May 7, 2004

MITOS SOBRE LA CELEBRACION DE LA MADRE

Por Diana Gomez

Por qué celebramos a la “MADRE”... la historia cuenta que en Inglaterra hace muchos años se le obsequiaba a las mamas una tarta o pastel en reconocimiento de ser mamás. En Estados Unidos durante el año de 1906 el Presidente Wilson declaró que el segundo Domingo del mes de Mayo se celebrara el Día de las Madres en honor a su Mamá que había fallecido. Lógico es que celebremos a la mujer como Madre por el gran significado que encierra la palabra “MADRE”.

Como sabemos, hoy en día celebramos casi a toda la familia. Tenemos el día del niño que acaba de acontecer la semana pasada; el día del Padre, de los Abuelos, del Compadre; en fin celebramos el AMOR, la amistad, la Independencia, etc.

Que maravilloso que celebremos un día en especial para nuestros seres queridos y las fechas más importantes de nuestra historia y de días especiales con todos los temas que se puedan escoger.

Ahora bien, la pregunta es ¿cómo los celebramos?

Han escuchado la radio, la televisión, leído los periodicos como promueven la celebración. Los anuncios dicen: grandes baratas de venta de aparatos eléctricos para cocinar mejor, aparatos para limpiar la casa, cómo vestir mejor, que hacer para verse bien. Comidas y eventos en donde hay programas en nombre de la celebración del día de la Madre.

Les pregunto, les pido que abran su conciencia, que lleguen a su corazón y que escuchen en silencio la voz de la verdad, ¿quién se beneficia con todas éstas promociones?

¿Será posible que la mamá solamente merece trabajar en casa, cocinar, etc.?

¿Realmente necesitamos de todas estas cosas materiales para decirle a una MADRE... TE AMO, para darle las GRACIAS por habernos dado la vida, vigilando nuestro sueños y nuestro caminar?

Un acto tan sublime como es el AGRADECIMIENTO y el AMOR no necesita de gastos superfluos, un acto de amor, un buen abrazo, una flor, un te amo, es más que suficiente para expresar nuestro respeto y cariño.

Cuando el corazón no está limpio de culpa, nos vemos en la necesidad de comprar y hacer grandes fiestas para felicitar a nuestras madres; pues creemos que con lo material recompensamos nuestras fallas. Le ponemos precio a los valores comprando cosas que seguramente ellas las Madres tendrán que utilizar para servir a su hijo o esposo”.

Incluso escribimos poemas y pedimos perdón a destiempo. Ella, nuestra Madre ya se fue.

PARA MI MADRE

En este día diez de mayo
La conciencia me remueve
Y el recuerdo me condena
Hoy que la vida me lleva
A la tristeza oscura
Todos reunidos estamos
En su memoria

Fatal momento
Que la vida me da
Al morir mi madre
Física nada más
Porque es un derecho natural
De existir, porque
La muerte es deber profesional

Por ser amiga de la pobreza
Y fiel en la caridad
Dime madre querida
Que sentimiento de amor
Llevas en tu vida

Si los hijos en vida
Despreciamos a nuestra madre
Para después de muerta
Llorar sobre su ataúd
Y poner flores hermosas
En su sepultura

Pero yo... que siempre
Fui caprichoso contigo
Para mí hasta mi muerte vivirás
Porque me diste vida, amor, caridad
Por eso madre querida
Hasta mi muerte existirás
Como un derecho natural.

Por Jose Leopoldo Rivas Barrientos
El Poeta Olvidado, Santa Ana, El Salvador, 1974

Escríbenos al Centro de Superación Familiar:
P.O. Box 122111
Chula Vista, CA.91912

Return to the Frontpage