November 3, 2000


Reporte Urge Implementar Nuevas Políticas Para Integrar A La Población Inmigrante De California

DAVIS-(UC)—Los legisladores de California deben reconocer que el fenómeno de la inmigración no desaparecerá y por lo tanto deben desarrollar estrategias para incentivar y acelerar la integración de los inmigrantes a la economía y sociedad del estado, afirman los autores de un reporte publicado por el Centro de Investigación de Política de California, de la Universidad de California.

El reporte, "Immigration and Immigrant Integration in California: Seeking a New Consensus" (Inmigración e Integración de Inmigrantes en California: Buscando un Nuevo Consenso), fue elaborado por Philip Martin, profesor de economía y recursos agrícolas de la Universidad de California en Davis y Manuel García y Griego, catedrático de ciencias políticas y director del Centro para Estudios Mexicanos de la Universidad de Texas en Arlington.

"La habilidad del estado en integrar a los inmigrantes y a sus hijos conformará a la California del año 2025 y del futuro", afirmó Martin. "Los inmigrantes de hoy son los contribuyentes de impuestos y los ciudadanos de mañana".

Las realidades demográficas, por sí solas, ponen en claro que la integración de la población inmigrante es uno de los asuntos políticos más importantes que encara California, según los autores del reporte. Por ejemplo, ya no hay un sólo grupo étnico o de origen nacional que se considere como mayoría en la población del estado.

Además:

* Cuarenta y seis por ciento de todos los californianos son inmigrantes o tienen por lo menos un padre que ha nacido en el extranjero.

* Durante la década pasada, un tercio del crecimiento de población anual del estado se debió a la inmigración, y se espera que esa tendencia continúe.

* Una tercera parte de todos los inmigrantes en Estados Unidos residen en California.

"Esta tendencia demográfica no es exclusiva de California", señala García y Griego. "La vemos en Texas y en otras partes del país. Pero tanto aquí, como en muchos otros aspectos de la vida nacional, estas tendencias se han manifestado primero y de manera más pronunciada en California", añadió. "California debe también ser una de las primeras en formular una respuesta afirmativa a la integración de los in-migrantes".

La bonanza económica que está experimentado California ofrece el ambiente ideal para crear nuevas políticas que faciliten la integración de los inmigrantes, sugieren los autores del estudio. En estas circunstancias, los legisladores estatales tienen más espacio para promover políticas que traten la integración de los inmigrantes como una inversión y un beneficio a largo plazo para la vitalidad del estado.

"Si California se espera hasta la próxima recesión para debatir la integración de inmigrantes, podrían surgir nuevamente los debates legislativos que parecen prometer al estado ahorros presupuestales a corto plazo, pero que luego resultan en costos fiscales inadvertidos y en costos sociales relacionados con posponer la adopción de políticas realistas", sostienen García y Griego y Martin.

Al surgir aprietos presupuestales, leyes como el Acta de Reforma de Bienestar Social (welfare) en 1996, que surgió de la aprobación de la Proposición 187 en 1994 en California, se implementan con el propósito de ahorrar dinero; pero luego se modifican cuando se hacen obvias las consecuencias humanas. La Proposición 187 restringió el acceso a servicios públicos de educación y cuidados de salud para los inmigrantes.

En realidad, indican Martin y García y Griego, los inmigrantes no causaron la recesión de principios de los 90 que contribuyera a la Proposición 187 y las reformas federales de welfare ni tampoco puede dárseles crédito por la actual bonanza económica.

Los inmigrantes constituyen del 25 al 30 por ciento de la fuerza laboral de California y un porcentaje aun más alto de los trabajadores de bajos ingresos, según el reporte. Muchos inmigrantes enfrentan pésimas condiciones laborales y beneficios laborales limitados. Muchos inmigrantes que son propietarios o que están a cargo de negocios tienen dificultades para obtener capital y carecen de conocimientos acerca de las regulaciones empresariales estatales.

Como grupo, puede ser que los inmigrantes contribuyan menos ingresos por concepto de impuestos y requieran servicios sociales más costosos, en gran parte porque las familias inmigrantes tienden a ser más numerosas y tienen más hijos que educar. Los inmigrantes también tienden a ser más jóvenes y percibir salarios más bajos que los residentes nativos de este país.

Para satisfacer las necesidades de este creciente segmento de la población del estado, García y Griego y Martin recomiendan que los legisladores de California desarrollen un "consenso cívico" que enfatice la importancia de la integración de inmigrantes. Estas son sus sugerencias:

Política estatal

* enfocarse en beneficios y costos a largo plazo, en vez de a corto plazo;

* establecer una Oficina de Asuntos de Inmigrantes;

La economía

* hacer cumplir mejor las regulaciones laborales y desarrollar nuevas políticas que tomen en cuenta las necesidades de los inmigrantes con poca capacitación profesional;

* ofrecer incentivos a los bancos para que provean capital a empresas propiedad de inmigrantes o que se interesen en el bienestar de ellos;

Cuidados de salud

* expandir la dispensación de servicios de cuidados de la salud en el estado, especialmente para trabajadores de bajos recursos;

* trabajar con pequeñas empresas para que puedan proveer seguro de salud a sus trabajadores mediante cooperativas;

Educación

* expandir los programas de educación para adultos para satisfacer mejor las necesidades de los inmigrantes;

* y proveer una mejor educación a los hijos de inmigrantes logrando que sus padres participen más en las escuelas, ofreciendo programas de alfabetismo después de las escuela, proveyendo entrenamiento especial a maestros de hijos de inmigrantes y transformando las escuelas en centros vecinales de capacitación en comunidades con una población inmigrante considerable.

Martin y García y Griego sugieren también que California trate de formular un compromiso con el gobierno federal que dé a los estados con una gran población inmigrante una mayor participación en la elaboración de políticas migratorias nacionales y que el gobierno federal provea a estos estados financiamiento para solventar los impactos de la inmigración.

El Centro de Investigación de Política de California, que financió y publicó el reporte sobre inmigración, pone en práctica la capacidad de investigación del sistema de la Universidad de California para el análisis, desarrollo e implementación de políticas estatales y federales de importancia en el estado. El centro provee asistencia técnica a legisladores y comisiones en asuntos que afectan a todo el estado y disemina el resultado de las investigaciones y recomendaciones a través de publicaciones y boletines especiales.

Return to the Frontpage