November 19, 2004

Poniendo la pasión en el lugar adecuado

Armando Riesco se autodefine en el borde del estrellato

Por Jose Daniel Bort

Puede actuar. Y muy bien. Ha sorprendido a la industria con sus personajes de reparto, a los que les ha sacado la punta al máximo. En la hora 25, su actuación de dos minutos le valió una entrada en el léxico cinematográfico de las frases celebres. Su personaje Phelan, cuando le preguntan que hace vestido con una camisa a cuadros y una corbata rayada, no puede evitar responder: “I do it for the Ladies (lo hago por las chicas)”. La frase caló en el público, que la repetía al salir del cine.

“Me encanta reírme de mi mismo. Tan solo dame la oportunidad de hacerlo en escena o en pantalla y no descanso hasta que lo tenga correcto. Es uno de los grandes placeres de la ac-tuación”.

Este puertorriqueño hijo de padres cubanos consigue los placeres de la vida en las calles de Nueva York, de quien se jura un eterno enamorado. “Me están saliendo las cosas bien, pero de ninguna manera me pienso mudar de aquí. La ciudad es demasiado hermosa y vital como para alejarme de ella”, dijo Riesco.

El la aprovecha al máximo. Aunque vive en el Upper West Side de Manhattan, cada vez que puede se va a visitar a sus “panas” que viven Alphabet City, con quien sale a los mejores night clubes de la zona. “Tengo un amigo que vive en la segunda con Houston, y paso por allá a menudo. Me encanta vivir arriba, pero el East Village tiene un sabor latino inigualable. Se siente en las calles. Es maravilloso. Iba con frecuencia al ‘Guernica’, en la segunda con B, pero desde que hubo ese asesinato el sitio ya no es el mismo”, expresó Riesco, en referencia a recientes hechos ocurridos en el local frecuentado por los jóvenes alternativos de la ciudad.

En los dos idiomas

Riesco habla perfecto español con marcado acento puertorriqueño, aunque a veces se le sale un deje cubano producto de crecer con sus padres. En inglés, suena como otro “gringo” más, ya que se vino desde los diez años a los Estados Unidos y se educó en Chicago, en la Northwestern University. En una de sus producciones conoció al hombre que le daría la oportunidad de su vida, Spike Lee.

“Lo que más agradezco de Spike fue que me consideró por mi talento y me dio un personaje radicalmente diferente al que me vio hacer. En la obra Four, hacía de radical con el casco afeitado y con un comportamiento extremo. Generalmente cuando te ven haciendo un personaje así, te quieren encasillar en lo mismo. Spike me dio un corredor de bolsa de Wall Street. Eso es lo que yo llamo confianza”, dijo Riesco.

Nadando en las aguas grandes

Hasta ahora, Armando tan solo había trabajado en pequeñas producciones independientes, pero ahora le vino la oportunidad de participar en una película de gran escala de la mano del mago de las superproducciones, Jerry Bruckheimer, en la película National Treasure.

“Todo es grande, con muchas personas cuidando que todo salga en su lugar. La presión es tremenda. Mi personaje es el más bruto de todos los investigadores del FBI, al que siempre le salen las cosas mal”, dijo Riesco.

Armando es Hendricks, la mano derecha del agente principal del FBI, actuado por Harvey Keitel, quien está detrás de un científico que se roba el mapa de la declaración de la Independencia, personaje protagonizado por Nicholas Cage. “Lo más interesante de la película es como es capaz de combinar hechos ficticios con la historia de los Estados Unidos, jugando en diferentes niveles para mantener la tensión”, explicó Riesco.

Sin embargo, la verdadera pasión de Riesco es en la palabra, y el agradecería llegar a mezclar estas grandes superproducciones con trabajos donde la palabra tenga un valor esencial. “Justamente, estoy muy ligado a las actividades del Niuyorican Poets café en la calle 3ra entre B y C. Ahí hacemos jornadas de “Slam poetry” que me llenan de satisfacción. Tengo la oportunidad de conocer a otros escritores y poetas de mi generación y compartir con ellos. En el teatro, me estoy preparando para trabajar en una obra en el Playwright Horizons, sobre la vida del escritor francés Guy de Maupassant, un proyecto fascinante”, dijo Armando.

En el cine, le vienen más y mejores oportunidades cada vez. Tiene un destacado personaje de reparto en la comedia de Béisbol “Fever Pitch” compartiendo con otro actor de comedia, Jimmy Fallon. “Yo no me imaginaba que hace tres años iba a estar donde estoy ahora, pero ahora no quiero parar, que siga el trabajo”, dijo Riesco.

Return to the Frontpage