November 23, 2005

¿Qué pensaría si alguien pudiera predecir su futuro?

By Eduardo Grunvald, M.D.

¿Qué pensaría si se pudiera predecir las acciones que pueden prevenir la pérdida de sus ahorros de toda la vida o su hogar? ¿No tomaría acción?

¡Seguro que usted lo haría! Cuando se trata de la seguridad financiera, la mayoría de la gente lo haría sin pensar para proteger sus bienes.

Entonces, ¿por qué la gente ignora su posesión más importante... su salud?

Desafortunadamente, la mayoría de la gente no le da tanta prioridad a su salud como a sus finanzas.

La diabetes, una enfermedad que afecta aproximadamente 25 por ciento de mexicoamericanos mayores de 45 años, puede ser detectada y tratada antes que perjudique la salud en el futuro.

Para que se comprenda mejor, se debe entender qué sucede desde un punto de vista médico.

La glucosa, o también llamado azúcar en la sangre, actúa como combustible en todas las células del cuerpo y las mantiene funcionando normalmente. Es muy importante que se mantenga el nivel de azúcar en la sangre dentro de cierto rango. La insulina, la cual es una hormona producida en el páncreas, regula los niveles de glucosa. Por ejemplo, si el azúcar sube rápidamente, como lo puede hacer después de una comida voluminosa de arroz, pan, o pasta —con un contenido alto en carbohidratos— que a su vez se convierte en glucosa en la sangre, la insulina es liberada del páncreas para bajar el nivel de glucosa. De lo contrario, si el nivel de la glucosa baja demasiado, el páncreas disminuye la cantidad de insulina, y los niveles del azúcar suben.

La diabetes se desarrolla cuando hay un problema con la insulina. Si el páncreas no produce insulina, los niveles del azúcar permanecen altos. A esto se le llama Diabetes Tipo 1.

Si hay abundancia de insulina pero los tejidos (como músculos, células grasas, y el higado) no pueden responder adecuadamente, el azúcar sube porque no puede ser transferido de la sangre a las células. Esto es conocido como Diabetes Tipo 2. Por lo tanto, los pacientes con Diabetes Tipo 1 se tienen que inyectar insulina, y pacientes con Diabetes Tipo 2 muchas veces se pueden controlar con dieta y/o tomando medicamentos que ayudan a la insulina funcionar mejor.

Aproximadamente 90 por ciento de todos los casos de diabetes en los Estados Unidos son Tipo 2. Este tipo usualmente afecta adultos, personas con familiares diabéticos, gente con sobrepeso y es más común en Hispanos.

¿Por qué es peligroso tener glucosa alta? Si esto sucede rápidamente puede convertirse en una emergencia médica grave. 

En el largo plazo, es preocupante el daño que producen los altos niveles de azúcar en el cuerpo. En primer lugar, daña las pequeñas arterias, resultando en ceguera, falla de riñones, daño a nervios y también puede producir úlceras en los pies. Es muy importante de reconocer que la diabetes es la causa principal de falla de riñón, asi como de nuevos casos de ceguera en los Estados Unidos.

En segundo lugar, hay daños a las arterias principales, aumentando el riesgo de ataques al corazón, ataques de hemiplegia y circulación reducida.

En tercer lugar, la glucosa alta es mala para el sistema inmune, poniendo al cuerpo en alto riesgo para contraer infecciones. 

Afortunadamente, un simple examen de sangre puede detectar la diabetes. Sin embargo, es lamentable que muchas personas no son analizadas porque no tienen síntomas o no se dan cuenta que pueden ser candidatos para contraer la enfermedad.

En su inicio, la diabetes no causa síntomas por cierto tiempo. El desarrollo de la diabetes no sucede de un día al otro, y en realidad puede haber un período largo de “pre-diabetes,” lo cual también se puede detectar por exámenes de sangre.

Los síntomas de la diabetes incluyen un aumento de sed, aumento de urinación, vista borrosa, fatiga, pérdida de peso y mareos.

Por todos estos motivos, es muy importante ver a un doctor periódicamente, especialmente si hay en la familia parientes con diabetes. Pero a menudo los pacientes preguntan, “¿Por qué debería yo ver a un doctor o tomar medicamentos si me siento bien?”

La respuesta es simple: encontrar al asesino silencioso antes de que aparezcan los síntomas, y tomar control de su futuro haciendo cambios positivos en su estilo de vida. Participando en ejercicio regularmente, bajando de peso y eligiendo alimentos más sanos son decisiones difíciles pero no imposibles. De hecho, una vez que adoptemos un ritmo de vida más saludable los resultados son tan positivos que nos estimulan para seguir.

Su doctor puede ser un gran guía para mejorar su estilo de vida, y puede referirlo a un nutricionista, si es necesario, para darle aún más recomendaciones para bajar su azúcar en la sangre.

Si usted no tiene seguro médico o piensa que no puede pagar los gastos para ver a un doctor, hay muchas clínicas comunitarias en nuestra región que tienen todos los recursos necesarios para revisar, diagnosticar, y tratar la diabetes a un costo muy bajo, o inclusive en forma gratuita.

Para encontrar una clínica cerca de usted, visite www.ccc-sd.org, o llame 1 -800-640-1662. Para más infor-mación sobre la diabetes, disponible en inglés y español, dirígase a www.diabetes.org, o llame 1-800-DIABETES (1-800-342-2383).

Cuanto antes usted pueda detectar la diabetes, o reconocer los riesgos de la enfermedad, usted podrá tomar acción para proteger la cantidad y calidad de su vida.

Invertiendo hoy en un su salud dará muchos resultados positivos el día de mañana.

Dr. Grunvald, M.D. is Assistant Clinical Professor, Department of Medicine at the Perlman Internal Medicine Group, UCSD Medical Center.

Return to the Frontpage