October 12, 2001

"The Last Castle" - Película de Mucha Acción

The Castle—donde el General de tres estrellas Irwin (Robert Redford) jamás imaginó terminar su brillante carrera militar. Luego de ser juzgado por la corte marcial, Irwin ha sido degradado de rango y posición y sentenciado a la prisión militar de máxima seguridad que es gobernada con mano de acero por su director, el Coronel Winter (James Gandolfini). Winter no puede ocultar el respeto que siente por el legendario general, pero en poco tiempo ese respeto se convierte en resentimiento y hostilidad cuando Irwin constantemente confronta a Winter en sus métodos de administrar la prisión. En su determinación de dominar a Irwin, el Coronel desata una ola de ira en la cárcel, en la cual los prisioneros se alinean detrás del general con un solo propósito: Tomar control de la prisión y remover a Winter de su puesto. Los hombres de la prisión saben que ya no pertenecen al ejercito... pero están listos a probar que todavía pueden ganar una guerra.

"The Last Castle" es protanizada por la gran leyenda del cine Robert Redford, quien también ha ganado el Oscar por dirección, James Gandolfini, Mark Ruffalo y Clifton Collins, Jr.

El director Rod Lurie se preguntó: "¿Cuáles son las cualidades de un líder? ¿Cuál es la composición genética, por decirlo así, de un líder?" Esta es la pregunta que en su opinión define el tema central de "The Last Castle".

El guión original fue inspirado en parte por una película clásica basada en la historia real de un militar legendario. El liderazgo del militar es puesto a prueba luego de ser juzgado en la corte marcial y sentenciado a la prisión militar. El escritor David Scarpa comenta, "Quería escribir una película sobre la guerra, pero que tomara lugar en el presente. Estaba viendo `Patton' cuando se me ocurrió esta idea: ¿Qué pasaría si un legendario general fuese convicto de una grave ofensa y sentenciado a prisión? Al darme cuenta que el general estaría bajo las órdenes de un oficial de rango inferior, me pregunté `¿Quién saluda a quien?'. En ese momento pensé que la batalla que resultaría entre esos dos egos podría servir de base para una película. Se me ocurrió que tomaría lugar en el castillo, la historia de dos hombres envueltos en un juego mental de ajedrez, cada uno luchando por ser el rey. No sería una película de prisioneros tratando de escaparse, sino luchando por adquirir control".

Al escuchar la idea de Scarpa, el productor Robert Lawrence recuerda, "Me interesó inmediatamente por varias razones, la primera porque me encantan las historias que tratan de redención y del triunfo del espíritu humano. La historia se concentra en un microcosmo de hombres, que en algún momento de sus vidas fueron lo suficiente idealistas para enlistarse en el ejercito, pero por alguna razón, sus vidas se desviaron y terminaron en esta institución. Sin embargo, todavía son capaces de gran valentía y honor. Cuando el general llega, les despierta esos sentimientos, creando un conflicto con el Coronel Winter, el guardián de la prisión. Mientras el General Irwin piensa que toda persona merece una segunda oportunidad y es capaz de redención, Winter cree firmemente que son incorregibles y que han deshonrado el uniforme que él lleva con tanto orgullo. En esto se basa la batalla fría entre los dos".

El director seleccionado para dirigir "The Last Castle", trajo a la mesa una cualidad única. Aunque es posible que no sea el único director de Hollywood que haya servido en el ejercito, Rod Lurie es el único que se graduó de la Academia Militar de Los Estados Unidos, mejor conocida como West Point. Su educación en West Point y su servicio en el ejercito, le proveyeron un entendimiento especial de los elementos envueltos en esta historia.

"Haber tenido a Rod como director de esta película, fue una verdadera bendición", dice Lawrence. "Con su experiencia militar, realmente puede apreciar la mentalidad de estos personajes y los valores específicos que está en el corazón del conflicto, y les ofrece un nivel de credibilidad tremendo a los actores en sus personajes de soldados. Como cineasta, posee una gran capacidad para trabajar con los actores y tiene un fuerte estilo visual. Al combinar todo eso, tienes el director perfecto para este material".

Lurie comenta que luego de haber escrito y dirigido la aclamada película de intriga política "The Contender", el primer guión que llamó su atención fue "The Last Castle". Explica: "Inmediatamente me interesó porque tiene que ver con un tema que aprecio mucho, que es la definición del verdadero líder. La película presenta un concepto que en mi opinión es muy simple; El liderazgo es algo innato. Los verdaderos líderes no tienen alternativas en el asunto, es su destino, es algo que viene de muy adentro. No tiene que ver con rango, no lo puedes imitar o escapar. Los líderes nacen, no se hacen. En West Point aprendí que el liderazgo no se puede enseñar. Contrario a lo que la gente piensa, en la Academia no hacen líderes, los encuentran".

Lurie encontró el líder de esta historia en la gran leyenda cineasta Robert Redford, en el papel del General Irwin. "Pienso que Bob Redford es un líder natural y posee una presencia magnética y un carisma increíble.

"Me atrajo mucho el papel de Irwin", continua Redford. "Es un personaje muy interesante, un militar que es condenado por violar el código de honor que siempre defendió. Al aceptar su culpabilidad, se somete al castigo de la prisión, donde conoce al Coronel Winter. El tema consistente de la película es la competencia entre estos dos personajes, un líder de nacimiento, el otro queriéndolo ser, que por si mismo no significa que lo vas a lograr. Me pareció material excelente".

James Gandolfini, el actor ganador del Emmy por su participación en la serie de HBO The Sopranos James Gandolfini, brilla en el papel del adversario de Irwin, el Coronel Winter. Aunque al principio estaba asombrado ante la presencia del general, no pasa mucho tiempo antes de que empiece a sentir que su poder está siendo amenazado por el general que es ahora prisionero.

Observa Lawrence, "Lo que es fascinante sobre la relación de estos dos personajes, es el hecho de que el Coronel ha admirado a Irwin toda su vida. El Coronel, que nunca ha estado en un campo de guerra, debe pelear su primera guerra contra uno de los mejores militares".

Regresar a la Portada