November 10, 2000


Con el Invierno, SDG&E Recomienda Revisar su Sistema de Calefacción

Con la temporada del frío, San Diego Gas & Electric (SDG&E) recuerda a los residentes que calentar el hogar requiere algo más que encender la llama piloto o abrir el termostato.

Aparatos de gas natural mal instalados o con mantenimiento deficiente pueden producir monóxido de carbono. La exposición a monóxido de carbono puede provocar náuseas, somnolencia, otros síntomas de gripe y hasta la muerte. "Sin embargo", afirma Pam Fair, vicepresidenta de atención al cliente de SDG&E "es raro que un aparato de calefacción en el hogar provoque un envenenamiento por monóxido de carbono, ya que puede evitarse mediante el mantenimiento adecuado".

Los clientes deben mandar a inspeccionar sus aparatos de gas anualmente, para tener la seguridad que estén funcionando correctamente. "Si los clientes sospechan que existe alguna falla, deben llamar inmediatamente a un técnico autorizado o a SDG&E", dijo Fair.

SDG&E ofrece las siguientes sugerencias para el uso seguro y eficiente de su sistema de calefacción por gas natural:

Si la llama piloto de su calefactor estuvo apagada durante el verano, las instrucciones para encenderlo generalmente se encuentran cerca del compartimiento de combustión. Si el cliente necesita ayuda, puede llamar a un técnico calificado en calefacción o a SDG&E.

Verifíque el color de la llama. Debe ser predominantemente, de color azul. Aunque algunas chispas de color naranja son normales, una llama predominantemente amarilla indica una condición que podría producir monóxido de carbono, un gas incoloro e inodoro capaz de provocar una enfermedad y hasta resultar fatal.

Limpie periódicamente con aspiradora alrededor del calefactor, sobre todo cerca del compartimiento de combustión, para prevenir la acumulación de polvo y pelusa.

Jamás guarde dentro del aparato o a su alrededor algo que pudiera obstruir el flujo del aire.

La mayoría de las unidades de aire a presión cuentan con un filtro que limpia el aire antes de calentarlo y circularlo por toda la casa. Debe inspeccionarse este filtro periódicamente y, de ser necesario, limpiarlo o reemplazarlo.

Al instalar un filtro nuevo o recién limpiado, asegúrese de volver a colocar la puerta del calefactor correctamente. Jamás encienda el calefactor sin que la puerta esté cerrada correctamente. De lo contrario, se corre el riesgo de lesiones personales o hasta de muerte por asfixia.

Verifique que el calefactor o aparato se encuentre bien ventilado. Los indicios de una ventilación deficiente incluyen hollín alrededor del aparato o humedad en el interior de las ventanas cuando el calefactor se encuentra encendido.

No utilice como calefactor un asador o hibachi (pequeña estufa japonesa de carbón), ya que producen monóxido de carbono. Tampoco deben utilizarse los hornos para calentar la casa.

Si tiene troncos de gas en la chimenea, asegúrese que el tiro se encuentre libre y que el regulardor de la chimenea esté totalmente abierto, para que los derivados de la combustión puedan escapar al exterior.

El 27 de septiembre de 2000, la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC) de Estados Unidos advirtió a los consumidores que ciertos calefactores de gas de montaje horizontal fabricados por Consolidated Industries, (antes Premier Furnace Company), presentan un riesgo considerable de incendio. Para más información, los consumidores pueden llamar, sin costo, a la línea directa de la CPSC, (800) 638-2772, o visitar su sitio en la red (en español) en www.cpsc.gov/cpscpub/spanish/spanish.html.

Return to the Frontpage