November 14, 2003

Me gusta lo profundo

Benicio del Toro desarolla un complicado personaje en ‘21 gramos’

Por Jose Daniel Bort

Se puede considerar a Benicio del Toro como el actor de Hollywood con los pies mejor puestos sobre la tierra. Con una autenticidad y una sencillez que desarma (y cada vez se hace más difícil de citar), El Nuevo Día entrevistó al actor boricua en Los Angeles con respecto al estreno de su nueva película “21 Gramos”.

“Si de repente la fama y toda esta hoopla me hubiese llegado más temprano, cuando yo tenía 26 años, quizá yo hubiera reaccionado diferente. Pero yo ya tengo más de 14 años en este juego, llevando más golpes que una piñata. Por eso yo no me lo creo todo, lo abrazo pero no me enamoro, lo respeto pero no me envuel-vo” dijo el actor.

A Benicio le gusta hablar en parábolas, como en el antiguo testamento. Esto vuelve a los americanos locos (los que no saben hablar español) porque el Inglés es un idioma tan directo, que cuando Benicio contesta en figurado, se quedan pensando de quién diablos está hablando. No, el actor habla en un sentido general, sin referirse a nadie en específico. Cuando se habla con él solamente en español, es cuando se llega a entender profundamente. La esencia de Benicio es en nuestro idioma.

“Pero eso no significa que no puedo abordar un personaje que no sea latino. Ahí tienes a Alejandro, él con su equipo abordó esta película completamente en Inglés, y cuando las cosas tienen calidad no importa el lenuaje en que estén habladas. Fíjate que en el cine mudo lo visual prevalecía”, dijo el actor.

Benicio se refiere a Alejandro González Iñárritu, el director de “Amores Perros”, con quien estrena su nueva película “21 Gramos”, acompañado de Sean Penn y Naomi Watts en los papeles estelares. En el encarna a Jack, un ex-presidiario convertido a cristiano carismático que sin querer se inmiscuye en una serie de acontecimientos que le obligan a repensar su fe. 21 gramos se refiere a la cantidad física que perdemos cuando morimos, al peso del alma.

“Veo la muerte de dos maneras: una romántica, y la otra, pues no tan romántica. Como no ha habido nadie que haya vuelto y lo pueda decir exactamente, pues no sé como sentirme. Si, quizá el dolor más profundo ha sido la muerte de mi madre”.

Benicio simplemente ignora las preguntas muy personales. Su sentido de desconfianza no le permite dar una respuesta honesta con respecto a su intimidad, que guarda con todo el celo. Se siente más a gusto cuando habla de terceras personas.

“Pues cuando hay banquete y te invitan, pues tu te pones contento. Si Alejandro va a hacer una película con Sean y Naomi, y además se trae a Guillermo el escritor y a Rodrigo, ¿cómo le vamos a decir que no?”, dijo Del Toro.

El actor se refiere a Rodrigo Prieto, el director de fotografía de 21 Gramos. González Iñárritu repite con él, así como tambien con el escritor Guillermo Arriaga, el músico Gustavo Santaolalla y la diseñadora de Produccion Brigitte Broch, todos mexicanos. Broch ya ganó dos óscares por “Moulin Rouge”.

El escritor Arriaga tiene altísimas palabras con respecto a Del Toro. “Su personaje es el génesis de la pieza. Una vez estaba trancado sacando una historia y me detuve a ver a una ambulancia con un muerto en un accidente, y me pregunté si quizá hubiese sido yo quien lo atropelló. Que sería de su mujer y sus hijos... Benicio entiende esta profundidad y la pone en la pantalla sin esfuerzo”.

Con respecto a sus futuros trabajos, se cuentan alrededor de cinco para el próximo año y ya uno para el 2005, pero Benicio lo niega todo. “Hasta que no tenga un plan concreto de acción, puede decir muchas cosas, que yo no estoy seguro de lo que voy a hacer”.

Entre sus planes esta dirigir por primera vez una historia en Puerto Rico, pero él niega que haya algo concreto. “Cuando yo vea un script terminado, entonces lo voy a tomar en serio. Hunter Tompson y yo somos amigos y él es uno de los escritores que a mí más me gustan. El me propuso el proyecto, llamo a Johnny (Depp) que inmediatamente dijo que sí, etc... La historia ocurre en Puerto Rico, en el medio de la guerra fría, cuando toda la paranoia de que el caribe se iba a convertir en comunista, y narra la historia de unos periodistas americanos trabajando para un periódico en Inglés”, dijo del Toro.

Sea cual fuese el destino de este proyecto, parece que habrá suficiente trabajo para del Toro en el futuro próximo. Su actuación en 21 Gramos ha sido encomiada y ya suenan las campanitas del Oscar.

Return to the Frontpage