May 30, 2003

La Nueva Historia De Oaxaca, Segun Murat

El Gobernador de Oaxaca, José Murat, visitó en Valle Central donde se reunió con representantes de la creciente comunidad oaxaqueña de la región

Por Eduardo Stanley
Pacific News Service

FRESNO, CA — El gobernador de Oaxaca, José Murat, visitó Fresno el pasado viernes 23 de mayo, respondiendo a una invitación del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB). Primeramente realizó una guardia de honor frente a la estatua de Benito Juárez en el Parque de la Corte de Fresno y luego compartió un almuerzo con representantes de la comunidad oaxaqueña de la zona.

Como es tradicional, recibió diversas peticiones, desde libros para alfabetización hasta instrumentos musicales. También se le pidió apoyo para un futuro acuerdo educativo y cultural con la Universidad de Fresno que establecería cursos de idiomas indígenas y de cultura de Oaxaca.


El gobernador criticó a quienes se quejaron de las condiciones de vida en Oaxaca. Al fondo, Felipe Peña escucha.

Finalmente participó de una reunión pública en el barrio “Casas San Miguel”, al este de la ciudad de Fresno, donde 32 familias oaxaqueñas habitan desde hace unos dos años. Este proyecto habitacional fue creado después que el lugar donde vivían anteriormente fuera desalojado al descubrirse una fuerte contaminación en las napas subterráneas de agua. Una asociación de agencias no lucrativas, representantes del gobierno y de la empresa Chevron -aparentemente responsable de la contaminación- crearon un fondo para la construcción de “Casas San Miguel”.

Durante esta reunión se ofrecieron bailes tradicionales oaxaqueños y la concejal de la ciudad, Cynthia Sterling, entregó a José Murat la bienvenida oficial del gobierno de la ciudad de Fresno. Varios miembros de la comunidad oaxaqueña expresaron sus opiniones sobre la situación de Oaxaca y pidieron soluciones al gobernador, algo que le irritó visiblemente.

“Durante mi administración, construímos 425 escuelas, ocho universidades, 21 hospitales, centros de salud alrededor de todo el estado, y caminos. Parece que muchos de los que critican hace mucho que no van a Oaxaca, las cosas han cambiado”, dijo José Murat, respondiendo a las tímidas críticas de algunos de los casi 100 oaxaqueños presentes en el evento.

Con el tono de político de provincia, Murat, quien lleva ya cinco años en la gobernatura de ese estado sureño de México, pertenece a la vieja escuela política del Partido de la Revolución Institucional (PRI) que perdiera la presidencia después de 71 años con la llegada de Vicente Fox en el 2000. “Entiendo el enojo de muchos de ustedes ante los gobiernos mexicanos, pero no es mi culpa ya que muchos de ustedes o sus padres, vinieron aquí durante el Programa de Braceros y entonces yo no había nacido”, continuó Murat, tratando de desligarse de algunas críticas, e interpretando muy originalmente la historia migratoria de los oaxaqueños. La gran mayoría de los oaxaqueños que viven en Estados Unidos -solamente en California se estima sobrepasan los 120,000- vinieron después del Programa de Braceros (1942-1964). En el Valle Central, diariamente siguen arribando oaxaqueños en busca de un futuro mejor y se estima que ya superan los 60,000.

Felipe Peña, de San Antonio Monteverde, pidió mejorar las carreteras y las comunidades, además de respuestas a las peticiones que hacen los residentes en Estados Unidos. “No me molestó el tono del gobernador, pero creo que no está diciendo todo”, dijo Peña, consultado después de los comentarios de Murat. ”Yo estuve en Oaxaca hace apenas dos meses, y no se han construído caminos nuevos en las comunidades; él habla de caminos en las ciudades grandes y los centros turísticos”.


Debido a la migración, en los pueblos indígenas de Oaxaca sólo quedan mujeres, ancianos y niños.

“Las necesidades en nuestras comunidades en Oaxaca son muy básicas, como salud, carreteras y educación bilingue”, dijo Leoncio Vásquez, quien emigró a California a mediados de los 80s. Otro residente oaxaqueño, Ausencio Ventura, también mencionó la necesidad de nuevas carreteras en las comunidades indígenas, “debido a la cantidad de accidentes”.

Murat aprovechó la oportunidad para criticar al gobierno de Vicente Fox, “Hay que decirle al gobierno federal que actúe con responsabilidad frente a problemas que le competen”, dijo refiriéndose al fenómeno migratorio. Sin embargo no mencionó que es Oaxaca uno de los estados que más exporta trabajadores. “La pobreza de Oaxaca es una constancia histórica. La pobreza extrema es producto de las políticas estructurales y de un modelo económico que condicionaron el desarrollo de los mercados locales y desfavorecieron la producción regional”, dice el documento de creación de la Coordinación de Desarrollo Social de Oaxaca, en 2001, firmado por el mismo Murat.

Murat no aclaró qué hizo para solucionar, siquiera en parte, estas políticas estructurales que producen la pobreza extrema y sus secuelas de analfabetismo y desnutrición que llevan a la gente a dejar sus tierras en búsqueda de un futuro mejor. Quizá porque cuando empezó el problema él no había nacido aún.

Return to the Frontpage