May 21, 2004

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Beverly Lyles - Traducción al español por Karina Hurley-Flores

La vida secreta de los hombres contribuye al contagio del VIH entre las Latinas

Como si el ser una mujer perteneciente a una minoría de bajos recursos y sin educación universitaria, no fuera reto suficiente para sobrevivir en este país, parece que ahora el VIH se está expandiendo rápidamente entre estas mujeres (CDC 2000.)  Lo que resulta aún más trágico es que estas mujeres, de por sí vulnerables y luchando valientemente para cumplir con sus numerosas responsabilidades- están contrayendo esta enfermedad mortal a través de sus novios, amantes y esposos. Así es. El mismo hombre en el cual confían para su cuidado y protección, es quien les arrebata la vida.

Actualmente, muchas personas ya saben que los consumidores de drogas vía intravenosa pueden contraer y contagiar el VIH a través de agujas infectadas y también mediante el sexo sin protección con sus parejas. Sin embargo, muchas mujeres aún no conocen la existencia del riesgo de contraer VIH mediante el acto sexual con hombres bisexuales. Sí, el amor puede volverse muy riesgoso cuando una mujer no sabe que su novio, esposo o pareja —con quien mantiene relaciones sexuales— también mantiene, a su vez, relaciones sexuales con otros hombres.

Generalmente, el comportamiento homosexual continúa siendo un tabú entre los Latinos. En una cultura predominada por el machismo, la homosexualidad es considerada ajena a los hombres, extraña y de comportamiento aberrante. Pero incluso muchos de los hombres Hispanos, quienes denigran públicamente el comportamiento homosexual, silenciosamente y de manera regular, tienen relaciones sexuales con hombres.

Una cosa debe quedar bien clara: no estamos hablando de todos los hombres o todos los novios. Todo hombre que tiene una novia, esposa o a mujer como pareja, no necesariamente vive una vida bisexual clandestina. Y, por otro lado, no todos los hombres bisexuales están infectados con VIH. Sin embargo, los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres están en riesgo de contraer VIH. Las mujeres que tienen sexo con esos hombres, en consecuencia, también se hallan en riesgo.

Algunos hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, excusan su participación en dicho acto bajo un “acto privado” —una urgencia que no tiene nada que ver con ellos en su calidad de hombres. También argumentan que el romanticismo, emociones y atracción continúan siendo reservados para las mujeres. Y que, por ende, estos actos privados con otros hombres no poseen consecuencias.

Nada puede ser más falso.

De acuerdo al Centro para el Control de las enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las mujeres jóvenes se enfrentan a un riesgo substancial de contraer el virus del VIH a través del contacto sexual con hombres. Incluso, el riesgo de infectarse con VIH durante un  acto sexual sin protección es dos o cuatro veces mayor en una mujer que en un hombre. Actualmente, los Latinos constituyen  el 14% de los Estados Unidos pero forman el 20% de los casos de SIDA, con un índice de infección casi cuatro veces mayor que el de los blancos. Un estudio de la CDC realizado en el año 2000 demostró que los hombres homosexuales y bisexuales Latinos en áreas urbanas comprendidos entre los 15 y 22 años, eran casi dos veces más propensos a ser infectados (7%) que los blancos. Y mientras que el uso de drogas vía intravenosa continúa siendo un gran factor de contagio de VIH entre las comunidades Latinas, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres  se están poniendo en un riesgo cada vez mayor de contagio de VIH/ SIDA, a través del contacto heterosexual.

El resultado. Un número substancial de Latinas jóvenes y de bajos ingresos están rondando por las calles in-fectadas con VIH, sin siquiera saberlo. Muchas de estas mujeres sufrirán enormemente e incluso no sobrevivirán a este virus mortal, el cual contrajeron mediante sus parejas. Para poder salvar sus vidas, las Latinas deben convertirse en agresivas defensoras de sus vidas. Deben hacer preguntas. Exigir respuestas. Pedir ayuda y apoyo a sus familiares, amigos y comunidad. Averiguar. In-vestigar a sus parejas y sus actividades y saber qué hacen cuando no están cerca. Ya sea el consumo de drogas vía intravenosa o las actividades bisexuales, las mujeres tienen el derecho de saber si sus parejas las están poniendo en riesgo de contraer este virus mortal.

Además de lo expuesto previamente, las mujeres deben insistir que sus parejas utilicen un condón. El uso correcto y consistente de este método de protección de barrera impide el contagio de VIH, y salva vidas. Para más información sobre las formas de  transmisión del VIH y sus factores de riesgo, llama gratis a tu Línea de Ayuda en español al 1-800-473-3003.


Return to the Frontpage