October 20, 2000


Comentario

México necesita un exorcismo

Por Lourdes Davis

Newsweek para la web reporta que el periódico italiano "Il Messaggero", publicó un artículo en donde se narra que el Papa interrumpió la bendición de una misa, porque se vio en la necesidad de hacerle un exorcismo a una muchacha italiana de 19 años que se encontraba poseída por demonios. Pero estos no eran unos demonios comunes y corrientes. Estos demonios sabían hablar lenguas extranjeras.

Después de leer el artículo completo (bueno, tengo que ser sincera, sólo leí partes del artículo) llegué a la conclusión de que se trataba de unos demonios muy inteligentes, pues el dominar una lengua extranjera es una tarea ardua que requiere intenso estudio y practica.

Sin embargo, estos demonios nunca le enseñaron a la pobre muchacha italiana cómo levitarse (bueno, quizás yo estaba equivocada y no se trataba de demonios tan inteligentes como pensé al principio). Los demonios tampoco le enseñaron cómo vomitar cosas extrañas. Cosas como las que se ven en la película "El Exorcista", que por cierto ya está en exhibición otra vez en algunas partes de los Estados Unidos.

Yo recomiendo que no vayan al cine y se gasten su dinero para ver algo que no vale la pena. Si usted quiere realmente sentir miedo, escalofríos, sustos y quiere experimentar la sensación que produce la adrenalina corriendo por las venas, no tiene que ver la película "El Exorcista", lo único que tiene que hacer es viajar seguido en los microbuses de la capital de México y tarde o temprano será asaltado. Esto le pasa a muchos capitalinos todos los días y los mantiene asustados y con suficiente adrenalina circulando por todo el cuerpo.

Para confirmar si era cierto que la Iglesia Católica todavía hace exorcismos, el autor del artículo decide entrevistar al Reverendo James LeBar de Hyde Park en Nueva York. El catoliquísimo LeBar explica que la iglesia ha realizado exorcismos desde el siglo XIV. Muchos de estos exorcismos han sido exitosos y otros un fracaso debido a que algunos demonios son muy tercos. En México casi regresamos al siglo XIV hace unas semanas, cuando los Panistas querían pasar la nueva ley del aborto en Guanajuato, que proponía el encarcelamiento de una mujer violada que buscara un aborto.

El reportaje de Newsweek también explica que al Papa le falló el exorcismo y la pobre muchacha sigue poseída por los tercos demonios que no le quieren obedecer al Papa, a pesar de que éste los corre y los corre. Creo que hay falta de comunicación entre el santísimo y los demonios debido a que todos están hablando idiomas diferentes.

También, el reverendo James LeBar dice que la última vez que se le hizo una revisión a fondo al "Libro de Exorcismos" fue en el año de 1614. Después en 1962, se hizo otra revisión a menor escala en la que se permite que se use el idioma inglés. Me supongo que en 1962 se descubrió que algunos demonios entendían el idioma inglés.

Yo creo que muy pronto se descubrirá que hablan el idioma ruso esos tercos demonios. Como prueba les recordaré la muerte de más de cien personas en el submarino ruso. También, tengo la sospecha de que algunos de estos testarudos demonios hablan árabe y provocaron el poderoso estallido en el USS Cole.

Cuando terminé de meditar sobre el artículo leído, entonces llegué a una segunda conclusión: México necesita un exorcismo. Al Papa le gusta mucho visitar nuestro país y no entiendo el por qué a nadie se le ha ocurrido pedirle que le realice a nuestra patria un buen exorcismo.

Si los exorcismos son tan eficaces como dice el padre James LeBar, entonces eso sería la solución para terminar con la inseguridad, el crimen y la impunidad que prevalecen en México. Y todavía me pregunto por qué los Panistas no se han comunicado con el Papa solicitándole un exorcismo.

Lo anterior podría ser de mucha ayuda y satisfacción para el nuevo presidente el Sr. Fox, pues le ahorraría mucho dinero que se podría utilizar para terminar con la pobreza y el desempleo que esos tercos demonios han traído a todo México. Y lo mejor que resultaría de hacerle un exorcismo a México sería que todos los políticos se harían más honestos e inteligentes y México dejaría de ser la tierra de la pobreza, la corrupción y el analfabetismo.

Davis escribío siguiente para "mexico.com".

¿Comentarios? Regrese a la Portada