October 12, 2001

Los Jovenes Investigadores Están Armados Para la línea de Fuego en la Guerra Contra el Cáncer

Deben Reclutarse Otros Estudiantes Para Que Se Unan A Sus Tropas y Ayuden a Combatir Un Homicida Nacional

Por Dra. Elena Ríos

WASHINGTON, D.C. - Un informe reciente muestra que las tasas de casos nuevos y muertes debidos al cáncer continúan disminuyendo en los Estados Unidos, pero el fin de la lucha aún está lejano y es necesaria más investigación, la cual afectará las vidas de millones de estadounidenses, sus familias y amigos.

Con ese fin, para la National Hispanic Medical Association (Asociación Médica Hispana Nacional) es alentador ver que investigadores jóvenes como Cynthia Mojica de Los Ángeles, Claudia Vidal de Houston y Fermín Briones, hijo, de San Antonio, están ayudando a allanar el camino para un futuro sin cáncer.

Consideramos que la investigación es tan importante en la lucha contra el cáncer que, este año, la NHMA unió fuerzas con Redes En Acción: Cancer Training, Research and Awareness (Entrenamiento, Inves-tigación y Conciencia sobre el Cáncer). El programa de cinco años, organizado por Baylor College of Medicine (Universidad de Medicina Baylor) en Houston, ayudará a promover las oportunidades de entrenamiento entre los estudiantes e investigadores hispanos, y desarrollar proyectos modelo de investigación sobre asuntos relacionados al cáncer que afectan a los hispanos.

El programa, el cual también se propone crear una coalición de centros de investigación y organizaciones basadas en la comunidad para el cáncer, es parte de un nuevo esfuerzo por el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer) para tratar asuntos relacionados al cáncer entre ciertos grupos.

Briones, quien ha estado interesada en las ciencias desde la niñez y cuyos padres lo exhortaron a leer en vez de ver televisión, está totalmente de acuerdo.

"Este campo es tan amplio, que necesitamos que más personas realicen investigaciones sobre el cáncer", dijo Briones, quien está matriculado en el programa de MD/PhD (doctorado en medicina) del University of Texas Health Science Center (Centro de las Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas) en Houston. Durante los últimos dos años, se ha dedicado a la investigación centrada en el cáncer a la próstata y estudiado la apoptosis (la muerte celular programada).

"Existen tantos tipos de cáncer y maneras de combatirlos", dijo Briones, de 28 años de edad. "No creo que actualmente tengamos suficientes estudiantes".

Con la ayuda de estudiantes como Briones, la investigación está ganando la batalla contra el cáncer.

En un nuevo informe, los National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud) reportó que entre 1992 y 1998, la tasa de incidencia de todos los tipos combinados de cáncer disminuyó en 1.1 por ciento, en promedio.

Aún así, el cáncer continúa siendo fatal. Tan sólo cuatro tipos de cáncer - al pulmón, a la próstata, al seno y colorectal - representan unos 56 por ciento de todos los casos nuevos. También constituyen la principal causa de muertes debidas al cáncer en todos los grupos raciales y étnicos, entre ellos los hispanos.

Mojica, quien es hispana, está investigando el cáncer en la School of Public Health de UCLA (Facultad de Salud Pública de la Universidad de California en Los Ángeles) y obteniendo un doctorado. Está tratando con mujeres de bajos recursos quienes presentan anormalidades en el seno y con los familiares de los pacientes con cáncer al colon - dos áreas críticas de investigación.

El año pasado, por ejemplo, hubo casi 93,800 casos recien-temente diagnosticados y 47,700 muertes resultantes del cáncer al colon, los cuales hacen el cáncer al colon uno de los más comunes y fatales. La investigación sobre procedimientos nuevos _ como por ejemplo una prueba de sangre para la detección del cáncer al colon _ podría hacer las pruebas de detección menos invasivas, lo cual alentaría a la gente a que se las hicieran e incrementaría las proba-bilidades de la detección prematura _ y del tratamiento efectivo.

En la UCLA, Mojica, de 31 años, está realizando intervenciones para determinar si se puede elevar la tasa de las pruebas de detección del cáncer. "A menudo, la gente no considera el hecho que podrían tener riesgos más elevados", dijo Mojica. "Creen que si no piensan sobre ello, no lo tendrán".

Por ejemplo, dijo que a las personas se les hace difícil cambiar su dieta y notar los beneficios de la atención médica preventiva porque no tienen ningún síntoma de cáncer. "La gente no se da cuenta que, felizmente, no tienen síntomas porque si los tuvieran, el cáncer probablemente ya sería avanzado".

Es difícil cambiar el comportamiento de la gente, determinó. "Probablemente sea más fácil hacer que tomen medicamentos".

Muchas millas a la distancia, en Houston, Claudia Vidal está encargándose de los cánceres ginecológicos. Vidal, de 27 años, está matriculada en el programa de MD/Ph.D. de University of Texas Health Science Center.

Vidal, quien tiene un bachillerato en microbiología, se interesó en la oncología ginecológica porque consideraba que podía ayudar a las mujeres con malignidades ginecológicas y despertar mayor conciencia pública sobre la atención de la salud de las mujeres.

Las investigaciones de Vidal no solo satisfacen una necesidad, sino que su presencia es un emblema de lo que la medicina debería esforzarse por lograr en esta nación multicultural: la diversidad.

"Soy una mujer hispana. A veces los pacientes se sienten más cómodos consultando y hablando con personas de su mismo origen étnico", dijo Vidal.

Sus investigaciones del cáncer a los ovarios tiene como meta descubrir marcadores moleculares de la enfermedad, con la esperanza de abrir las puertas para la detección prematura y el tratamiento. Aunque a veces la investigación es un proceso tedioso y lento, dijo, "Yo tengo una mente abierta y disfruto el proceso de descubrimiento que es necesario en las ciencias. Espero con interés el desafío de resolver las preguntas sin contestar en este campo".

Estos tres jóvenes investigadores están ayudando a escribir una nueva página de la historia de las ciencias. Cada gran adelanto se inicia con la investigación, y lo mismo sucede con el cáncer.

Sin la investigación, no contaríamos con la vacuna contra el polio. Sin la investigación, no entenderíamos las enfermedades infantiles. Sin la investigación, no existiría la medicina, tal como la conocemos. No podemos subestimar el poder de cambio a manos de los científicos juiciosos e interesados.

Pero éstos no pueden suscitar cambios sin nuestra ayuda. Debemos continuar invirtiendo en los investigadores del cáncer - en personas como Fermín Briones, Cynthia Mojica y Claudia Vidal, quienes nos inspirarán a continuar la labor iniciada por otros.

También debemos tener en mente quiénes se unirán a sus tropas y reemplazarán a los investigadores en la crítica batalla por la salud de nuestra nación.

La Dra. Elena Ríos es presidenta de la National Hispanic Medical Association, la cual representa a médicos hispanos de todo el país. La misión de NHMA es mejorar la atención médica a los hispanos y los grupos desatendidos. Los lectores pueden enviar correspondencia a la Dra. Ríos a NHMA, 1411 K St. NW, Suite 200, Washington, DC 20005.

Regresar a la Portada