November 30, 2001

Las preguntas y preocupaciones de sus hijos acerca de los eventos del 11 de septiembre y el antrax, son importantes

Por Dra. Sylvia Fernández-Fein

Cuando hable con sus hijos sobre la amenaza del antrax y los eventos del 11 de septiembre, es muy importante que considere dos aspectos. Primero, asegúrese de darle a sus hijos la oportunidad de preguntarle sobre lo que está sucediendo; déjeles saber que sus preguntas y preocupaciones son relevantes. No es necesario que le de a sus hijos información que no soliciten, más aún, responda específicamente a sus preguntas. Y segundo, recuerde que sus hijos se sentirán seguros si usted muestra calma. Puede expresar su tristeza sobre los acontecimientos, pero hágalo de manera serena y transmitiéndoles un sentido de seguridad.



Dra. Sylvia Fernández-Fein

A continuación les presentamos una lista de las preocupaciones más comunes entre los padres de familia:

Un amigo de mi hija le dijo que el correo estaba enve-nenado y no debe ser abierto ¿qué debo decirle?

En principio, dígale que no hay razón para que piense que el correo que reciben en su casa tiene veneno. Explíquele que a algunas personas famosas les enviaron unas cartas infectadas con una sustancia que puede enfermar a la gente, pero es un caso muy raro. Asegúrele que es casi imposible que ella o alguna de las personas que conoce vayan a recibir este tipo de correo. También puede decirle que usted sabe cómo reconocer el correo que pudiera ser peligroso, por lo que no abrirá nada que parezca inseguro.

Según la edad que tenga su hija, incluya más o menos detalles. Los niños mayores desearán saber como identificar si el correo es o no seguro (sin remitente, cinta en las orillas, demasiadas estampas postales, etc.). Para que su hijo se sienta mejor, puede decirle también que existen medicinas que ayudan a la mayoría de la gente a aliviarse cuando se enferman por esa sustancia.

No quiero que mis hijos toquen el correo. ¿Cómo puedo decirles que no se acerquen al buzón o toquen las cartas, sin asustarlos?

Puede explicarles que, aunque pocas, algunas personas se enfermaron por una sustancia que había en su correo, por eso usted no quiere que ellos lo toquen. Asegúreles que usted sabe que su correo es inofensivo, pero para mayor seguridad no deben tocarlo. Si le preguntan cómo pueden saber que no se enfermarán si tocan una carta, dígales que usted puede reconocer el correo que pudiera ser peligroso, por lo que sólo abrirá lo que sea seguro.

Mi hijo quiere saber quién puso antrax en el correo ¿Qué debo decirle?

Explíquele que aún no se sabe quien lo hizo, pero el gobierno y la policía están trabajando arduamente para encontrar al responsable. Los niños pequeños no relacionarán esta situación con los eventos de septiembre 11, así que no mencione alguna conexión entre ambos, a menos que ellos se lo pregunten. Para la mayoría de los niños, la situación con el antrax no provocará la ansiedad que causaron los eventos de septiembre 11, ya que las imágenes visuales no son tan explícitas y todo transcurre lentamente.

Mi hijo adolescente sintió ansiedad después de los eventos de septiembre 11 y ahora con el miedo al antrax, ha comenzado a decir que ya nunca estaremos seguros de nuevo ¿Cómo debo respon-derle?

Los adolescentes tienden a buscar en sus padres signos de seguridad o inseguridad, a pesar de querer ser independientes. Por ello es importante explicar y discutir con ellos los esfuerzos que se están rea-lizando para mantener la seguridad y el poder del país, así como mencionar que las personas y los países pueden y deben aprender de sus errores para poder mejorar, fortalecerse y tener mayor seguridad. Dígales que nuestros líderes son gente con experiencia y conocimientos que están esforzándose para hacer de este país un lugar mucho más seguro que antes. También puede recordarles que es una gran nación con más de 300 millones de personas, mientras que los terroristas son un grupo pequeño cuyas acciones tienen un impacto limitado.

