November 17, 2000


Comentario

El Peligro de viajar a México

Por Lourdes M. Davis

Por muchos años el gobierno de México negó que hubiera algún peligro para los turistas que viajan a México a pesar de que el gobierno de los Estados Unidos aconsejaba cautela a todos los viajeros norteamericanos.

El crimen y la impunidad en México ha llegado a un grado tan alto que le ha sido imposible al gobierno actual el ocultar este problema. La criminalidad se ha agudizado en todo el país, sobre todo en este momento de la transición política que se ha manifestado como un vacío de poder. Lo anterior ha sido interpretado por la delincuencia mexicana como una invitación a cometer atracos sin consecuencias penales.

La inhabilidad del gobierno de México para combatir el crimen organizado y el permitir que exista la impunidad, ha servido de incentivo a la delincuencia organizada y por lo tanto, el número de incidentes criminales ha aumentado y desafortunadamente todo esto se ha convertido en un verdadero círculo vicioso. Así tenemos que entre más crimenes hay, más impunidad existe. Este es el único mensaje que ha llegado a la gente. Este mensaje pone en peligro tanto a nacionales como a extranjeros.

José Antonio Ortega, presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública de la COPARMEX exigió al gobierno saliente de Ernesto Zedillo, "ser implacable en el combate a la delincuencia organizada, fenómeno que no puede explicarse sin la protección de autoriades policiacas."

La COPARMEX realizó un estudio en que se muestra que el secuestro en México tanto de nacionales como de extranjeros es un problema persistente. El informe menciona que de enero a septiembre de este año se han realizado 261 secuestros. Pero este número no incluye los "secuestros express" y los "números negros" que corresponden a casos no denunciados para no arriesgar la vida de las víctimas. Debido a todo lo anterior, la COPARMEX está elaborando un "Manual de Prevención del Delito de Secuestro" para dar a los ciudadanos "algunos elementos que disminuyan el riesgo."

El secuestro no es el único delito que está invadiendo a México. En el Distrito Federal la famosa zona turística conocida como "La Zona Rosa" se ha convertido en la zona de las "dos caras" pues al obscurecer se convierte en una verdadera "zona roja" con todos los problemas que esto implica, pues se ven desde prostitutas hasta tráfico de drogas de pequeñas a grandes cantidades. En pocas palabras, la zona rosa se ha convertido en el lugar de reunión de la delincuencia organizada de México y los turistas nacionales y extranajeros se han convertido en las víctimas predilectas.

Pero esto no es todo, René Coulomb, Director del Fideicomiso para el Centro Histórico de la Ciudad de México, comentó también que el Centro de la Ciudad de México (con su Cetedral, su plaza y sus edificios coloniales) es una de las "zonas rojas" más activas y peligrosas del D.F.

Ante esta declaración, el procurador general de Justicia del Distrito Federal, Samuel del Villar, tuvo que reconocer que en esta zona prevalence la prostitución, el tráfico de drogas y el alcoholismo.

Asimismo, en el Sur del Distrito Federal con sus grandes centros comerciales y los murales de la famosa Universidad Nacional de México tampoco es un lugar seguro. El campus universitario está invadido por grupos "porristas" y por los miembros del Consejo General de Huelga quienes se disputan ser los dueños del establecimiento y cometen atracos y vandalismos a cualquier hora del día.

Por otro lado, tenemos las bellas playas de México como Cancún, Mazatlán, Acapulco, Puerto Vallarta y otras muchas playas de Baja California Norte y Sur que se han convertido también en los puntos claves para el tráfico de
drogas, el secuestro, el robo y la prostitución.

Si el propósito de ir de vacaciones a México es el de gozar del sol y descansar de las preocupaciones, entonces el periódo de transición en marcha, no es el tiempo apropiado. Las autoridades de México necesitan controlar la criminalidad si es que desean que México y su belleza natural continue atrayendo a los turistas tanto nacionales como extranjeros. La industria turística representa un ingreso económico importante para el país que se verá afectado por la falta de seguridad a nivel nacional.

La impunidad es un incentivo tremendo que promueve la delincuencia y acaba con las normas morales y éticas de una nación. Cuando la impunidad prevalece, la fe en la justicia es quebrantada y el sistema jurídico de la nación se convierte "en el chiste del día."

Yo le aseguro a usted que la impunidad prevalece en México, pues ya tengo casi dos años que estoy tratando de encontrar justicia para mi padre que fue asesinado en el Distrito Federal.

Así que si usted decide viajar a las zonas de atractivo turístico de México durante este periódo de transición: Viaje a su propio riesgo. Use extrema cautela y no le tenga confianza ni a su propia sombra.

Davis es una profesora en una High School (Delta High School) en Muncie, Indiana y escribe artículos para www.mexico.com - LaPalabra.com - Educación.

 

¿Comments? Regresar a la Portada