November 12, 2004

NIÑOS: VÍCTIMAS ANÓNIMAS

Por Carmen G. Kcomt

Al Mes de Octubre, se le ha llamado Mes de la Lucha contra la Violencia contra la Mujer, y en él hay un día central denominado Día de la No Violencia contra la Mujer —importantes logros— sin embargo es preciso ver otras perspectivas de esta violencia que aqui en USA se conoce como Violencia doméstica, y que desde este punto de vista no es solo doméstica y tampoco es solo contra la mujer. La violencia familiar, es un tema muy importante, ya sea porque se produce casi en todas partes sin distinguir condiciones ni sociales ni económicas, como por su gravedad, ya que en algunos casos los ribetes de crueldad que puede alcanzar son tan altos que desencadenan hasta con la muerte de la víctima, así como por la sutileza de sus formas y las alarmantes proporciones en las estadísticas. Los especialistas la han definido de muchas formas, entre ellas: Como Violencia Física, Violencia Psicológica, Violencia emocional, y hasta en la forma de Maltrato sin lesión. La Organización Mundial de la Salud ha recomendado a los gobiernos que consideren a la Violencia Familiar o Doméstica como tema prioritario en la agenda de Políticas de Salud Pública, y esto, porque considera que es el crímen que más se comete, y menos se denuncia. Cuando escuchamos hablar de violencia familiar lo que usualmente sucede es que asociamos la idea con la imagen o con la cara de una mujer maltratada, es decir relacionamos el tema con algo netamente femenino, como si solo las mujeres pudieran ser víctimas de este tipo de violencia. Esta inclinación a asociar la Violencia Doméstica con las mujeres, podría tener explicación en lo siguiente: Es cierto que en la mayoría de los países, fueron las mujeres pensantes las que lucharon por la aplicación de una ley que las protegiera de la violencia en el hogar y de la agresividad de sus maridos, y porque también es cierto, que las estadísticas arrojan que son ellas las primeras en encabezar la lista de víctimas. Sin embargo y aún teniendo en cuenta lo antes afirmado, reiteramos que ellas no son las únicas, ya que últimamente las cifras están cambiando y la realidad nos está mostrando que ya hay varones que haciendo grandes esfuerzos para vencer sus prejuicios, se están acercando ante la autoridad o persona adecuada para presentar su reclamo, su queja o su denuncia, solicitando ayuda y pidiendo medidas de protección u órdenes de restricción que les permitan salvaguardarse de su agresor, es decir tanto ellos (los hombres) como las mujeres, pueden ser víctimas, como que de hecho lo son, pero, al fin y al cabo, ellos son personas adultas, capaces de movilizarse y de agenciarse de los medios que les permitan pedir ayuda a un tercero.

Sin embargo, en cada caso de violencia familiar o doméstica en que se tiene como escenario casi siempre el propio hogar, hay unas personitas que son seres indefensos, altamente vulnerables que no tienen acceso siquiera a movilizarse para llegar hasta una autoridad y pedir ayuda, y no obstante tambien son víctimas de maltratos, de golpes, de insultos, de humillaciones, de desatención y de abandono por parte de sus padres o de los adultos que de acuerdo a la ley están obligados a su cuidado.

Legalmente hablando, redescubrimos la infancia a partir de La Convención Internacional Sobre Los Derechos de Los Niños de 1994, el Tratado Internacional más importante que agrupa los Derechos de los menores de edad y que ha sido refrendado para darle categoría de Ley, en más de 180 países en el mundo. Entre los Derechos que crea ésta Convención hay uno muy importante que deseo resaltar y es: El Derecho del niño a Opinar , El Derecho a ser Escuchado y tomado en cuenta, cuando sus intereses se encuentren en conflicto. Naturalmente que la opinion que dé el niño o niña deberá ser evaluada por la autoridad competente, teniendo en cuenta la edad y madurez de los mismos. En ese sentido sostengo que los mecanismos de protección y los ordenamientos legales existentes sobre todo los de Violencia Familiar o Doméstica deberían adecuarse a lo indicado, con la finalidad de conseguir que los niños dejen de seguir siendo los sub-registros de las estadísticas, para convertirse en sujetos con plenos derechos y con las mismas prerrogativas que los adultos. 

Kcomt es una Abogada Peruana, Ex Juez Familiar

Return to the Frontpage