November 2, 2001

Unen sus Vidas Ary y Rocky Rodriquez

Doña Clementina abraza amorosamente a sus hijos Rocky y Ary Rodriguez

Fue un día precioso. El sol brillaba en todo su esplendor. La hora de la cita estaba cerca, la 1:30 p.m. del Sábado 13 de Octubre del 2001, cuando llegó la novia radiante envuelta en una nube de felicidad. La esperaba el gallardo novio con el nerviosismo natural del novio que espera ver realizado su sueño de mucho tiempo.

La Ceremonia Religiosa de Ary y Rocky se llevó acabo en una hermosísima playa situada en Hospitality Point en Mission Bay en la ciudad de San Diego.

Como testigos de esta importante ceremonia se encontraban los padres de los novios: la Sra. Clementina Guevara y Henry y Martina Rodriquez.

La corte acompañante fue integrada por su Dama de Honor, Karla Guevara y Chambelán de Honor, Oscar G., seguidos por la 2da Dama de Honor: Yadira Avena.

También estaban Kenia Burris y Praxedis B., Elizabeth y Efrain Avena, Elizabeth Duran y Asael C.; Merary Torresdey y Jason D. y Elizabeth Cruz y Emmanuel C.

Los encargados de los Cojines fueron Johny & Gaby. Petalos: Alejandra y Marina. Los Noviesitos: Damaris y Gino. Campanita: Maricela Orta.

La Ceremonia Religiosa fue oficiada por el Pastor Daniel Contreras, la cual estuvo muy emotiva y tierna.

Después, a las 2:30 p.m. se llevó a cabo la Recepción, siendo el Maestro de Ceremonias: Hno. Francisco del Villar.

La Música, encargada de llevar el ambiente alegre estuvo compuesta por los músicos: David Rico, Joel Cruz y Pablito Flores.

Los cantantes con sus magníficas voces fueron Damaris Abril, Liz y Emmanuel.

Todos los jóvenes participaron en la Liga y el Ramo. Después de partir el pastel se llevó a cabo el juego del Billete.

Como punto final, hubo palabras de agradecimiento por parte de la familia de la novia y del novio y por último de los recién casados, a todos los invitados, dando las gracias por haberlos acompañado en este día tan importante en sus vidas.

El nuevo matrimonio se fue de Luna de Miel a Cancún, México, en donde los esperaban unos días maravillosos.

¡Felicidades Rocky y Ary y que tengan una larga vida de amor y bienestar!

Regresar a la Portada