November 12, 2004

México del Norte
Jorge Mújica Murias

Borrón y Cuenta Nueva

Dependiendo de quién lo reporte, don Vicente Fox parece andar como niño con botas nuevas ante la elección de George W. como presidente de Estados Unidos. Dicen que fue de los primeros mandatarios del mundo en felicitarlo, y que hasta se ofreció a hacerla de correve-y-dile entre su país y América Latina.

Lo que tanto gusto le da a don Vicente es que espera poder hacer borrón y cuenta nueva, y lograr el famoso tratado migratorio que según su Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez “ya no buscamos”, pero que según el Secretario de Gobernación, Santiago Creel, definitivamente si queremos.

Tanto así, que al escribir estas líneas, Creel y Derbez estaban con Colin Powell y Tom Ridge, Secretarios de Estado y de Seguridad Interior en la Ciudad México, en la reunión de la Comisión Binacional.

Cómo le harán Creel y Derbez para hablar parejos de una sola cosa no sabemos, pero el tema migratorio está nuevamente en la agenda, aunque con un par de variantes. Primero, aquello de la “enchilada completa” de la amnistía se convirtió en totopos con salsa y crema y sin chile, “visas por tres años renovables”, para “llenar las plazas” que no ocupan los trabajadores de Estados Unidos. Es decir, se adopta la propuesta de George W. en vez de la propuesta mexicana original.

Contradictoriamente, otra variante es la manejada por Derbez, que dice que el tema debe ser tratado como un cambio en las leyes estadounidenses y debe incluir al resto de los países que tienen migrantes indocumentados en Estados Unidos, empezando por Brasil y sus 250,000 ciudadanos de este lado.

Según Fox, “la ventana está abierta” y el acuerdo bilateral debe lograrse en un año, antes de que México entre en su propio proceso electoral, y de que Estados Unidos llegue a las elecciones legislativas del 2006. Pero haciéndole caso a Derbez y a la Declaración de Río que acaba de firmar, Fox habla de dar un trato multilateral a la solución de los pro-blemas.

La ventaja, según Chente, es que “Ya no hay que descubrir la rueda, tenemos todo explorado, están las ideas escritas en papel, en buena medida consensuadas y lo que ahora tenemos que hacer es volver a tomar esto, integrarlo, platicar y proceder hacia”.

Fox se reunirá con George W. en Chile en la Cumbre de APEC, y ya lo invitó otra vez a su rancho en Guanajuato.

Totopos con harto chile

El problema es que los gringos si le metieron chile al tema, y han surgido temas espinosos con la elección de George W. Entre ellos la aprobación en Arizona de la Proposición 200, que exige a los residentes mostrar su tarjeta de identificación para recibir “servicios sociales”, y el veto del Gobernador a la propuesta aprobada por el Congreso estatal que permitía que dos millones de indocumentados pudieran sacar su licencia de manejo.

En Arizona, la ley es tan vaga que ni siquiera define los “servicios sociales”, que podrían ir desde los cupones de comida hasta los servicios de policía y bomberos. Fox insiste en que su administración “mantendrá el impulso a un flujo migratorio ordenado con Estados Unidos, en el que se asegure el respeto pleno a los derechos laborales y humanos de las personas”, pero San-tiago Creel solo dice que “se transmitirá a Estado Unidos la preocupación por este tipo de propuestas”.

Otra espinita es la tendencia a limitar el uso de la matrícula consular por parte de bancos y autoridades, y al respecto don Chente solamente dice que está dispuesto a viajar a California el año que viene para convencer al Gobernator de no ser tan gacho.

En fin, que mientras que son peras o son manzanas, entre la radicalización estadounidense hacia la derecha, que incluye el anti inmigrantismo rampante, y las contradicciones entre los funcionarios del gobierno mexicano, especialmente Fox, Derbez y Creel, la “ventana” está abierta pero a la mejor lo único que conseguimos es agarrar un buen resfriado.

Jorge Mújica Murias can be emailed at: jmujica@laraza.com

Return to the Frontpage