May 25, 2001

Ciudad de México: Una Nueva Visión Para la Más Antigua Capital de las Américas

La ciudad de México se encuentra inmersa en un proceso de revitalización, que proyecta un renovado ntusiasmo y dinamismoa su industria turística. La nueva administración posee una visión que tiene especial énfasis en el desarrollo y mejoramiento de un proyecto que comprende 2 corredores turísticos, ubicados dentro de las zonas más frecuentadas por el turismo. El primero, es el corredor dentro del cual se encuentra la Catedral Metropolitana en el Zócalo, corazón del centro histórico, y que se extiende hasta la Basílica de Guadalupe, uno de los santuarios religiosos más visitados de la ciudad. El segundo corredor se extiende desde la zona conocida como Fuente de Petróleos, continua a lo largo de Paseo de la Reforma, hasta llegar al zócalo.

"Nuestra visión del turismo es integral, incluye una preocupación por el entorno ambiental, así como la calidad de vida y es motivada por el gran orgullo que sentimos por nuestra rica herencia cultural, histórica y artística" afirmó la Dra. Campos, Secretaria de Turismo del Gobierno del Distrito Federal y Presidenta del Fondo Mixto de Promoción Turística.

El desarrollo de estos corredores estará reglamentado por un Plan Maestro de desarrollo, cuyo diseño y ejecución está siendo coordinado por expertos en arquitectura y planeación urbana de la Universidad Nacional Autónoma de México. El Plan integral contendrá las bases para el mejoramiento de la infraestructura, iniciativas de medio ambiente y seguridad, áreas verdes, paseos peatonales, nueva transportación turística, programas culturales, restauración de monumentos y edificios históricos, así como nuevas instalaciones y servicios turísticos.

La ciudad celebra este año su 676avo aniversario, y se han llevado acabo grandes acciones para mejorar la calidad del aire, combatir y disminuir el crimen, remodelar sus edificios históricos y atraer a inversionistas privados, para que participen en estos proyectos. Todas estas acciones han dado resultados, que se demuestran con el incremento, por segundo año consecutivo, de un 9 por ciento más de llegadas de turistas en comparación con el año 2000. De un total de 9.6 millones que visitaron la ciudad y se hospedaron en hoteles 2.1 millones fueron visitantes extranjeros. La mayor parte de estos turistas, es decir 52.38 por ciento, fueron procedentes de los Estados Unidos y Canadá.

Para optimizar la creciente llegada de visitantes, la Secretaria Federal de Comunicaciones y Transportes, se encuentra en proceso de evaluación para la construcción de un segundo aeropuerto. Mientras esto ocurre, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ha hecho remodelaciones que incluyen un nuevo estacionamiento, nueva terminal y simplificación de procedimientos de aduana.

La ciudad ofrece 1,667 restaurantes de categoría turística, que ofrecen una gran variedad de platillos, 670 hoteles así como una gran variedad de centros de congresos y convenciones. Las inversiones hoteleras continúan creciendo en diferentes zonas de la ciudad. En el centro histórico, se está construyendo el Sheraton Alameda, con 500 habitaciones y un costo de $80 millones de dólares. El hotel contará con un centro de convenciones con capacidad de hasta 10,000 personas. Starwood Hotels y Resorts, se encuentra construyendo el hotel W, ciudad de México, sofisticada propiedad de 239 habitaciones y que será el primero en América Latina, localizado en la exclusiva zona de Polanco y su inauguración está prevista para principios del próximo año. Los hoteles InterContinental han anunciado una inversión de $40 millones de dólares en una lujosa torre de suites, ubicada al lado del hotel Presidente InterContinental. Recientemente se acaba de inaugurar el hotel Fiesta Americana Periférico Sur, con 212 habitaciones y 3 suites, localizado sobre el periférico, al sur de la ciudad de México.

Dentro de las nuevas inversiones, en la zona de la Alameda, se encuentra en construcción un proyecto de uso mixto que incluye eficios de oficinas, una plaza comercial, con restaurantes y cines, un museo de las artesanías, cafés y paseos al aire libre. Para apoyar estas iniciativas, el Gobierno de la ciudad de México, creó el Consejo Promotor de Inversiones enfocado a los corredores turísticos y a la construcción de parques industriales, que impulsarán el crecimiento económico.

