November 11, 2005

Enriquécete o muere tratando

La prensa y esta columna le dice adiós a Nuevo Mundo

Por Jose Daniel Bort

Hace cuatro años, mi vida estaba en el que considero su punto mas bajo hasta la fecha. Cansado de tanto trabajar y deprimido por tanto ensayo derivado en error, tan solo necesitaba una oportunidad.

Y como si fuera el “twist” de una película, la oportunidad llegó en la forma de una llamada telefónica de la redacción de Nuevo Mundo, el periódico más inteligente del área de la bahía ofreciéndome la columna semanal de cine. Era la primera vez que me contrataban por mis escritos, y la oferta me dio el aliento y la motivación que necesitaba, en el momento más preciso.

Esta historia es paralela a lo que sucede en la película “Get rich or die trying”, salvando las comparaciones. Yo no conseguí un contrato millonario ni me he convertido en uno de los músicos más influyentes del nuevo siglo, pero su historia de redención, contada a través de los ojos de uno de los grandes del cine, Jim Sheridan, reverbera en mi experiencia.

La película es la historia semi-autobiográfica (al parecer con lujo de detalles) de Curtis Jackson, mejor conocido como 50 cent. “Marcus” tenía un interés musical desde el principio, pero su vida en el gueto de Queens y el deseo de imitar a su madre lo llevó al tráfico de drogas cuando apenas tenía doce años.

A los dieciocho, Marcus ya era un traficante consumado, con verdaderas conexiones con la mafia que controlaba su barrio, peligroso para muchos. Es por eso que el punto álgido de su vida llegó cuando un enmascarado pistolero le dio nueve tiros en todas partes del cuerpo, siendo el ultimo el de “gracia”.

Marcus se salva de milagro. A partir de allí, Marcus se recupera con la ayuda de sus amigos íntimos, su familia, el amor de su vida y un sociópata llamado Bama que conoce durante una pelea en la cárcel (el actor Terrence Howard, de Crash y Hustle and Flow, se come la película con su actuación rayando al borde de la comedia y la paranoia).

50 cent como actor está muy bien guardado en las manos de Jim Sheridan. El veterano director es uno de los más interesantes del cine mundial gracias a sus películas “In America”, “En el nombre del padre” y “Mi pie izquierdo”. A pesar de que Sheridan levanta el material y consigue varias secuencias excelentes, la película no termina de cuajar emocionalmente.

Esto se debe principalmente a que 50 cent está completamente contenido como actor, tratando de ser lo más realista posible. Su imagen es como su “delivery” en la música que hace, arrogante para esconder sus inseguridades, mesurada para contener la rabia interna. Tal como le sucede a Eminem en 8 Mile se siente al rapero dos níveles más abajo en su energía para lograr una sinceridad cinematográfica. Esto funciona en cámara pero le impide a los “actores” músicos algún tipo de inspiración artística.

Y aunque mi historia es muchísimo menos interesante que la de 50 cent, lo que si puedo aseverar es lo agradecido que estoy de la opor-tunidad que me sigue dando este periódico, el segundo que vino a apoyarme y que lo ha hecho ininterrumpidamente desde el principio de mi carrera. En este mundo tan difícil como es la prensa independiente latina (el cierre de Nuevo Mundo es evidencia de esto) la libertad que gozamos para emitir nuestras opiniones tan solo existe gracias al apoyo de nuestro publico. Hoy estamos de luto porque una empresa hermana cierra sus puertas, pero eso nos compromete aún más a seguirles llevando lo mejor de nuestros pensamientos y opiniones. ¡Gracias por el apoyo, San Diego!

Get Rich or Die Trying
Con: 50 Cent, Terrence Howard
Dirigida por: Jim Sheridan
Clasificación: R
Chiles: 3 de 5

Return to the Frontpage