November 10, 2000


Una Nación Agradecida Recuerda a sus Veteranos

El Departamento de Asuntos de Veteranos (Department of Veterans Affairs, VA) se honra al reconocer a los hombres y mujeres quienes sirvieron en las fuerzas armadas de nuestra nación en el pasado y presente, dentro y fuera del país, en tiempo de paz o de guerra.

Nos complacemos en saludar a quienes sirven a los veteranos como médicos, enfermeras, técnicos, terapistas, o voluntarios cada uno extendiendo una mano amiga para hacer más fáciles sus vidas.

Y seguimos complacidos de saludar a otros de ustedes quienes conocen o cuidan de aquel que está en el servicio, o quien ha servido en las fuerzas armadas, ya sea un padre, hermano, hermana, tío, amigo.

Honramos y saludamos las contribuciones de los veteranos de nuestra nación. Ellos han protegido, defendido y hecho posible nuestro estilo de vida.

Hoy renovamos el compromiso que América ha hecho a quienes le han servido.

Conforme nos preparamos para celebrar el Día de los Veteranos el 11 de noviembre, los americanos harán una pausa para honrar a los hombres y mujeres quienes llevan el respetable título de "veterano." A lo largo de 225 años de independencia, 41 millon de patriotas han mantenido en vigilia nuestra libertad. Somos los beneficiarios de su vigilancia y determinación para mantener las creencias democraticas sobre las cuales se fundo nuestra nación.

Este 11 de noviembre del 2000 se celebra el primer Día de los Veteranos del siglo 21. Marca un nuevo comienzo en nuestra vida nacional; aumenta nuestra anticipación de oportunidades que nos esperan adelante; y nos exhorta a dar gracias por la paz y prosperidad que nos pertenece.

Este año milenario es también tiempo de reflexionar en la historia de nuestra nación y como los veteranos han formado su curso.

Una y otra vez, los americanos uniformados han demostrado ser ellos mismos la sangre viva de nuestra nación, una fuerza vital para siempre.

Repetidamente han encarado reto y conflicto por nosotros. Para nosotros, nuestros amigos y aliados, con tenacidad hicieron guardia en orillas solitarias, pasado largos días y noches en alta mar, y encarado el peligro en el aire. Sacrificaron su juventud, su tiempo sus cuerpos, y sus propias vidas para sostener la fundación sobre la cual esta construído nuestro pais.

Los últimos cien años han sido llamados el "Siglo de America." La nacion subió a niveles de inconmesurables liderazgo e influencia mundial. Nuestros valores se convirtieron en el modelo para otros, en otras tierras, porque representan los deseos básicos de gente en todos los lugares.

El creciente poder y riqueza de América trajeron con ellos nuevas responsabilidades. Y esto tuvo un costo bastante alto. Temprano en el Siglo Americano, la vigilancia de nuestra nación y deseo de ayudar al oprimido en otras partes coloco a los jovenes americanos en las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Entre la creencia de que la "guerra termina todas las guerras" en estas mas de 53,000 americanos muertos en la lucha y 204,000 heridos.

Más tarde hombres y mujeres americanos fueron llamados a servir en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial, en Korea, Vietnam, Beirut, Granada, Somalia, Haiti, el Golfo Pérsico, Bosnia y Kosovo.

En monumentos y mortuorios, los americanos han expresado su gratitud. A través de la nación monumentos y memoriales para los hombres y mujeres del servicio militar recuerdan su valor y victorias, y demuestran el compromiso de América de nunca olvidar los sacrificios de aquellos que sirvieron en las fuerzas armadas.

Se ha dicho que como una nación recuerda a sus veteranos es una clara demostración de su caracter y conciencia.

Con nuestra conmemoración, reafirmamos nuestra creencia de que los veteranos en forma individual o colectiva son símbolos vivientes de los que América valora y honra. Al rendirles tributo, reforzamos el convenio entre América y sus veteranos.

Lo hacemos año tras año, y decada trás decada, porque reconocemos una verdad básica. En gran parte, son los tratados de nuestros veteranos que nos atan a nuestro pasado y nos fortalecen en el presente, así como nos inspiran a encarar los retos futuros que encararemos como nación.

Regresar a la Portada