May 19, 2000


Lola Flores "La Faraona", Una Leyenda

MÉXICO, D. F. (NOTIAMERICA) - A cinco años de la muerte de la reina del arte folklórico español, Lola Flores, mejor conocida como "La Faraona", esta gitana de duro temperamento aún sigue siendo recordada con gran cariño por su gente, amigos, compañeros y por el pueblo.

Fue un 16 de mayo de 1995, a las cinco de la mañana, cuando la terrible y mortal enfermedad del cáncer, con la que luchó por más de 20 años, causó su muerte a los 72 años de edad, convirtiéndola en una leyenda "irrepetible". Dos días después falleció su hijo Antonio Flores, músico de 33 años, quien murió a causa de una sobredosis ocasionada por la tristeza y dolor.



Lola Flores "La Faraona"

Desde su infancia, esta enigmática mujer demostró su capacidad artística, prueba de ello fue el hecho de haber bailado y cantado a la edad de cinco años, en busca de propinas. Más tarde hizo su debut artístico en los escenarios, recién concluida la Guerra Civil.

Así, tras un año de actuaciones en diferentes teatros, entró de lleno al cine, donde sus participaciones no fueron lo que ella deseaba. Sin embargo, en 1944 Lola Flores empieza a brillar en toda España y, al lado de Manolo Caracol con quien sostuvo un tórrido romance durante ocho años, se convirtió en una de las artistas andaluzas más admiradas.

En 1952 firmó un jugoso contrato donde se establece su participación para filmar una serie de películas, que además le ayudarían a expandir en mayor grado su fama en el extranjero. A sus 32 años ya era toda una celebridad.

Su fama llegó de la Madre Patria hasta el nuevo continente y fue en Buenos Aires, Argentina, donde se hizo acreedora al sobrenombre que la inmortalizó: "La Faraona". En una de sus canciones, Lola canta "No sabía del mundo, tenía dos ojazos pero nada más, no miraba a nadie porque yo era mía, tan mía como el cielo que me hizo cantar, por aquel desprecio que yo regalaba alguien la Faraona me empezó a llamar".

Originaria de Jerez de la Frontera, España, Lola Flores nació en febrero de 1923 y, en octubre de 1957 contrajo nupcias con su único esposo un gitano catalán de nombre Antonio González, con quien procreó tres hijos.

Dentro de su filmografía destacan películas como Martín Gala, largometraje donde se le dio la primera oportunidad de darse a conocer, "La Danza de los Deseos", "La Gitana y el Charro", "Sueños de Oro", "María de la O", "Un Alto en el Camino", "La Faraona", "Embrujo", entre otras.

Eran tiempos de reconocimientos, de fama, de triunfos... cosecha merecida por medio siglo de su arte popular. Acumuló gran fortuna, sin embargo, en los ochentas fue culpada por Hacienda por evadir al fisco, ocasionándole muchos dolores de cabeza.

Faltaba década y media para que el cáncer acabara con su vida. Antes de morir, Lola llegó a decir que el día que muriera le gustaría que "me sacaran todo lo que tengo adentro y me dejaran mi carita, mis manos, mis brazos y me embalsamaran, después de eso que me llevaran al teatro de Madrid, me pusieran en el vestíbulo un buen tiempo para que la gente que me quiere `hiciera cola' para verme. Posteriormente me trajeran a Sevilla llevando detrás de mi cuerpo inerte una banda tocando la canción de la Zarzamora". ¡Descanse en paz!

Return to Frontpage