¿Cuánta información debo darles a mis hijos? ¿Cuánta información puede ser demasiada?

Usted deberá responder a las preguntas de sus hijos con información básica basada en hechos. No necesita expandirse en aspectos de la situación que no han preguntado. Por ejemplo, si sus niños le preguntan acerca de la forma en que se derrumbaron las torres del World Trade Center, y por qué se cayeron, usted puede explicarles que hubo un accidente de aviones que causó que los edificios se cayeran. Esto podría ser suficiente; usted no necesita elaborar en la causa del accidente a menos que sus niños lo pregunten. Adopte el enfoque de sus hijos al responder a sus preguntas.

¿Debo tomar la iniciativa si mi hijo no ha tocado el tema?

Todo depende de la edad de sus hijos. Es posible proteger a los niños menores de cinco o seis años de esta tragedia. Si usted piensa que sus niños no están conscientes de la situación, usted no necesita mencionársela. Usted puede asumir que los niños mayores que ya están en la escuela están conscientes de que algo ha pasado. Usted puede simplemente preguntarles qué es lo que saben acerca de los sucesos que están ocurriendo y la forma en que se sienten. Permite que sean ellos quienes dirigen la discusión.

¿Cómo explico a mis hijos el tema del terrorismo y los enemigos?

La cantidad de información que usted le proveerá a cada uno de sus hijos dependerá de su edad. Usted puede comenzar diciéndoles que las personas no siempre están de acuerdo en todo; que la mayoría de las veces podemos hablar las cosas y conciliar nuestras diferencias, pero algunas veces, por razones que no comprendemos, algunas personas se enojan tanto que hacen cosas malas; esto casi nunca pasa, pero en esta ocasión, ocurrió. Trate de ofrecer una explicación básica, espere a ver el tipo de preguntas que sus hijos hacen y responda a éstas en forma adecuada.

¿Sería correcto asegurar a los niños que nada malo les sucederá, cuando han visto que sus amigos y parientes están sufriendo pérdidas?

Usted podría decirles que todos están haciendo sus mejores esfuerzos para proteger a sus hijos y a su familia. Explíqueles que estos sucesos malos casi nunca pasan. Es bueno que los niños de edad escolar confronten el hecho de que la vida es impredecible, pero trate de minimizarlo en vez de exagerarlo. Es importante no contrarrestar sus esfuerzos para asegurar que sus hijos se sientan a salvo, al permitirles escuchar llamadas telefónicas y conversaciones acaloradas entre adultos.

Nosotros salimos de nues-tro país huyendo de la guerra, el terrorismo, la violencia, los huracanes, los terremotos, etc., y vinimos aquí para encontrar libertad y seguridad, y ahora esto está ocurriendo. ¿Cómo puedo explicarle a mis hijos que se encuentran a salvo, cuando en realidad ningún lugar es totalmente seguro?

Usted puede explicarles que tenemos uno de los mejores gobiernos y cuerpos policiacos de todo el mundo, que están trabajando muy duro para poder protegernos. Enfatice que estos eventos son muy raros y que, de hecho, nunca han sucedido anteriormente en los Estados Unidos.

¿Cómo puedo responder si mis hijos demuestran sentimientos de ira y expresan sus creencias en que los Estados Unidos deberían usar armas nucleares y erradicar a la gente que hace esto?

Dígale a su niño que usted comprende por qué están enojados. No obstante, usted puede explicarles que no queremos matar a gente inocente, ya que esto sería tan malo como lo que nos sucedió a nosotros. Nuestro gobierno está trabajando muy duro ahora para atrapar a la gente que hizo esto y para atacar a quien sea necesario para asegurar que esto nunca vuelva a suceder.

¿Cómo debo responder si mis hijos no están demos-trando sus emociones, como si esto fuera solamente una película?

