May 16, 2003

Epilepsia y la Mujer

Por Dr. James Santiago Grisolía

La Epilepsia tiene muchos impactos en la salud de la comunidad latina. En el Mes de la Salud de la Mujer, debemos de recordar los avances importantes y los problemas especiales de las mujeres con epilepsia.

Nuestros cerebros dependen de circuitos electricos de células cerebrales que nos permiten pensar, sentir y mover. Varios desordenes (embolias, uso de droga o alcohol, trauma cerebral, variación genética) pueden dañar estos circuitos, produciendo descargas descontroladas. Producen ataques epilépticos que pueden ser breves ratos de mirada fija hasta convulsiones fuertes de todo el cuerpo. Durante la vida, 10% de todos sufriremos por lo menos un ataque, y 1% de todos tendremos más de uno, asegurando un diagnóstico de epilepsia.

La mayoría de personas con epilepsia tienen inteligencia y habilidades normales, aunque unas pocas tienen defectos de aprendizaje, paresia cerebral u otros problemas. Se disponen de muchas medicinas nuevas, para que la mayoría de las personas puedan controlar sus ataques sin efectos secundarios. Sin embargo, para las mujeres con epilepsia hay muchos aspectos especiales, incluídos los efectos de medicinas anticonvulsivas en la sexualidad, la contracepción, la fertilidad, la menstruación y el embarazo. La Fundación de Epilepsia de San Diego provee información y referencias a médicos. Su teléfono es 619-296-0161, y se puede imprimir información detallada en inglés o español en su página en Internet www.epilepsysandiego.org, que tiene “links” con información detallada en la Fundación Nacional. Acaba de publicarse un libro comprensivo en Inglés “Women and Epilepsy” por la Dra. Martha Morrell, que se puede comprar en el website de la Fundación Nacional o en www.Amazon.com.

En la mayoría de los embarazos, las mujeres con epilepsia tienen niños nor-males, pero es de suma importancia seleccionar la medicina correcta, y empezar una vitamina especial, (se llama ácido fólico) ANTES de embarazarse. Ésto reduce mucho el riesgo de defectos congénitos debido a las convulsiones o las medicinas. Consulte Ud un neurólogo o un obstétrico antes del embarazo. La Sociedad Médica provee referencias a médicos y tiene un programa especial (Reach Out) que ofrece descuentos para los que no tienen seguro médico. Se puede contactar en 858-565-8888. La Universidad de California mantiene un “hotline” para información de las medicinas que afectan el embarazo: 619-543-2040.

Aparte de eso, las pastillas anticonceptivas pueden ser inútiles con algunas medicinas anticonvulsivas y no con otras. Por eso, es preciso que las mujeres con epilepsia consulten con sus médicos para encontrar el método de contracepción más indicado para ellas.

El pueblo latino tiene problemas especiales con acceso a trato médico, por no tener seguro médico, por problemas de idioma, a veces por factores culturales. Hace poco, la Fundación de Epilepsia hizo una encuesta de la comunidad mexicana en San Diego, y encontró que muchas personas tienen información incorrecta, a veces pensando que epilepsia viene de enfermedades mentales o espirituales. Los tratamientos por “naturistas” o curanderas no son eficaces para la epilepsia.

Muchas personas reciben su cuidado médico en ambos lados de la frontera. Aunque la información tocante a los efectos de epilepsia en la mujer es más actualizada en Estados Unidos, comprar medicinas anticonvulsivas es más barato en México. Es posible cruzar la frontera con medicinas para el uso personal o de un familiar, pero es más seguro traer una receta de un médico americano para comprobar que la medicina sea la indicada.

Las marcas mexicanas de Fenitoina (Dilantin en USA) no son confiables, pero la mayoría de la gente pueden tomar otras medicinas mexicanas sin problemas. Consulte a su médico para asegurarse que comprar medicina en México sea lo más conveniente para Ud.

El Dr Grisolía es Jefe de Neurología en el Hospital Scripps-Mercy y es un Director de la Fundación de Epilepsia de San Diego.

Return to the Frontpage