May 21, 2004

El regreso de la reina de la pantalla de plata

Julie Andrews disfruta del redescubrimiento

By Jose Daniel Bort

1964. El año donde el musical de Hollywood floreció como pocos, gracias a “Mi Bella Dama” y “Mary Poppins”. Ambos tenían una persona en común: la incomparable Julie Andrews. En aquella oportunidad, la actriz fue rechazada para el papel de Eliza Doolittle en Mi Bella Dama, que Audrey Hepburn hizo suyo. Andrews tomó el papel principal en la “otra” película, robándose el corazón de todos y el Oscar como mejor actriz.

Al año siguiente, la fama de Andrews quedó cimentada con “The sound of music” (La novicia rebelde). De ahora en adelante la imagen de la actriz será asociada con niñeras y canciones hermosas, completamente opuesta a su verdadera personalidad. Durante los próximos treinta años, Julie se dedicó a pelear esa imágen romántica, hasta el punto de poner un aviso en su carro en Londres que decía: “Mary Poppins es adicta a las drogas”.

“En aquel tiempo percibía que esos personajes habían desarrollado tan solo una pequeña parte de mi talento como actriz, por lo que me esforcé más allá de lo imaginado por enseñar lo que podía hacer. Ahora que miro al pasado, veo como una bendición que me hayan pedido hacer estos personajes, ya que me han llenado de satisfacciones increíbles”, declaró la actriz, en reciente entrevista en el Four Seasons hotel de Beverly Hills.

Precisamente el otro musical importante en su carrera (la creación de su esposo Blake Edwards “Victor/Victoria”) fue el que destruyó su voz. Luego de convertir la película en un éxito y estrenar en Broadway por primera vez en más de cuarenta años con él, una operación de nódulos de la garganta apagó la voz de la diva por siempre. Andrews demandó y ganó una considerable suma de dinero por este incidente.

“Se ha propagado en la internet de que voy a cantar en ‘Shrek 2’. No es verdad. Tan sólo puedo hacer las notas bajas (cantando: ‘Do Re Mi’) pero ir más agudo de aquí se me hace muy difícil”, exclamó Andrews, su voz sonando tan cautivadora como siempre.

Pero la actriz no se desespera, al contrario, está en boca de todos en este momento gracias a la película “Shrek 2” donde personifica a la reina de “Far far far away land”, que tiene un muy sospechoso parecido con Beverly Hills. También encabeza el elenco de las comedias exito “The Princess Diaries”.

“Jamas he estado tan ocu-pada en mi vida. No te lo exagero. Parece que después de los sesenta todo el mundo descubrió que no me había muerto. No sólo como actriz, pero también con mis escritos”, comentó Andrews.

La nueva generacion de musicales

Considera los nuevos musicales una bendición, la reinvindicación de un género que necesitaba una visita hace mucho tiempo. “Puedo hablarte otra hora más del tema, es algo que es muy cercano a mi alma. Te puedo decir que son espectaculares. En especial “Chicago” me dejó con la boca abierta de lo fastuoso y exuberante” dijo Andrews.

La actriz, junto a su hija Emm Walton, ha lanzado la colección de libros de aventuras “Dragon”, situados entre las costas de Francia e Inglaterra. Esta colección ha estado en la lista de “Best sellers” a ambos del atlántico.

“Sentí que necesitaba hacer algo para mi familia, y mi hija y yo empezamos a recrear las historias que habían llenado la imaginación a nuestras gene-raciones. Con siete nietos, no puedo parar de escribir para ellos”, comentó la escritora.

Andrews tuvo a Emma de su matrimonio con Tony Walton. De su esposo de treinta y cinco años Blake Edwards heredó dos hijos más: Geoffrey and Jennifer, y junto a su pareja adoptó a dos niños Vietnamitas: Amy y Joanna. Geoffrey acaba de tener su primer retoño hace apenas dos días después de esta entrevista.

“Todavía no lo conozco personalmente pero me muero por verlo. Voy a Londres la próxima semana y estaré con toda mi familia. Estoy feliz por todo el ajetreo que he tenido en este último acto de mi vida, pero ahora más que nunca, siento la necesidad de estar con mi familia”, expresó la actriz.

Return to the Frontpage