May 17, 2002

Comentario

Hmmm!! Ketchup de color morado!

Por Lourdes Davis 

Parece que cada año, a finales del verano, las mujeres tenemos el mismo problema, qué hacer con todo el tomate rojo que todavía tenemos en la parcela (garden).Estoy hablando de esa fruta roja que en México llaman “jitomate”! Y lo más sorprendente es que México es el único país en el que el tomate rojo es conocido como “jitomate”.

Quizás la manera más rápida de solucionar este problema es el convertir estos tomates rojos (jitomates) en ketchup. Al final de tres horas más o menos, un delicioso aroma invade la cocina y terminamos enfrascando el brillante liquido de color rojo. Ketchup de color rojo!

Sin embargo, ahora cuando vamos a la tienda podemos comprar ketchup de color morado, verde, rosa o amarillo. Hmmm! ¿Qué pasa?

En el año 2000 la compañía Heinz puso a la venta, por primera vez, botellas de ketchup de color verde y después introdujo al mercado otros colores. Desde entonces ya se han vendido más de 30 millones de botellas de ketchup de color verde y morado. Se supone que el color morado es más aceptado y preferido tanto por niños como por adolescentes de ambos sexos.

Además, según encuestas realizadas por la Heinz, mientras que los adultos parecen poco interesados en comer ketchup de color morado o verde, los niños y los adolescentes encuentran fascinante este colorido condimento.

Sin embargo, el punto principal es que la compañía Heinz ha descubierto que el “poder de adquisitivo” en los Estados Unidos y en Gran Bretaña se encuentra ahora en manos de niños y adolescentes. Por lo tanto, los ejecutivos de esta multimillonaria compañía quieren sacarle hasta el último centavo a los padres de familia a través de los hijos.

Por otro lado, algunas personas especulan que la Heinz quiere que el ketchup vuelva a ser el condimento favorito en los Estados Unidos ya que en los últimos años la venta de “salsa” ha sobrepasado la venta de ketchup.

Sea lo que sea, parece que nos estamos convirtiendo en una sociedad de consumidores dispuestos a comprar hasta el artículo más ridículo si el precio es justo y una pequeña voz dice, “mom, please buy it!”

Return to the Frontpage