticipación.

El Programa Suplemental de Admisiones no tendrá validez para los alumnos de primer año que ingresan directamente de la preparatoria, ni desplazará a los alumnos que reúnen los requisitos de admisión, de acuerdo a los actuales reglamentos de la UC. Hasta ahora, los estudiantes pueden ser elegibles para ingresar a la Universidad de dos maneras: ya sea por figurar entre el 12.5% de los mejores alumnos de preparatorias de todo el estado de California, o por estar entre el 4% de los mejores alumnos de su preparatoria. Nosotros estamos proponiendo el Plan Suplemental de Admisiones como una senda adicional hacia la UC porque estamos convencidos de que es necesario sustentar la promesa del Plan Maestro para la Educación Superior de 1960, que comprometió a este estado a ofrecer la oportunidad de educarse en la UC a todos los californianos, sin importar su origen, que tengan la capacidad y ambición para triunfar.

El Plan Suplemental de Admisiones haría que la UC se convierta en una opción para cerca de 12,700 jóvenes talentosos que actualmente no reunen los requisitos de admisión de la UC al graduarse de la preparatoria. Muchos de estos alumnos viven en comunidades rurales de minorías étnicas de bajos ingresos. Ya sea que vengan del área central de Los Angeles o del Valle de San Joaquin, ellos tienen una cosa en común: sin ser su culpa, con frecuencia su preparación no incluye las buenas escuelas, los maestros bien preparados, libros de texto actualizados, laboratorios bien equipados, ni los cursos avanzados a los que muchos otros jóvenes californianos están acostumbrados. Pero a pesar de los obstáculos que enfrentan ellos y sus comunidades, estos alumnos han demostrado que pueden superarse. Bajo el Plan Suplemental de Admisiones, ellos tendrán la oportunidad de demostrar que pueden seguir superándose, obteniendo cupo en la UC a través de su desempeño académico en dos años en un colegio comunitario. En la UC ellos se guiarán por las mismas normas de preparación y rendimiento que exigen lo mismo de cualquier estudiante que se haya transferido a la Universidad.

En concordancia con la Proposición 209, el plan no admitirá a estudiantes en base a su raza o etnia. Pero tendrá un importante impacto en la representación minoritaria en la UC. Un gran número de estudiantes que serían elegibles bajo este plan son latinos, afroamericanos e indoamericanos. Los Regentes de la Universidad de California han puesto muy en claro su compromiso en promover la diversidad; y el Plan Suplemental de Admisiones podría ser un gran paso para alcanzar esta meta.

Y lo que es más importante, esperamos que el plan, junto con el aumento de ayuda financiera que ofrece ahora el programa Cal Grant, traiga muchos más estudiantes de colegios comunitarios a la UC. Sabemos de lo bien preparados que están estos estudiantes; nuestros análisis muestran que, al final de los cuatro años de estudios, el rendimiento académico de los estudiantes que llegaron de colegios comunitarios iguala a la de los estudiantes regulares. El estado de California, que solía ser el líder nacional en la proporción de estudiantes que pasan de colegios comunitarios a instituciones de cuatro años, se encuentra ahora por debajo del promedio nacional. Este es un déficit educacional que urgentemente debemos atender en la economía actual, que dependen tanto del saber y de los conocimientos. Los dirigentes de la UC y de los colegios comunitarios se han comprometido a elevar el número de transferencias en un 50% en los próximos cinco años, especialmente en áreas que reciben poca atención, como el Valle Central. El Plan Suplemental de Admisiones es un paso práctico hacia esta meta.

Este año se cumple el 40avo aniversario del Plan Maestro, una ocasión en que debemos preguntarnos si estamos haciendo lo suficiente para cumplir la promesa de brindar oportunidades de obtener una educación a todo californiano que pueda beneficiarse de ella. Para muchísimos jóvenes en éste, el estado más rico del país, el nacer pobre, ser miembro de un grupo minoritario o provenir de una comunidad rural significa no tener acceso a la riqueza más importante que California puede ofrecer: ¡la educación universitaria! Nuestro mensaje a estos estudiantes y a sus familias es claro: este sueño está a su alcance.

(Richard C. Atkinson es presidente de la Universidad de California).

Regrese a la Portada