November 27, 2002

Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques

Viequenses se organizan en lucha por la descontaminación

Vieques, Puerto Rico — Representantes de varias organizaciones de la lucha viequense se reunieron el domingo con miembros de grupos ambientales solidarios de la Isla Grande para desarrollar estrategias a favor de la descontaminación de la Isla Nena. Ante la inacción del gobierno para exigir un proceso de limpieza justo y participativo, las viequenses se organizan para exigirle a las agencias, tanto de Puerto Rico como las federales, una participación comunitaria genuina en esta fase de la lucha. Solicitarán a la Gobernadora, a la Junta de Calidad Ambiental y a otras agencias pertinentes, que hagan disponibles a las organizaciones comunitarias toda la documentación relacionada con discusiones, reuniones o negociaciones con la Marina u otras agencias federales que tengan que ver con el cese del bombardeo, el traspaso de los terrenos y la limpieza ambiental en Vieques.

Miembros del Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques, la Alianza de Mujeres Viequenses y el Campamento Milivy participaron en la reunión. De la Isla Grande asistieron el Lcdo. Pedro Saadé, veterano en la lucha ambiental-legal de Vieques y dos estudiantes de la Clínica de Derecho Ambiental de la Universidad de Puerto Rico; los científicos ambientales y asesores de la comunidad, Jorge Fernández Porto y Lirio Márquez y Wanda Colón, Coordinadora del Proyecto Caribeño de Justicia y Paz. 

La muerte reciente de Milivy Adams, la niña símbolo de la lucha, víctima del cáncer que arropa la isla municipio, reafirma la necesidad de garantizar la descontaminación para que las niñas viequenses no sigan muriéndose del cáncer u otras enfermedades asociadas con los tóxicos militares.

Se inició la creación de un cuerpo asesor en asuntos ambientales para orientar a las organizaciones viequenses que trabajan por la limpieza ambiental. Este equipo de científicos y abogados ambientales ayudarán a las viequenses a exigir y trabajar por un Vieques limpio para las futuras generaciones.

Una estrategia discutida será solicitar el apoyo de expertos en Estados Unidos que trabajan con comunidades en ese país afectadas por la contaminación militar y otros que han trabajado en Panamá, Hawaii y las Filipinas.  Entre las entidades con experiencia en este campo y que han trabajado el caso de Vieques, se mencionaron el Center for Public Environmental Oversight (con oficinas en California y Washington, DC),  Arc Ecology (San Francisco),  Hermandad de Reconciliación y el Proyecto de Tóxicos Militares.

Return to the Frontpage