November 18, 2005

DiJazz: Presentando la vanguardia del Jazz en Tijuana, retransmitiendo al mundo entero

Por Luis Alonso Pérez

Los Jazz Sessions están de regreso en Tijuana, para una sesión especial de una sola noche el sábado 26 de Noviembre, con la participación estelar del Jason Robinson Trio. Un concierto que todo amante del buen jazz debe escuchar, sin importar el lugar del mundo en donde esté.

El evento es organizado por los integrantes del proyecto multimedia DiJazz, un grupo de melómanos, creadores del un portal de Internet y un programa de radio, en el que escriben, hablan y tocan su música favorita: Jazz.

Esta es la cuarta ocasión que convocan a los apasionados del tiempo y destiempo a una sesión sonora, para compartir lo mejor del jazz y divagar en los diversos subgéneros vanguardistas que han evolucionado de este estilo tan profundo y apasionante.

Todo comenzó por el amor al jazz, según Pedro César Beas, miembro fundador del proyecto, quien hace tres años era copropietario de un bar dedicado a la música electrónica llamado Don Loope. Debido a la mala situación económica, la clausura del bar era inevitable, por lo que pensó que debería dedicar una noche de la semana a la música jazz, de manera que se reunió con un grupo de amigos para que todos tocaran algo de su colección.

“No teníamos nada que perder. Aunque no fuera nadie, de todas formas el bar iba a cerrar” comentó Pedro, consciente de que este género normalmente no atrae la atención de las masas. El ciclo fue bautizado con el nombre de Jazz Sessions y se llevó a cabo las últimas nueve semanas de existencia del bar. Contrario a lo esperado, las sesiones de jazz tuvieron una buena aceptación.

La motivación por la respuesta positiva llevó a Pedro a reunirse de nueva cuenta con sus amigos, pero esta ocasión para pensar en cómo podrían dar difusión a la música que les apasiona. La idea inicial era crear un tipo de revista en la que se pudiera hablar sobre los músicos que estaban innovando el jazz a nivel mundial, hacer reseñas de discos y dar promoción a las futuras sesiones que pensaban organizar. El Internet surgió como la decisión más atinada por su distribución, bajos costos y posibilidades.

“En ese momento nos dimos cuenta que nos faltaban muchas cosas, pero que lo que había eran muchas ganas” dijo Beas, quien se vio con el gran reto de iniciar una revista electrónica, ya que su única experiencia escribiendo eran sus participaciones dentro de foros de discusión de Internet sobre jazz, pero ni él ni sus amigos sabían nada sobre el diseño y mantenimiento de páginas de Internet y eso era vital.

A través de su colaboración en los foros de discusión por Internet, Pedro conoció Andrea Pérez, una chilena apasionada del jazz que le ofreció diseñar y mantener el sitio de Internet para su proyecto. Ella llegó como “caída del cielo” y a los cuantos meses comenzó como una revista bimestral bajo el nombre de DiJazz, que cada mes presentaba la obra de un músico diferente. El diseño fue tan bueno que comenzó a tener reconoci-miento por su diseño antes que por el contenido.

Al mismo tiempo que se estaba gestando la página de Internet, el grupo de amigos continuó con las sesiones de Jazz en Tijuana. En su segundo ciclo se invitaron a músicos de jazz como Leticia Ivo para que se presentaran en vivo.

Los eventos continuaron con buena asistencia, sin embargo su realización seguía siendo motivada estrictamente por el amor al jazz, ya que el poco dinero que ganaban lo gastaban en mantener el sitio de Internet y en imprimir flyers para las siguientes sesiones. “Desde que iniciamos teníamos muy claro que no nos íbamos a hacer ricos y si alguien iba a nuestros eventos, pues había que darle las gracias” comentó Beas.

Desde que inició el proyecto tenían ganas de hacer un programa de radio y en mayo del 2003 les llegó la oportunidad de comenzar un programa en Radio Universidad de la Universidad Autónoma de Baja California en el 1630 am.

