May 18, 2001

Mitos Sobre el Consumo de Energía Eléctrica

BERKELEY- (UC)- La crisis energética ha dado lugar a que circule información errónea sobre cómo reducir el consumo de electricidad. Investigadores de tecnología energética ambiental del Laboratorio Lawrence Berkeley que administra la Universidad de California aclaran la confusión que puede existir.

MITO: LOS APARATOS ELECTRODOMÉSTICOS APAGADOS NO CONSUMEN ELECTRICIDAD.
Hecho: Se ha encontrado que la mayoría de electrodomésticos continúan consumiendo energía al estar apagados. ¡Aún la misma cantidad que cuando están prendidos! Existe una gran cantidad de productos eléctricos, desde acondicionadores de aire hasta videocaseteras, que no pueden apagarse por completo sin desconectarlos. Muchos consumidores ignoran que estos productos consumen energía las 24 horas del día. Este consumo de energía se conoce como "energía latente" o standby power en inglés.

MITO: DEJAR LAS LUCES PRENDIDAS AL IGUAL QUE OTROS APARATOS, INCLUSO COMPUTADORAS, GASTA MENOS ENERGÍA QUE APAGARLOS Y AYUDA A QUE DUREN MÁS.

Hecho: El pequeño incremento súbito de electricidad que ocurre al prender algunos aparatos es muchísimo menor que la energía utilizada al tener prendido el aparato fuera de uso. En el pasado era verdad que prender y apagar las luces y aparatos reducía la vida útil de los mismos de manera drástica.  Estos problemas han sido superados casi por completo a través de mejoras de diseño.

MITO: LAS LUCES DE HALÓGENO DAN MEJOR RENDIMIENTO.

Hecho: Es cierto que las luces de halógeno utilizan menos energía que los focos incandescentes. Sin embargo, los focos incandescentes compactos tienen una eficiencia casi tres veces mayor que los de halógeno y no requieren de transformadores que consumen energía en grandes cantidades. Además, los transformadores de las luces de halógeno consumen más energía aunque estén apagadas.

MITO: LA LUZ FLUO-RESCENTE ES DAÑINA.

Hecho: Las luces fluorescentes han cambiado dramáticamente en los últimos años. Hoy día, la luz que despiden tiene mucho mejor color y el molesto parpadeo ha sido eliminado de las luces fluorescentes que ahora usan bobinas de inducción electrónicas. Las luces fluorescentes son más eficientes que las luces incandescentes comunes. Al requerir menos electricidad, la producción de luces fluorescentes genera menos contaminación, produciendo menos emisiones que tienen efectos adversos en la salud. Si ha pasado algún tiempo desde que usted usó luces fluorescentes, considere evaluarlas nuevamente.

MITO: LOS PRODUCTOS DE CONSUMO EFICIENTE AUMENTAN EL COSTO INICIAL DE UNA CASA.

Hecho: Usualmente los productos eficientes cuestan más, pero en algunos casos, el costo es inexistente. La mayoría de los productos eficientes son de la mejor calidad en cuanto a sus características, garantía y demás, por lo que es difícil decir a cuánto asciende el costo de la eficiencia. Es posible que la eficiencia pueda reducir aun más el costo inicial como, por ejemplo, si se pueden instalar sistemas de calefacción y aire acondicionado de menor tamaño por ser tan eficientes.

Los aparatos pequeños, más eficientes, pueden calentar o enfriar una casa de igual manera que los aparatos grandes e ineficientes.

MITO: COMPRAR UN ACONDICIONADOR DE AIRE O CALDERA EFICIENTES AUTOMÁTICAMENTE REDUCIRÁ EL MONTO DE MI CUENTA DE SERVICIOS PÚBLICOS.

Hecho: Hasta cierto punto esto es verdad pero no obtendrá el posible ahorro si el tamaño del equipo o su instalación no son adecuados. Varios estudios han demostrado que el acondicionador de aire y sistemas de conductos típicamente están mal instalados y malgastan una tercera parte o más de la energía que usa el acondicionador de aire. El diseño e instalación del equipo y conductos (nuevos o reemplazos) deber ser adecuados para obtener el máximo ahorro. Las mismas advertencias sobre instalación apropiada se aplican al aislamiento, las ventanas y a muchos otros procedimientos diseñados para consumir menos energía en el hogar.

MITO: AGREGAR AISLAMIENTO AL CIELO RASO O TECHO HARÁ QUE SE PIERDA MÁS CALOR POR LAS VENTANAS.

Hecho: Agregar aislamiento a una parte de la casa no hará que se pierda más calor por otra. Por otra parte, es verdad que las zonas con poco aislamiento permitirán la mayor pérdida de calor y con frecuencia ameritan evaluación antes de realizar mejoras en zonas de mejor aislamiento en la casa.

MITO: USAR CALEFACTORES PORTÁTILES EN LUGAR DEL SISTEMA DE CALEFACCIÓN REDUCIRÁ EL CONSUMO DE ELECTRICIDAD.

Hecho: Esto ocurre solamente en ciertas circunstancias. Si la casa tiene calefacción central eléctrica, el uso de calefactores de piso probablemente resultará en un menor costo. Si la calefacción central es a base de gas, que es mucho menos costosa por unidad calorífera, con facilidad podría igualar o exceder el costo si se cambia a calefactores portátiles eléctricos.

MITO: LA CALEFACCIÓN ELÉCTRICA ES MÁS EFICIENTE QUE LA QUE QUEMA COMBUSTIBLE.

Hecho: Es cierto que la mayoría o casi toda la electricidad que entra a un calefactor eléctrico es transformada en calor que calienta su hogar. Sin embargo, el proceso de generar electricidad es ineficiente, perdiéndose casi dos terceras partes de la energía que se usa para producir la electricidad, (carbón, gas natural, etc.). Es por esto que la electricidad cuesta mucho más que el combustible.

MITO: LIMPIAR LOS SERPENTINES DEL REFRIGERADOR MEJORA SU FUNCIONAMIENTO.

Hecho: A pesar de que esto parece ser lógico y es posible que en efecto se pueda ahorrar una muy pequeña cantidad, los esfuerzos de medir este efecto típicamente no han obtenido tales resultados.

MITO: INSTALAR GUARNICIONES DE ESPUMA EN LOS TOMACORRIENTES REDUCIRÁ MUCHO LAS FUGAS DE AIRE.

Hecho: Las mediciones que se han hecho han demostrado que menos del uno por ciento de las fugas de aire de una casa ocurre a través de los tomacorrientes.

Regresar a la Portada