October 18, 2002

Reseña Crítica

Real Women Have Curves

Por Claudia Hernandez

La noche del pasado jueves diez del mes y año en curso, los pasillos del Spreckles Theater se vistieron de gala, ya que se llevó a cabo en dicho lugar una recepción previa a la proyección de la primera producción auspiciada por HBO, MANA y Cox Communications que será puesta en la pantalla grande.


America Ferrera posando con ovencitas asistentes a la premiere de real Women Have Curves auspiciado por MANA en San Diego. Fotografia por Camilo Ontiveros.

El cocktail, fue una agradable recepción que tuvo efecto una hora antes de entrar a lo que sería el programa, los agradecimientos y finalmente la proyección de Real Women Have Curves en dicha bienvenida tanto a los medios de comunicación, como a los invitados especiales y algunos estudiantes del Distrito Escolar de San Diego se nos atendió con excelente servicio y cortesía por parte tanto de los meseros como de las personas responsables del banquete.

Por fin y después de que la concurrencia tomó algunos traguitos de agua, licores y fermentos, se nos avisó que debíamos pasar a lo que sería el inicio del programa, el cual no era sino una pequeña parodia musical enriquecida con imágenes de nuestras raíces indígenas, a fin de enriquecer el argumento bajo el cual se sostiene el guión del filme a proyectar.

La película y sus primeras escenas se ven armonizadas con la música del grupo colombiano, Aterciopelados, cuya canción no solo musicaliza sino que contribuye a darle una mayor congruencia y claridad a lo que será el primer motor de la película asi como su finalidad u objetivo. Real Women Have Curves es la pintoresca historia de una familia mexicana con una educación un tanto limitada, la cual no solo se refleja en su forma de hablar sino hasta en su vestido y en el diseño de interiores con el que se rige su hogar. Dichos aspectos considero no son requisitos para nombrarse a una familia mexicana, ya que en nuestro pais no solo existe la diversidad en lo que corresponde a ecosistemas sino que, la pluralidad y la diferencia existe desde que somos un país multicultural, por tanto, no creo que sea lo más acertado generalizar y proponer que la película refleja el status de una familia “típica” mexicana, porque como lo he dicho eso no es más que un ejemplo de lo que como nación somos los mexicanos aún si residimos o no dentro de territorio mexicano o si respiramos aire extranjero. Considero que resulta hasta inocente el pretender siquiera generalizar a una nación de 98 millones de habitantes con un solo estereotipo o arquetipo familiar y filosofía de vida. Esto definitivamente sería una mentira y un claro reflejo de que no hemos visto más allá de las aguas que bañan el barco de un devenir determinado circunstancialmente.

Ana, (America Ferrera), encarna el rol principal en este filme, ella es quien padece la ignorancia de sus padres cuya educación está basada sobre todo en tradiciones y costumbres regionales con carente instrucción académica. Ana sufre el conflicto existencial que le produce el tratar de mantener su pensamiento en constante evolución y por otro lado la lucha por no herir a sus seres queridos ya que la educación y el conocimiento como opuesto a la falta de, obviamente causa conflicto. Ana está a punto de egresar de su educación media superior y sueña con ingresar a la educación superior sin embargo, se tendrá que enfrentar a las mentes obtusas empapadas de prejuicio y limitación que baña la razón de sus padres, los cuales consideran que lo que realmente tiene importancia es la consolidación de la mujer ni siquiera como tal sino como; una hembra, cuya finalidad consiste en reproducirse y servir a su marido y posteriormente a sus hijos. Dicha postura la ejerce de manera genial y en ocasiones chusca Carmen, (Lupe Ontiveros), quien encarna el papel de la mama de Ana, ya que como mujer siente que el ver casada a su hija es el mayor compromiso que tiene en la vida y que cuando éste hecho se consuma podrá sentir que su existencia ha sido de provecho. Debido a la carencia de apoyo Ana se ve obligada a ingresar a las filas de trabajo de la industria textil cuya administración comanda Estela (Ingrid Oliu), y quien personifica a la hermana de Ana; de ésta manera Ana puede apreciar el arduo trabajo que durante años ha realizado su madre y su hermana a fin de ayudar en el sustento económico de su familia. Sin embargo, y apreciando su esfuerzo, Ana decide llenar su solicitud de ingreso a la Universidad a fin de superarse y ayudar a su familia, ya que se percata de que lo mejor que puede hacer es darle sentido al tiempo y no solo ver cómo se pasa en un suspiro dejándonos solo más cansancio, frustación y estática...

Si bien, es una película que sería recomendable, me parece que debió cuidarse el hecho de que su proyección será en salas extranjeras y será vista por ojos que desconocen aún más que nosotros mismos nuestra cultura y los valores que rigen a nuestra nación, entendiendo por nación el conjunto de características multiculturales que a lo largo de nuestro territorio mexicano rigen y determinan una psique diversa la cual constituye a todo un inmenso país, y que por tanto resulta aventurado y preocupante que sigamos proyectando la decadencia de unos cuantos como estereotipo nacional. Creo que si el objetivo de la película es decirle al mundo y a los estadounidenses, sobre todo, que somos gente con aspiraciones y ganas de superarnos a través de un nivel académico considero que por lo mismo esta trillada muestra de la supuesta familia mexicana no es el mejor sendero. Afortunadamente y como lo he sostenido somos un país diverso, multicultural y más allá de las masas somo individuos únicos aquí y en China, eso, pienso, es de acuerdo a sí mismo y a la voluntad individual de superar no sólo al destino sino en ocasiones a sí mismo, tal y como no los ha hecho saber Ana.

Real Woman Have Curves, será proyectada al público el próximo 18 de octubre en las salas de cine de tu localidad. La dirección de dicho filme corre bajo la batuta de Patricia Cardoso, quien ganó un Student Academy Award, por el cortometraje “The Water Carrier”; la producción corrió a cargo de George LaVoo y Effie T. Brown y el director de fotografía es Jim Denaul.

Real Woman Have Curves, se presentó recientemente en el Festival de Cine de Sundance donde ganó el Premio de la Audiencia y dos Menciones Especiales del Jurado por las actuaciones de América Ferrera y Lupe Ontiveros.

Que la disfruten y ojalá reflexionemos más allá del ímpetu y el romanticismo que si realmente queremos ayudar a superar la decadencia en la que existencialmente hemos vivido, no solo los mexicanos sino los latinos en este país, lo primero que debemos de hacer es dejar de compadecernos y realmente creer, pensar y sentirnos capaces para enfrentar el lastre psicológico que hemos ejercido y reprogramado en las mentes de los niños que ya han nacido en esta tierra, no permitamos que las buenas intenciones sean solo eso, una muestra iconográfica de que podemos, sino que hagamos todo para que esto sea real pero siempre a través de la autoconfianza y tirando al caño esa compasiva actitud con la que se nos ha enseñado a vernos y a percibirlo todo. ¡Ya basta!...

Return to the Frontpage