October 14, 2005

Editorial:

RECOMENDACIONES DE VOTACION

Prop. 77: Distritos políticos electorales

El estado de California está dividido en distritos políticos electorales. Cada legislador estatal y federal representa a un “distrito” de californianos. Los límites de esos distritos políticos electorales se cambian después de cada censo federal, el último de los cuales fue en 2000 y el próximo será en 2010. La Constitución del estado le da a la legislatura estatal la autoridad de marcar los límites de los distritos para cada uno de los legisladores del estado y para la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

Analizando la Proposición 77 vemos un tema más grande que el de solamente entender a los distritos que hoy en día se ven cada vez más como una pintura de Picasso. Cuando le quitas las capas por encima de la propuesta es más controlado que un plan de redistricción que si tenga sentido.

Cada diez años, California puede ajustar los límites a los distritos que se usaban para elegir oficiales públicos, para la Legislatura Estatal (Asamblea y Senado), el Comité de Igualdad y el Congreso de EU.

Esta medida puede costar el trabajo de dividir en distritos, fuera de las manos de la Legislatura y confiarsela a un tribunal de tres jueces retirados. La intención es crear geográfica-mente más distritos competitivos y lógicos. La nueva division de distritos tiene que ir frente a los votantes para su aprobación, y si no está aprobada, entonces se tiene que repetir todo el proceso hasta que posiblemente sea aprobada por los votantes.

Pero permítanos llegar a la raíz del problema; esta Proposición tiene poco que ver con la división de distritos! Tiene más que ver con el crecimiento politico y el poder de la comunidad Hispana. Encontramos extraño que ahora, finalmente, la representación Hispana haya crecido de tal manera que si tendrán algo significativo que decir de como serán los distritos creados, que el poder de la estructura quiere quitar esta oportunidad al cuerpo legislativo. El poder de la división de distritos ha sido una ponencia legislativa propuesta por decadas con el consentimiento de ambos partidos, y ahora, apoyada por nuestro Gobernador Republicano, ellos quieren quitar el poder de las legislaciones al tiempo que el Comité Hispano en Sacramento adquiera más poder en el proceso.

El efecto de la Prop 77, es con la intención de diluir el poder de los votantes Hispanos, que antes que nada son Democratas, asegurando que el control del Estado permanecerá en manos de los muchachos buenos, asimismo limitando las oportunidades a los Hispanos, Democratas, y los trabajadores ciudadanos de clase media en el Estado.

Como ejemplo esto es una reminiscencia de una elección en el Distrito de San Diego. Por años, los Hispanos reclamaron elecciones solamente del Distrito. Pero, mientras la mayoría de los partidos y agentes con poder tengan el control sobre la ciudad, acabarán con cualquier intento de aprobar esta legislación. Una vez que estos agentes con poder vieron que estaban perdiendo las riendas del poder y que iba a llegar el día en que tenían que tomar en consideración a la comunidad Hispana, cambiaron su plan y empujaron por elecciones solamente del distrito. Hoy tenemos un solo distrito donde tenemos nuestro representante Hispano en el Cabildo de San Diego, y entretanto los agentes con poder discuten con los otros seis asientos del consejo y el control de la ciudad. La Proposición 77 tendrá el mismo efecto.

Como dijo una vez un viejo político Chicano: aquel que hace las reglas controla el juego. Buenos, pues hemos jugado este juego politico toda nuestra vida y ahora estamos a la orilla de la línea de 50 yardas, y están tratando de cambiar las reglas nuevamente para empujarnos hacia atrás una vez más.

La Prensa San Diego Recomienda:

Vote NO en Prop 77

Letters to the Editor Return to the Frontpage