October 13, 2000


Jóvenes de San Diego Se Unen Para Combatir el Consumo de Alcohol Por Menores

Por José Alvarez

Armados con pancartas y las firmas de más de 200 jóvenes de todo el estado, unos 20 estudiantes de San Diego se dieron cita en la entrada del Edificio Administrativo del Condado para presentar una serie de recomendaciones que ayudarían a disminuir el uso de alcohol por menores y a salvar vidas.



Estudaintes de California firman la lista de recomendaciones para combatir el consumo de alcohol por menores.

Las recomendaciones son el resultado de la Conferencia Juvenil Sobre el Consumo de Alcohol por Menores realizada en Riverside la semana pasada. A la misma asistieron más de 200 estudiantes de California, principalmente del sur del estado—unos 40 de San Diego. La lista de recomendaciones no es muy diferente a las sugerencias adoptadas en Washington, D.C., por 435 jóvenes de todo el país que se dieron cita en esa ciudad —del 29 de septiembre al 4 de octubre— para discutir el mismo tema.

Las recomendaciones son las siguientes:

"Estamos aquí para presentar nuestras recomendaciones para ayudar a combatir el problema del consumo de alcohol por menores. ¿Por qué? Porque el alcohol es la droga de preferencia de los jóvenes y nos está matando", dijo Michael Zepeda, estudiante de la secundaria Rancho Bernardo y voluntario de la Safety Wellness and Advocacy Coaliton, una organización sinfines de lucro dedicada a la prevención del abuso de substancias.

"Es necesario que las autoridades apliquen de manera más estricta las leyes que prohiben el consumo de alcohol por jóvenes", agregó el estudiante al presentar las recomendaciones a los funcionarios públicos locales. Entre ellos, la asambleísta Susan Davis, un representante del congresista Brian Billbray, el alguacil del Condado de San Diego, Bill Kolender y David Bejarano, jefe de policía de San Diego.

Los choques automovilísticos relacionados con el alcohol son la causa principal de muerte de jóvenes entre los 15 y 24 años en los Estados Unidos. Se estima que unos seis jóvenes mueren cada día.

A la vez, el alcohol es un factor en más de un 50 por ciento de los suicidios y las violaciones entre menores de edd.

En muchas ocasiones, la presión de sus compañeros los induce a ingerir bebidas alcohólicas dijeron un grupo de estudiantes de la secundaria Montgomery.

"Creen que (el alcohol) representa una salida a sus problemas", dijo Rosemary Saad, estudiante de la Montgomery, quien participó en la conferencia de Riverside junto con varios compañeros. "No se dan cuenta de que el alcohol puede matarlos", agregó la alumna dando como ejemplo un estudiante de su escuela que recientemente falleció por envenenamiento de alcohol.

"La presión de parte de sus compañeros es un factor muy importante", dijo Bejarano quien felicitó a los jóvenes por su participación en la prevención del consumo de alcohol por menores.

Un estudio reciente entre estudiantes de California reveló que un 16 por ciento de los alumnos de séptimo grado, un 29 por ciento de los de noveno y un 44 por ciento de los del onceavo habían ingerido por lo menos una bebida alcohólica un mes antes de realizarse el sondeo.

Estos obtuvieron el alcohol por sí mismos o lo consiguieron de personas adultas, otro grave problema según los estudiantes que participaron en la conferencia.

"Los jóvenes obtienen alcohol de personas mayores que se supone que saben que no deberían proporcionarselo", dijo Matt Ellis, estudiante de la secundaria West Hills en Santee y voluntario de Comunidades en Contra del Abuso de Substancias (Communities Against Substance Abuse), otra organización sin fines de lucro dedicada a combatir el abuso del alcohol y otras drogas en la parte Este del condado. "Los adultos no les están haciendo a los jóvenes ningún favor al proporcionarles bebidas alcohólicas".

Zepeda estuvo de acuerdo.

"Los adultos que proveen alcohol a los jóvenes deben obedecer la ley o de lo contrario deben ser castigados", dijo Zepeda.

Regrese a la Portada