November 16, 2001

Comentario

Llueve Materia Fecal en Makesicko City (Mexico City)

Por Lourdes Davis

Se estima que en este momento el Distrito Federal y la zona metropolitana cuenta con cerca de veinte millones de habitantes, cuatro millones de vehículos motorizados y 30,000 fábricas que producen desde cerillos hasta automóviles.

La Capital de México ocupa el segundo lugar entre las ciudades más pobladas del mundo y quizás el primer lugar dentro de la categoría de las ciudades más contaminadas. También, se calcula que la población del Distrito Federal tiene un aumento de 750,000 personas al año.

Además de la contaminación ambiental, el Distrito Federal y sus alrededores están sufriendo un alto índice de desempleo y crimen. Incluso el Presidente de México, Vicente Fox ha admitido publicamente que el crimen en la Ciudad de México parece estar fuera de control.

Debido a todo lo anterior, muchas compañías y gobiernos extranjeros que se han visto en la necesidad de enviar a empleados especiales a trabajar en el Distrito Federal, les ofrecen a estos trabajadores un pago "extra" en sus salarios para compensar por el hecho de que tendrán que vivir en esta zona lucrativa pero que se considera sumamente contaminada y plagada de crimen.

Asímismo, una tercera parte de la población vive en condiciones de extrema pobreza, sin agua potable, sin electricidad y por lo menos casi 8 millones de habitantes no tienen servicios de drenaje. Esto significa que una gran cantidad de materia fecal humana es depositada todos los días a la intemperie. Si a todo esto, le aumentamos la cantidad inmensa de excremento que producen los perros callejeros, se puede decir que las personas que viven en esta zona se enfrentan diariamente a condiciones de severa insalubridad.

La materia fecal humana y el excremento animal depositados a la intemperie atraen grandes cantidades de ratas e infestaciones de moscas y otros insectos perjudiciales. En la temporada de viento, el excremento seco es levantado por el viento y transladado a varias partes de la capital y sus alrededores. Este fenómeno es conocido como "nevada fecal" ("fecal snow").

La nevada fecal ocurre más frecuentemente durante la temporada de vientos y ha producido el aumento de varias enfermedades respiratorias. Además, las infecciones de salmonella (fiebre tifoidea y gastroenteritis), así como hepatitis, se han ido convirtiendo en epidemias. Las moscas y otros insectos dañinos son los principales culpables de los episodios que existen de fiebre tifoidea en el DF.

De este modo, la contaminación del aire y del agua en el Distrito Federal y sus alrededores ha contribuído, en los últimos años, a la muerte prematura de cerca de 100,000 personas. El famoso novelista mexicano, Carlos Fuentes, se ha atrevido a apodar al Distrito Federal como "Makesicko City".

En sus esfuerzos por parar esta "ola de contaminación infecciosa", el gobierno de México ha plantado 25 millones de árboles en toda la República. Sin embargo, la contami-nación ha llegado a tal grado que este esfuerzo se puede considerar mínimo.

Sin temor a duda, se puede decir que el Distrito Federal se encamina a representar una de esas ciudades futuristas de índole macabro producidas por Hollywood. Así, la Capital de México será algún día un lugar en que sus habitantes necesiten una máscara para sobrevivir, la pobreza sea doquier y el crimen se encuentre fuera de control.

Ms Davis is an educator in Indiana and a contributor to Mexico.com as well as La Prensa San Diego.

E-mail Comments Regresar a la Portada