November 9, 2001

Comentario

Enseñando Los Valores Que Hacen A América Fuerte

Por Bob Chase
Presidente, Asociación Nacional de la Educación

La respuesta nacional en los salones de clase de los Estados Unidos a la destrucción y las pérdidas resultantes de los ataques terroristas no ha sido menos que magnífica. La celebración este año de la Semana Nacional de la Educación en los Estados Unidos (del 11 al 17 de noviembre) debe comenzar con un reconocimiento especial a los maestros y personal de las escuelas de Nueva York que arriesgaron la vida por guiar a los niños a lugares seguros, y al papel crítico que desempeñan otros educadores al rescatar el espíritu de la nación.

Durante este semana, quiero pedir que la nación pause un momento para reconocer que las escuelas públicas están al frente de este nueva era porque es dentro de los salones de clase, más que en cualquier otro lugar, que creamos y alentamos a los ciudadanos de mañana.

Como dijo el presidente Bush, los terroristas atacaron a los Estados Unidos porque detestan nuestros valores. Venceremos al enemigo con las armas y la ley, y también al mantenernos firmes con los valores que nos definen como americanos.

América se define no por su riqueza y su abundancia, sino por nuestra libertad, por nuestros albedríos, y el compromiso que tenemos con una sociedad abierta, tolerante y democrática.

Durante los meses y años que vienen, nuestro reto es guiar a toda una generación de jóvenes americanos en la comprensión de lo que es la libertad y de lo que son los ideales que nuestro país representa.

Nuestras escuelas están estupendamente equipadas para llevar a cabo esta tarea. Durante los últimos dos siglos, las escuelas públicas han sido las que han preservado y transmitido los ideales americanos. En nuestras escuelas, generación tras generación de estudiantes nativos e inmigrantes han aprendido los valores centrales de América.

En el primer grado, enseñamos a nuestros estudiantes a ponerse frente a la bandera con respeto y jurar lealtad a "una nación, bajo Dios, sin divisiones, con libertad y justicia para todos". Y el juramento es sólo el comienzo. Durante 12 años, mediante el estudio y la discusión de la historia, la literatura, y el gobierno americano, alentamos a ciudadanos y patriotas.

Las escuelas públicas nunca han dejado de enseñar valores. Los enseñamos explícitamente, y lo que es más importante, somos el modelo de los valores. Todo lo que hacemos y todo lo que decimos ante nuestros estudiantes es una declaración de nuestros valores nacionales -- la honestidad, la responsabilidad, la autodisciplina y el amor por la patria.

Las escuelas públicas también enfatizan otro valor que resulta ser especialmente urgente hoy: la tolerancia y el respeto por las personas de diferentes razas, culturas y religiones. En nuestras escuelas públicas de mayor diversidad —muchas veces con niños que provienen de docenas de países diferentes— el enseñar a los estudiantes la cooperación y el éxito rodeados de un ambiente tan diverso es una lección poderosa e importante. Como me dijo una estudiante de una secundaria notablemente diversa, "Todos nos llevamos bien. Si alguien intentara actuar con prejuicio o hacerle daño a otra persona, los otros chicos simplemente no se lo permitirían".

Tal vez no lo sepa la estudiante que me habló, pero ella es una "combatiente" en la lucha del mundo civilizado contra el terror y el odio. También lo son sus maestros.

El éxito de la defensa de la patria estadounidense dependerá de más que detectores de metal y defensa aérea militar. Dependerá también de los valores que se enseñan en las escuelas públicas de los Estados Unidos.

E-Mail Regresar a la Portada