May 27, 2005

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Aquí, foxeando

¡Me rindo! Me había propuesto no hablar más del foxazo de la semana pasada, pero la gente no para de hablar del tema, así que habrá que darle al César lo que es del César, y a Fox lo que le toque.

Allá en México del Sur, conocido desde 2000 como Foxilandia, a nadie le extrañan los decires presidenciales. Parece que desde chiquito Fox comenzó a decir cosas extrañas, empezando con que “Así como me ven de rancherito y con botas, también sé ser estadista y gobernante, y también sé cuándo usar traje y hablar bonito”.

Y los hablares bonitos no paran. Fox sufre de incontinencia verbal y parece que es una enfermedad sin cura.

Cuando se le metió la idea de vender Pemex, expresó que “es igual a la virgen de Guadalupe, son símbolos para los mexicanos que deben manejarse con mucho cuidado”.

Entre otras frases históricas está la que soltó cuando le renunció su vocero Alfonso Durazo: “Al mismo Jesucristo se le fue uno entre los 12, aquí también se nos fue uno, ni modo”.

Y también la del velorio de María Félix: “A María Félix la recordaremos como la gran impulsora que fue del cambio democrático del país”. En Italia hace poco, Fox dijo que el primer ministro Berlusconi estaba agripado porque “tiene influencia” en vez de “influenza”.

Y olvídese de frases como “Estamos pasando por una turbulencia, como pasa casi en cualquier vuelo en el aire”, donde dejó claro para siempre que los vuelos no pueden ser en el agua.

De Toña la Negra a la Negrita Cucurumbé

Y que yo sepa, nadie se indignó cuando comparó a PEMEX con la Virgen de Guadalupe ni cuando se comparó él mismo con Jesucristo, ni los italianos pensaron que acusaba a su presidente de influyentismo, ni los fanáticos de María Félix se indignaron por la infeliz comparación con un vulgar político.

De hecho, los negros mexicanos nunca se han ofendido porque alguien les diga negros. Ahí está el primer vocero de Fox, conocido como “El Negro Rodolfo Elizondo”, y por supuesto Toña la Negra, el cantante jarocho Salvador El Negro Ojeda, y la frase de La Llorona, de que “Todos me dicen el Negro, llorona, Negro, pero cariñoso”.

Alejandro González “El Negro” Iñárritu, es el aclamado director de “Amores Perros”, y el infame Arturo “el Negro” Durazo, fue jefazo de policía. Y Pedro Vargas no se ofendía cuando alguien le decía negro. Y ahí está el reverenciado Cristo Negro en Chalma, con sus miles de peregrinos al año.

Pero no todo el mundo es México, ni mucho menos foxilandia. Hace años aquí en Chicago, un compañero panameño pidió un cambio de horario porque tenía algo importante que hacer en la mañana. Cuando llegó a chambear, con una sonrisa de oreja a oreja, nos anunció que venía de la ceremonia de naturalización como ciudadano estadounidense, y ampliando la sonrisa nos dijo en voz alta que “Así que ya sa’e chico, de ‘ora en ‘delante ya no so’ negro. ‘Ora so’ afro-americano”.

Claro que nuestro amigo Lucho sigue siendo negro y lo será hasta que se muera, porque no tiene la lana de Michael Jackson para hacerse blanco, pero ante los gringos acababa de igualarse, terminando con la discriminación.

El gran problema de Fox fue que su torpe frase se conoció más allá de México, y que incluyó las palabras “ni siquiera”. Compare el lector y dígame si no es ofensivo: “Ni siquiera los puercos son tan sucios”; “ni siquiera los niños son tan ignorantes”; “ni siquiera los políticos son tan corruptos”; “ni siquiera las películas mexicanas son tan malas”.

Tienen razón los afro-americanos en ofenderse, y tienen razón los 21 congresistas latinos en pedirle a Fox que se disculpe. Es más, tiene razón el editor del periódico Arizona Daily Star, que no publicó la frase completa porque le pareció racista y ofensiva.

Pero la disculpa no debe hacerse ante Jesse Jackson o Al Sharpton, oportunistas ambos y ninguno buen amigo de los inmigrantes mexicanos.

La disculpa debe ser ante los mexicanos todos, por haberlos ilusionado con un gran cambio, por haberles prometido un país mejor, y por haberlos engañado con frases ridículas.

Contaco Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage