November 11, 2005

Antonio Banderas disfruta de la madurez

A sus 45 años, el actor siente que su carrera ha resurgido

Por Jose Daniel Bort

Como los buenos vinos añejos, Banderas está cada vez mejor. Y su cara no engaña, el actor en pantalla y en persona no puede evitar mostrar su madurez, lo que le inhibe a la hora de hacer una gran cantidad de personajes en Hollywood. Pero unas puertas se cierran y otras se abren, y al actor se le siguen abriendo una por una.

Esto queda magistralmente demostrado en su última película “La leyenda del Zorro” ya que la historia se adapta a la nueva “etapa” del actor. “Han pasado diez años en la historia, casi el mismo tiempo desde que hicimos la primera película, por lo que nos permite visitar la historia de forma natural”, dijo Banderas.

Esta es la tercera secuela seguida que hace el actor, que juró una vez no hacer “salchichas” cinematográficas una tras otra. “Esta vez es diferente. Spielberg y Martin Campbell, el director, se tomaron un largo tiempo en crear las nuevas condiciones, y sinceramente cuando leí el libreto no pude decir que no. La historia está al máximo de sus posibilidades”, explicó Banderas.

En La Leyenda… De la Vega lucha por la creación del estado de California en los momentos de la confederación, cuando un grupo inescrupuloso de separatistas intenta darle al estado un destino diferente. “El proyecto tenía la combinación exacta de romance, épico y comedia que sinceramente no había visto en otros proyectos de su estilo. Es una metáfora interesante para los tiempos que vivimos”, dijo Antonio.

El Héroe Hispano

“Algo muy importante que siento que no se ha destacado suficiente en esta historia es la posibilidad de encontrar un héroe de descendencia hispana que consigue ser un rol positivo para nuestra sociedad. No tiene nada que ver con tráfico o drogas, lo que sinceramente representa un cambio. Además, El Zorro es el primer enmascarado en el cine, mucho antes que Superman o Batman”, dijo orgulloso el actor.

El otro aspecto importante como rol modelo que repre-senta el personaje en la historia es la aspiración a convertirse en una persona mejor ante los ojos que más lo quieren. “Después de diez años siempre ocurren problemas de comunicación. La lección más importante que descubre el personaje es que él tiene que convertirse en mejor padre y mejor esposo, y creo que ése es el verdadero modelo a seguir”, explicó el actor, quien comparte con el personaje el tener una relación con su mujer de diez años y un retoño de nueve.

Melanie y México

Durante la filmación de la película, Banderas decidió tomarse un descanso y se fue en un viaje romántico con su esposa Melanie Griffith a París, donde recordó un particular descanso hace diez años mientras los dos trabajaban en diferentes proyectos y se “echaron una escapadita” a Paris. Su matrimonio sigue mejor que nunca, y ésto quedó demostrado recientemente en las calles de Hollywood Blvd. donde el actor quedó consagrado con una estrella en el “camino de la fama”.

“No puedo explicar el honor y el orgullo que me dá este reconocimiento, gracias a esta tierra que me lo ha dado todo, tanta felicidad, luego que llegué aquí hace dieciséis años sin un centavo en el bolsillo”, dijo Banderas emocionado al recibir el reconocimiento.

Entre las muchas residencias de los Banderas (viven en Los Ángeles pero tienen propiedades en Nueva York y Málaga, España), un lugar especifico en la geografía tiene un significado muy importante en la vida de este actor, y es el suelo mexicano.

“Con ésta, he filmado siete películas en México. He pasado tres años y medio de mi vida trabajando ahí. Ya siento que conozco la cultura y la gente como si fuera uno más. Es muy importante para mi, en México me siento como en mi casa, y espero filmar muchas películas mas allá”, dijo Banderas.

Return to the Frontpage