Si sus hijos están respondiendo con poca emoción, podría ser su manera de enfrentar los eventos que han sucedido. Al igual que los adultos, algunos niños podrían usar alguna forma de negación para separarse de los eventos y protegerse a sí mismos. Esto no es algo necesariamente malo. Usted debe asegurarse de haberles dado la oportunidad de expresar sus pensamientos al compartir sus propias emociones con ellos y preguntarles cómo se sienten.

Mi hijo me pregunta muchas cosas acerca de la gente que hizo esto: ¿Quié-nes son?¿Por qué lo hicieron? ¿Ya los atrapamos? ¿Qué debo decirles?

Explíqueles que la gente involucrada es parte de un grupo que no quiere a los americanos. Usted puede explicarles que nuestro gobierno está trabajando para atrapar a todas las personas involucradas y que ya han avanzado mucho. La cantidad de detalle que usted debe proveerles acerca de este esfuerzo dependerá de la edad de su niño. Una vez más, adopte el enfoque de sus hijos al responder a sus preguntas.

Mi hijo me ha preguntado por qué no nos protegió nuestra policía y gobierno de esto. ¿Qué les puedo decir para que se sientan seguros?

Usted puede explicarles que nuestra policía y gobierno están tratando de protegernos, pero cometieron un error y esto se les pasó por alto. Explíqueles que ahora están trabajando aún más duro para tratar de asegurarse de que esto nunca más vuelva a suceder. En situaciones como ésta, los niños dependen de los adultos para sentirse protegidos. La primera cosa que los hará sentirse seguros es el nivel de calma que usted les demuestre.

¿Cómo debo responder acerca de la gente que ha muerto? Mi hijo me ha preguntado cuántas personas han muerto, y si los que murieron eran papás y mamás.

Usted puede decirles que todavía no sabemos cuánta gente murió, pero que sabemos que, efectivamente, algunos eran papás y mamás. Usted puede decirles que esto es muy triste, pero que está seguro de que los niños que perdieron a sus papás están con otra gente que los quiere y que los están cuidando. Hágales saber que usted está a salvo. Si es posible, trate de pasar un poco más de tiempo con sus hijos en las próximas semanas para hacerlos sentirse seguros, con atención y amor.

Ahora que ha pasado algún tiempo desde los ataques terroristas, yo esperaba que mi hijo dejara de sentir miedo, pero todavía aparenta estar preocupado de que algo malo le pase a él o a mí, ¿qué puedo hacer?

Continúe asegurándole que todos ustedes se encuentran a salvo; recalque el hecho de que aunque algo malo haya sucedido, es algo que ya se terminó. Explíquele que nuestro país es aún más seguro de lo que era antes, ya que nuestro gobierno ha estado trabajando arduamente para atrapar y detener a todas las personas involucradas en el ataque. Si sus hijos continúan con mucho miedo, y si esto está interfiriendo con su habilidad de vivir normalmente - divertirse, estudiar, comer o dormir - usted podría considerar buscar ayuda profesional. Podría comenzar pidiéndole a alguno de los consejeros de la escuela de sus hijos que pase más tiempo con ellos.

Es casi imposible que su hijo se vea afectado por algún acto terrorista. Los niños, hasta los mas pequeños, son muy sensibles al estrés de sus padres. Es importante que usted supere su propia ansiedad antes de resolver los miedos de su hijo y así brindarle la calma, confianza y sensación de seguridad que necesita. Busque apoyo en su familia, amigos, grupos religiosos y comunitarios. Recuerde que aunque el futuro es incierto, hay maneras de afrontar cualquier situación que se presente en su vida.

(La doctora Sylvia Fernández-Fein realizó estudios de maestría y doctorado en sicología aplicada del desarrollo. Es asesora de la programación de Terra.com. Si aún tiene preguntas, de cómo responder a sus hijos sobre una situación de crisis, puede dirigir sus preguntas a la doctora Fernández-Fein a asistenciasocial@terra.com).

Regresar a la Portada