May 23, 2003

Desde las orilla de ambos países

La conferencia de periodismo fronterizo

By Mariana Martinez

Camino acelerada entre los pasillos lustrados del Hotel Camino Real. En sus salones estará el Encuentro Fronterizo del Medio Ambiente y un Foro sobre infectología y bio-terrorismo. Esta noche estará el famoso cantautor cubano Francisco Céspedes y este fin de semana, la ópera de Tijuana presenta Carmina Burana.

Tijuana es poderosamente efervescente.

Vine aquí por otro evento que se celebra simultáneo a los mencionados: la Conferencia de periodismo fronterizo que se suma a lo que a diario sucede en una de las zonas turísticas y comerciales de Tijuana, la Zona Río. La conferencia es sólo parte del trabajo realizado por Homeland Productions, una organización productora de medios, con base en Estados Unidos que por medio de un apoyo de la Fundación Ford tiene un proyecto, en unión con periodistas mexicanos, para crear una serie de documentales sobre la región fronteriza y desarrollar la idea de periodismo transfronterizo. La conferencia obedece a la necesidad de establecer vínculos más estrechos entre los periodistas de investigación que actualmente trabajan a lo largo de la franja fronteriza y que pueden beneficiarse del trabajo en equipo con periodistas del vecino país.

Alrededor de setenta personas se dieron cita al iniciar la conferencia, la mayoría jóvenes periodistas en busca de consejos y anécdotas de periodistas más experimentados que pueden ayudarlos en su trabajo, gente de El Paso, Guadalajara, Douglas o Ciudad Juárez que asistieron a la conferencia, vinieron por ella por primera vez a Tijuana.

Pero antes de cualquier anécdota fue importante retomar ciertos temas de interés, el primero de ellos, la imagen de la frontera que muestran los medios, las percepciones acertadas y erróneas de muchos periodistas que filtran estas visiones en sus trabajos publicados respecto a las ciudades fronterizas.

Susan Ferris de periódicos Cox; José Carreño de El Universal y Jerry Kammer del servicio noticioso Copley News fueron los primeros panelistas, coincidiendo en el hecho de que, a pesar de diluirse en ciertas circunstancias, la frontera sigue siendo el filo, la línea que hay que atravesar para tocar al otro, que aunque parezca cercano no lo está realmente, de manera cultural. Esto se refleja claramente en el tratamiento tan distinto que medios de ambos lados le dan a la misma noticia.

“Desafortunadamente —dijo José Carreño— no encuentro mucho interés en los medios norteamericanos por conocer como son percibidos por América latina”.

El debate llevó al grupo al caso del manejo de la prensa del conflicto de Estados Unidos en Irak, la prensa Mexicana se enfocó en la muerte de civiles y las condiciones de vida de los soldados México-Americanos (como la prensa de la mayoría de los países noaliados), la prensa estadounidense se caracterizó por una fuerte cobertura de estrategias militares y ofensivas a las diferentes ciudades.

Los periodistas norteamericanos coincidieron en que la cobertura de los medios estadounidenses en el caso de este conflicto fue percibido por el resto del mundo como muestra de una prensa débil, de ser así, la prensa latinoamericana también puede sufrir de este problema pronto.

Estas mismas diferencias también pueden ser ilustradas con el caso reciente del escandalo sobre una propuesta de algunos congresistas estadounidenses de condicionar un acuerdo migratorio a la apertura de la compañía petrolera mexicana PEMEX. La propuesta fue poco difundida en los Estados Unidos, que claramente sabe que dicha propuesta no refleja la postura del gobierno de EU en un asunto tan delicado y polémico; sin embargo, fue manejada ampliamente por los medios Mexicanos, con un tratamiento de morbo anti-americano que los políticos aprovecharon para hacer toda clase de afirmaciones sobre algo que en realidad fue mal informado por la prensa mexicana.

La verdad es que la región fronteriza es un lugar donde los temas críticos de la agenda binacional se concentran, tal como es la escasez de agua en Texas o la crisis de la industria eléctrica en California pero ni Washington D.C. ni México D.F parecen tener una idea clara de lo que está sucediendo, y esto se debe en parte a una cobertura de la noticia más deficiente, diseñada para confirmar los prejuicios que cada una de las culturas tiene de la otra.

Pero, ¿Dónde empieza y termina la frontera? ¿Cómo es que ciudades estadounidenses como Los Angeles o Chicago tienen más relación con algunas ciudades de México que éstas entre sí? La idea de lo que es fronterizo está cambiando, los gobiernos de ambos países están reconociendo la importancia de la presencia México-Americana en los comicios electorales y el tema de un acuerdo migratorio es cada vez más apremiante en las agendas políticas, finalmente se está reconociendo la importancia de los dólares que los emigrantes mandan a México y su beneficio en ambas economías.