Al inicio estaban contentos por la oportunidad y con muchas ganas, pero sabían que en esa estación nadie los iba a escuchar ya que la estación no puede ser escuchada en todas partes de la ciudad. “Además muchos radios digitales no llegaban hasta el 1630, así que aunque nos quisieran escuchar, no podían” expresó Pedro. De manera que el siguiente paso que decidieron tomar era transmitir el programa en su página de Internet.

Después de algunas reseñas en sitios de música y de hacerse promoción en listas de páginas de radio, comenzaron a tener una respuesta positiva de parte de los radio-escuchas en Internet. Los han escuchado desde España hasta Tierra del Fuego.

“Para nosotros algo muy satisfactorio es cuando alguien nos dice que descubrió a un músico que le gustó porque lo escuchó en nuestra página. Ahí se paga todo los que hacemos” comentó Beas.

Tiempo después Andrea Pérez dejó DiJazz y el proyecto de la página de Internet fue retomado por Art Studio H de Tijuana, quienes cambiaron totalmente el formato de revista bimensual, para convertirse en un portal de Internet, que en lugar de renovarse cada dos meses, va creciendo y enriqueciendo sus archivos con toda la información acumulada.

El programa de radio continúa siendo el principal interés de la página, permanece una semana y cada lunes se publica uno nuevo. También se agregó un espacio para un foro público de discusión, permitiendo la comunicación en interacción de los amantes del jazz que frecuentan la página.

La página cuenta con la colaboración de Carlos García de Tijuana, un miembro fundamental y co-conductor del programa de radio, que ha participado desde que inició el proyecto. Con el tiempo se fueron uniendo colaboradores al proyecto, muchos de ellos radioescuchas que les gustaba tanto el proyecto que decidieron unirse a el. Tal es el caso de Brisia González y Micky Gómez.

Poco a poco comenzaron a recibir ofertas para colaborar de personas que vivían en otros estados de México, incluso de otros países. Como Raúl Ulloa de Querétaro y Oscar Tello de Guadalajara, que llevan casi dos años colaborando con textos, o como el escritor chileno Iñigo Díaz que también ha participado con textos.

Las colaboraciones a dis-tancia han resultado tan efectivas que Gerardo Alejos de Mérida, Yucatán, decidió comenzar un programa de radio con el nombre de DiJazz Mérida. Aunque el programa de radio se dejó de producir, el pasado 23 de octubre tuvo el primer evento DiJazz Sessions en su ciudad.

De la misma forma, fueron invitados por un amigo y radioescucha de San Luis Potosí para retransmitir el programa a nivel estatal. Al poco tiempo les llegó otra invitación, esta vez de parte del proyecto de medios tijuanense Bulbo, quienes formaron una estación de radio por Internet y comenzaron a retransmitir DiJazz en su barra de programación.

Hace algunos meses DiJazz dejó de transmitirse por Radio Universidad. Para Pedro Beas no es tan grave, ya que desde hace mucho tiempo el número de radioescuchas por Internet rebasó a los de radio.

“Una de las ventajas del radio por Internet es que el programa sale el lunes y permanece en la página toda la semana, la gente lo puede escuchar a la hora que quiera” comentó Beas.

Ahora, el futuro de DiJazz se perfila hacia el Internet. Con nuevas tecnologías como los Blogs y el emergente “Podcasting” las posibilidades de difusión para el proyecto comienzan a aumentar exponencialmente.

No se pierda la cuarta edición de los Jazz Sessions de DiJazz. El evento es una sola noche y contará con la presencia del Jason Robinson Trio, con Jason Robinson en el saxofón, Paquito Villa de Mexicali en los tambores y el bajista Rob Thorsen, interpretando una mezcla armónica entre el straight jazz con la intensidad del free jazz.

Dijazz Sessions 4: Sábado 26 de Noviembre las 8:00 pm. Antigua Bodega de Papel, Tijuana. Dijazz Radio: Disponible a toda la semana desde www.dijazz.com Transmitiendo en Bulbo Radio los miércoles de 10 a 11 a.m. en www.bulbo.tv

Return to the Frontpage