May 12, 2000


Una Madre Triunfadora

Por Paco Zavala

Realizamos la visita a la casa habitación de la Sra. Dominga Ramirez de Zuñiga, con el fin de interiorizarnos en sus inquietudes con motivo de la celebración del Día de las Madres que se celebra en este mes de mayo en todo el mundo.



Sra. Dominga Ramirez de Zuñiga, en el jardín de su casa.
Paco - ¿Cuál es su nombre de pila?

Respuesta - Mi nombres es Dominga Ramirez de Zuñiga.

P - ¿Qué edad tiene a esta fecha?

R - Actualmente cuento con 74 años de edad.

P - ¿En qué lugar vió Ud. la luz primera?

R - La Sra. Dominga contesta y dice: Yo nací en un pequeño pueblito del estado de Zacatecas, que se llama Río Grande, es un pueblo muy pintorezco enclavado a la orilla del río.

P - ¿Hasta qué edad vivió Ud. allí en su pueblo natal?

R - Viví en ese lugar hasta que tuve 25 años, cuando viajé a esta ciudad de Tijuana, ya estaba casada y ya tenía tres hijos.

P - ¿Cuántos años tiene de residir en esta ciudad de Tijuana?

R - Tengo 49 años de residir en esta ciudad y en el mismo domicilio.

P - ¿Cuántos hijos tuvo en total?

R. - Doña Dominga se regocija al decir que la vida le concedió 5 hijos de nombres: Osvaldo, Esperanza, Maria Elena, Alberto y Samuel de 56, 49, 39, 32 y 30 de edad respectivamente; agrega que cuatro de ellos son casados y también le han concebido 16 nietos y dos bisnietos.

P - ¿Cuál es el nombre de su esposo?

R - Con una sonrisa de satisfacción la Sra. Dominnga dice que tiene 57 años feliz-mente casada con el Sr. Isaac Zuñiga, quien es originario de Idaho, EE.UU.

P - ¿Cómo ha sido su vida durante estos 49 años de residencia de Tijuana?

R - La Sra. Dominga, se queda pensativa y después de algunos momentos de meditación, contesta y dice: mi vida ha sido de trabajo muy duro, compartiendo mi tiempo de labor con mi esposo en mis albores y ahora lo comparto con mis hijos y con mis nietos. Gracias a este esfuerzo mi familia y yo hemos logrado obtener licitamente una cierta comodidad y seguridad.



Doña Dominga Ramirez portando un ramo de flores.

P - ¿Cuál fué su trabajo durante estos años de trabajo intenso?

R - Bueno, dice Doña Dominga: trabajé como empacadora, como marbeteadora, como cajera y en todo lo concerniente al manejo de negocios en mercados populares.

P - ¿Cómo disfruta Ud. este día dedicado a las madres?

R - Bueno, en mis tiempos de juventud lo disfrutaba en mi pueblo natal, que es un pueblo en el que la gente se dedica a la minería y a la ganadería; siempre compartí mi tiempo disfrutando de la compañía de mis padres y de mis abuelitos, además siempre he pensado que es un día en el que hay que disfrutarlo en compañía de los hijos y demás familia; hace muchos años se organizaban fiestas familiares, en la actualidad los hijos me invitan a desayunar, comer o cenar y lo pasamos muy bien, siempre en armonía y con mucha felicidad.

P - ¿En sus tiempos de niñez y en su población existía alguna escuela a donde Ud. asistía?

R - Contesta Doña Dominga: sí, fuí a la escuela y cursé hasta el quinto grado, pues en aquel tiempo era muy difícil que en un pueblo existieran centros educativos de mayor cobertura como una secundaria, una preparatoria o cualquier otra manera de adquirir una educación más esmerada.

P - ¿Que nos puede comentar sobre la Tijuana de aquellos tiempos en que Ud. arribó a esta ciudad y la actualidad?

R - Comenta la Sra. Dominga que en aquellos tiempos Tijuana era una ciudad tranquila, no existía tanta delicuencia como ahora ni tanta inseguridad, que la gente de aquel tiempo era más amable y con una mayor disposición.

P -¿Qué desea Ud. para el futuro?

R - Deseo vivir muchos años más, con el fin de disfrutar de felicidad en compañía de mi familia. Deseo también que los tiempos mejoren tanto en esta ciudad como en el mundo entero y deseo que todas las madres del mundo gocen de este día con mucha alegría y armonía en sus hogares.

Comentario: Doña Dominga Ramirez, es una persona que proyecta una serenidad que a simple vista se percibe, es armónica en su dialogo que demuestra alegría de vivir, es muy simpática y amable al mismo tiempo que su familia.

Regrese a la Portada