May 17, 2002

Con impresionantes escenas se está presentando “El Holandés Errante”

Por: Paco Zavala

En un estupendo e impresionante montaje escénico, la romántica y dramática ópera de Richard Wagner El Holandés Errante (The Flying Dutchman, Die Fliegende Hollander o El Buque Fantasma), se está presentando en el Civic Theatre de San Diego, traída al escenario por la Opera de San Diego, acompañada en los roles principales por extraordinarios cantantes.


Photo by Ken Howard
Tenor Jospeh Hu (front, center) and the San Diego Opera Chorus in San Diego Opera's production of “The Flying Dutchman”.

El Holandés Errante es una obra operática dividida en tres actos desarrollada sobre libreto del propio Richard Wagner el mismo autor musical, inspirado en notas del Señor Schnabelowopski, de Heinrich Heine. Su primera representación se realizó en Dresde, Hofoper en Alemania el 2 de Enero de 1843. Sus primeros intérpretes fueron: Wilhelmine Schroder-Devrient, Michael Wachter, Risse, Reinhold y fue dirigida por el propio Richard Wagner.

Los personajes de esta ópera son: Daland, navegante noruego (bajo); Senta, su hija (soprano); Erick, cazador (tenor); Mary, nodriza de Senta (mezzosoprano); el piloto de Daland (tenor); el holanés (bajo). Marineros del barco noruego, tripulación del holandés errante, mujeres.

La acción tiene lugar en las costas noruegas, en época indeterminada. En el acto primero para sustraerse a una violenta tormenta, la nave de Daland ha buscado refugio en una ensenada, donde el capitán les concede un descanso a la tripulación. También el timonel, que ha quedado de centinela se duerme. Un buque misterioso de acerca con las velas desplegadas color de sangre, se aproxima y escucha el ancla. Desciende de él un personaje espectral, envuelto en un amplio manto; es el holandés, un navegante perseguido por una maldición y condenado a navegar sin descanso; se le ha concedido que cada siete años descienda a tierra en busca de un amor puro que lo salve de la muerte. Inovoca la aniquilación: “Aniquilamiento eterno,! tómame!”, pide en ronco monólogo.

Daland, desde su nave, ve al misterioso personaje y le interroga. Impresionado por las respuestas, engolosinado por las riquezas que le ofrece a cambio de alojamiento, lo invita a su casa en donde lo espera su hija Senta (muchacha sencilla y fiel).

En el segundo acto en una estancia de la casa de Daland se encuentran Senta, su enfermera Mary y otras mujeres hilando la lana bajo la mirada vigilante de Mary. Senta sin embargo se encuentra absorta contemplando el retrato del holandés errante, cuya desventurada historia relata a las amigas: un día no pudiendo doblar un promontorio prohibido a causa de los vientos contrarios y de la tempestad, el marino maldijo al cielo; lo oyó Satanás y lo condenó a vagar eternamente por los mares hasta que el amor de una mujer lo redimiera. Senta dice que ella lo redimirá. Pero aparece Erik, el prometido de Senta y platica de un sueño premonitor en el que un desconocido vendrá del mar y se llevará a Senta. Llega Daland con su invitado y al momento Senta lo reconoce y súbitamente nace entre los dos un profundo sentimiento amoroso que la misma Senta lo reafirma. Acto tercero: a lo largo de la costa, junto a la casa de Daland, se encuentran fondeadas las dos naves: siniestra la holandesa, de fiesta la noruega en la que celebran los marineros y las mujeres. Erik trata de reconquistar el afecto de Senta y le recuerda su promesa. Al verlos juntos el holandés se siente traicionado. Este revela a todos su verdadera identidad y desesperado se dispone a zarpar. En vano le pide Senta que se quede y le grita su inocencia. Incapaz de detenerlo se arroja al mar. Siendo esta la prueba de la verdadera felicidad. El holandés está a salvo de la maldición y en unión de la nave poblada de fantasmas se hunde.

La puesta en escena de esta impresionante ópera tiene una duración de tres horas aproximadamente, con dos intermedios de veinte minutos cada uno.

Los personajes por órden de aparición: Daland, fue interpretado por el extraordinario Bajo australiano Daniel Sumegi, el que está desarrollando un colosal trabajo en su rol. El timonel, que interpreta Joseph Hu, tenor de ascendencia taiwanesa, muy moderado en su desempeño. El holandés errante, que interpreta el baritono bajo norteamericano Robert Hale, impresionante, sencillamente. Mary, la enfermera de Senta, la interpreta Ilse Apéstegui, muy bien. El rol de Senta lo interpreta la extraordinaria soprano inglesa Rita Cullis, una voz con características indescriptibles de color, potencia y un desempeño excelente en su personaje. Erik, este rol lo interpreta el tenor dramático norteamericano John Keyes, un desempeño bastante bueno en su papel.

La conducción musical de Karen Keltner, excelente. La dirección de David Edwards, indiscutiblemente muy buena. La escenografía de Constantinos Kritikos, sencillamente excelente. El diseño de la ropa de Zack Brown, muy buena. La iluminación de Marcus Dilliard, con cambios modernistas y sustanciales, excelente. La dirección coral de Timothy Todd Simmons, bien, muy buena. Los peinados y el maquillaje de Sue Sittko Schaefer, buenos.

La Opera de San Diego con este super montaje de “El Holandés Errante”, está cerrando la temporada correspondiente al presente año. Esta ópera la puede admirar los días viernes 17 a las 8:00 pm., domingo 19 a las 2:00 pm. y miércoles 22 a las 7:00 pm. los boletos los puede adquirir en la taquilla o solicitar información al: (619) 232-7636.

Ya se está anunciando la temporada para el próximo año, en el que se presentarán las siguientes óperas. Fidelio en enero, Norma en febrero, Thérese Raquin en marzo, Otello en abril y Madama Butterfly en mayo, también se anuncian los recitales de: Danil Shtota, tenor que se presentará en noviembre del presente año; el baritono Christopher Maltman en marzo 2 del 2003 y la contralto Ewa Podles en mayo 17 del 2003, adquiera sus boletos con anticipación para que disfrute de esta extraordinaria programación. Puede Ud. admirar el montaje de las 5 óperas por $100.00 dólares, pero encuentra boletos desde $20.00 hasta $140.00 dólares.

Return to the Frontpage