Independientemente de estos logros, el gobierno de la ciudad de México, está consciente de las preocupaciones de sus residentes y visitantes, por lo que ha llevado acabo grandes logros en este sentido. La calidad del aire se ha mejorado sustancialmente, y durante casi año y medio no se han presentado alertas ambientales. Los niveles de dióxido de sulfuro, plomo y dióxido de carbón no más altos de 40 imecas, en una escala en la que los niveles abajo de 100, o más bajos, son considerados satisfactorios. Durante el invierno pasado, normalmente la peor época para la contaminación, han habido días en que el límite es 70 y otros que están por debajo de 10.

Estos cambios favorables son resultado de medidas más estrictas en cuanto al control de los vehículos, entre las que destacan:

Los carros nuevos tienen instalados convertidores catalíticos, que ayudan a reducir las emisiones de óxido de nitrógeno y monóxido de carbono.

Las verificaciones de vehículos son estrictamente obligatorias.

El gobierno de la ciudad usa gasolina más limpia; Pemex, la compañía petrolera nacional se encuentra en proceso de rediseño y modernización de sus refinerías, evitando el uso del plomo en las gasolinas, lo que genera una menor contaminación.

Aunado a lo anterior el Jefe de Gobierno, anunció que en los próximos tres años, no se otorgarán nuevas licencias de taxis, para reducir la oferta y mejorar la calidad del aire. Los funcionarios de gobierno, evaluarán transcurridos los tres años los efectos de esta medida y decidirán si continúa en vigor esta prohibición.

La ciudad de México forma parte de un proyecto de 2 millones de dólares, lidereado por el Massachusetts Institute of Technology, cuyo objetivo es buscar formas de mejorar la calidad del aire.

A efecto de combatir el problema de los taxis ilegales, el gobierno de la ciudad lleva acabo una campaña permanente para detener a los taxis que operan sin permisos. Todos los taxis deben de exhibir en el parabrisas, de forma visible, su permiso con fotografía del chofer. Como resultado de esta medida, las autoridades de la ciudad han retirado de la circulación a más de 6,000 taxis irregulares y a sus choferes. Diariamente, 30 taxis irregulares son detenidos por no cumplir debidamente con los requisitos.

Las actividades delictivas contra turistas representan un grave problema en las capitales más grandes del mundo. Entre las prioridades más importantes del Jefe de Gobierno de la ciudad, Andrés Manuel López Obrador, se encuentran mejorar las condiciones de seguridad y reducir los índices de criminalidad. Entre estas medidas podemos mencionar: la conformación de un cuerpo especializado de 400 policías, asignados para vigilar zonas turísticas como el centro histórico; la adición de otro cuerpo especial de 400 hombres y mujeres con la preparación para atender a los turistas en su propio idioma y ofrecer orientación y apoyo; la creación de un equipo de motociclistas de apoyo vial, para auxiliar la circulación y apoyar a los automovilístas que tengan problemas con sus vehículos. El índice de criminalidad ha descendido significativamente por segundo año consecutivo. El robo a turistas se ha reducido a la mitad, así como el robo de autos en un 30% desde el año de 1999. Los homicidios se han reducido en un 86%.

La Secretaría de Turismo de la ciudad de México está consciente de que resulta importante para el turismo poder disfrutar de su estancia y de la gran relevancia que la industria turística representa para su desarrollo económico. El turismo como fuente generadora de empleos genera uno de cada siete empleos en la capital.

"Esperamos que con estas medidas que estamos llevando acabo mostraremos al mundo el gran valor que representa nuestra historia y rica herencia cultural. La ciudad de México tiene dos caras, su pasado y su presente: una ciudad devota de su religión y del Internet, de sus tradiciones y de las innovaciones. Queremos tomar lo mejor de ambos mundos y exhibirlos para deleite de sus residentes y visitantes" concluyó la Dra. Campos.

Regresar a la Portada