“Nosotros como periodistas tenemos la responsabilidad de dar a conocer los pormenores de los asuntos delicados, y no mostrar versiones simplistas de los problemas, haciéndolos de “los malos contra los buenos” dijo Susan Ferris.

Después de la sesión plenaria, hubo dos sesiones simultáneas, una sobre la computación como una herramienta para el trabajo periodístico y la otra en la cobertura de los medios respecto a los crímenes violentos en Ciudad Juárez.

Los ya famosos asesinatos de Ciudad Juárez, la impunidad y la vergüenza

Desde 1993 la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, Chihuahua (colindante con El Paso, Texas) ha sido el escenario de más de 2000 desapariciones de personas, de las cuales 300 están relacionadas- según las autoridades- con el narcotráfico, otras 340 de estas desapariciones son de mujeres jóvenes y pobres, que en busca de trabajo o trabajando en una de las múltiples maquiladoras de la zona, un día, simplemente no regresan a su casa.

Desde que las desapariciones empezaron los cuerpos de dichas mujeres empezaron a aparecer, muchas veces mutilados en el desierto cercano. Existen todo tipo de teorías, desde películas snuff hasta tráfico de órganos, incluso se ha manejado la teoría de que son sacrificios rituales exigidos por la mafia para “entrar al negocio”, pero ¿Cómo ha sido manejada esta turbia tragedia de una década en los medios?

Cecilia Ballí de la revista Texas Monthly; Diana Washington-Valdez del El Paso Times y Vanesa Robles, periodista independiente de Guadalajara, quienes han tratado el tema en su trabajo, conformaron la mesa de discusión sobre el tema. Juntas exploraron el tratamiento sensacionalista y “de nota roja” que tuvieron muchos de los asesinatos, que hacían parecer el asunto como muchos crímenes aislados en lugar de hacer mención de las coincidencias y manejarlo como una amenaza constante. Los medios de comunicación locales no parecen estar demasiado entusiasmados en buscar mas información sobre el asunto, en parte por la ola de amenazas a periodistas y editores y porque muchos de ellos sienten que los asesinatos ya no son noticia, mientras tanto, el FBI y la Policía Federal Mexicana no logran esclarecer los crímenes o simplemente se niegan a resolver algo que parece tener fuertes lazos con el crimen organizado de esta frontera.

La comunidad de Ciudad Juárez en un principio tuvo una actitud machista ante los crímenes, culpando a las mujeres por vestir de manera provocativa o salir solas de noche, pero al pasar del tiempo y darse cuenta de lo horrendo de los crímenes, la mayoría de la gente fluctúa entre una profunda indignación y la tristeza.

Respecto a ese tema los periodistas se topan con una historia que se niega a ser contada

La literatura fue la atracción de la feria

A la hora de la comida, se realizó un panel de literatura fronteriza, y ahí entre sandwiches de queso y jugo de uva, nadie desviaba la atención a pesar del cansancio.

La mesa fue precedida por el editor de Cinco Puntos Press, Bobby Byrd y el escritor mexicalense Gabriel Trujillo, ambos destacaron las particularidades de la lengua en la frontera y como se ha desarrollado en la región una cultura aparte, la frontera, no es sólo un lugar de violencia y sangre, es también un espacio en que dos culturas comparten y se rehacen a si mismas y ésta hibridación es poco buscada por los medios de comunicación que muchas veces la visitan en busca de los crímenes y no ven más allá.

Acabando la comida, y después de un buen cigarro las sesiones volvieron a dividirse, por un lado expertos de ambos lados de la frontera discutieron ampliamente los cambios a la ley de libertad de información, sopesando sus costos y beneficios y sobre todo el cambio que va a representar en ambas sociedades.

En el piso de abajo, se realizó un foro sobre el periodista y el sujeto, donde autores y protagonistas de las historias hablan de la complejidad de la interacción que va mucho más allá de un artículo, muchas veces desarrollándose relaciones de años. Ahí se habló de la importancia de posponer el juicio crítico y cultivar una relación de confianza mutua con el sujeto de su trabajo, algunos periodistas participantes se confesaron fuertemente inspirados por las historias que les narran sus fuentes y como eso hace imposible la objetividad.

Por si fuera poco, periodistas invitados de USA Latino, Living on Earth y Homeland productions compartieron con los demás sus “secretos para conseguir reportajes” y comentaron una serie de amenas anécdotas, sobre sus intentos fallidos de ser intrépidos y como utilizaron la creatividad para “aderezar” noticias que parecen poco atractivas para el público.

Return to the Frontpage