May 20, 2005

El Sith se roba el show en todo el mundo

La sexta parte de “la guerra de las galaxias” se roba el show en Cannes

Por Jose Daniel Bort

Especial-Cannes Francia. La calle estuvo paralizada por horas. Hordas de público trata desesperadamente de cazar la miradita de una de las celebridades, quienes se han dado el lujo de asistir a la gala más esperada de todo el festival de cine más importante del mundo. Aquí en Cannes, todo el mundo tiene la “Georgelucasmania”.

Era de esperarse, ya que la saga que tiene casi treinta años en desarrollo ha tocado a más de una generación de público ávido de sentir “la fuerza”. Esta sexta entrega (la tercera en orden cronológico) promete ver la caída de Anakin Skywalker dentro del mundo de la oscuridad y convertirse irremediablemente dentro del tenebroso “Darth Vader”.

De hecho, el sonido más prominente en la larga al-fombra roja del Palais de Cannes es la respiración por debajo de la mascara que anunciaba la presencia del gigantón del traje negro que le corto la mano a su hijo Luke Skywalker en El imperio contrataca. Una orquesta de más de sesenta músicos presenta la música de John Williams a los más de tres mil espectadores que vienen a vernos a los “pingüinos” entrar. Si no estas apropiadamente vestido de smoking y traje largo, no entras.

Ya adentro, con todas las personas “importantes” del cine desplegando sus egos en frente de la monumental pantalla del Palacio Lumiere y sin la más mínima silla sin ocupar, la acción empieza. La tensión se puede cortar con un cuchillo, y secretamente todos están cruzando los dedos por la presentación de la película de sus vidas.

Y ésta se presenta ante los ojos de todos. Anakin (Hayden Christenssen) se debe enfrentar a una fuerza dividida entre sus principales miembros, quienes tratan de espiar en el otro bando y usan al guerrero Jedi para sus propósitos. Para colmo, Anakin guarda el secreto del matrimonio con Padme Amidala, a quien su embarazo con gemelos le prohibirá mantenerlo por mucho tiempo. Si el consejo se entera de la paternidad de Anakin, su salida como Jedi es inminente.

No hay nada nuevo aquí. Todo el mundo sabe el destino de estos personajes, es como anunciar la borrasca cuando ya se le ve a la distancia. Sin embargo, esto no le quita ni a una pizca de emoción a la historia, quien en su búsqueda de catarsis se lanza vertiginosa en un mar de animación por computadora que por fin parece traspasar la historia y la ayuda a avanzar. Se han dado muchos pasos adelante con esta última producción.

Puede que esa no sea el final de esta serie de películas. Muchas veces George Lucas (el poseedor de la fuerza Cannes, con una sonrisa de Yoda de oreja a oreja que combina maravillosamente con sus gestos gentiles) ha planteado la posibilidad de que la serie no termine aquí, sino que continué en el futuro. Lo cierto es que ésta entrada al mundo de la oscuridad tendrá una repercusión importante en fans del cine de todo el mundo, quienes han visto como “la guerra de las galaxias” ha reescrito muchas de las reglas del juego en el cine mundial, viéndose ya en el Palais Lumiere de Cannes o cómodamente en el cineplex más cercano a su vivienda.

Star Wars: Revenge of the Sith
Con: Hayden Christensen, Samuel L. Jackson, Natalie Portman.
Dirigida por: George Lucas.
Clasificación: PG-13
Chiles: 4 ½ de 5

Return to the Frontpage