May 7, 2004

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Rafael Ponce de León

La marcha del millón: Por la vida de las mujeres

Días atrás, cientos de miles de personas marcharon por el centro de la capital en defensa de la libertad reproductiva y en contra de la política del presidente George W. Bush, que, según los manifestantes, alienta la erosión de ese derecho y perjudica la libertad de las mujeres a elegir.

Las pancartas rezaban frases como, “Despidan a Bush”, “Mantengan el aborto legal”, “Es tu elección, no la de ellos”. Pero  la principal y quizás la más importante que inundó el Mall, la inmensa explanada situada entre el Capitolio y el monumento a George Washington, daba una señal muy clara, “No al retorno del aborto clandestino”.

El objetivo de las más de 1.200 organizaciones que lanzaron la convocatoria fue enviar un fuerte mensaje a la Casa Blanca y colocar en primer plano el debate por el derecho de cada mujer a elegir cuándo interrumpir un embarazo, un tema que será central en la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre.

Con mayoría de mujeres, pero también de hombres de todas las edades provenientes de distintos estados y otros 50 países, la manifestación del 25 de abril se convirtió en la marcha más multitudinaria a favor del aborto desde 1992.

Aunque la policía no hizo estimaciones, los organizadores calculaban que había un millón de personas, que también reclamaron una mejor atención de la salud de la mujer en todo el mundo, control de natalidad y educación sexual.

Muchos de estos temas no son tratados a diario por las principales cadenas de noticias y los principales periódicos nacionales.

Si bien la marcha tenía como objeto la libertad de las mujeres a elegir su propio destino, también hubo un blanco que predominó entre todos los oradores, y este fue el Presidente George W. Bush. El mandatario ha manifestado públicamente su oposición al aborto, que por su parte fue legalizado en 1973, y en los últimos seis meses firmó dos leyes que limitaron el derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo: una, prohíbe un método abortivo tardío, y la segunda, otorga al feto un status jurídico en caso de violencia contra la madre. Además, prohibió que se destinen fondos federales a organizaciones no gubernamentales de planificación familiar que promueven o practican el aborto.

Varios oradores, entre ellos la Senadora Hillary Clinton (D-NY) aseguraron que las voces a favor de la libertad de elección no cesarán hasta que permitan a todas las mujeres tomar sus propias decisiones sobre la reproducción.

Pero no sólo el derecho a elegir estuvo presente en las consignas de la marcha. La guerra en Irak y las elecciones también marcaron la manifestación. “Bush alimenta el terrorismo”, decían algunos carteles. Otros llamaban a votar por el demócrata John Kerry, quien se manifestó públicamente a favor del aborto, algo que podría generarle varios votos en vísperas de los comicios.

Una cantidad de personajes del espectáculo también se acercaron a la multitud. Entre ellos se destacaban los actores Whoopi Goldberg, Demi Moore, Susan Sarandon, Kevin Bacon, Alec Baldwin y el magnate de los medios Ted Turner, quienes no vienen seguido a Washington, algo que da una clara señal de que en época de elecciones Hollywood también da la cara.

Pero no todo fue color de rosas para los organizadores, ya que aunque la marcha fue pacífica y tuvo una fuerte custodia policial, antes de la desconcentración se generaron algunas tensiones entre el público y militantes antiabortistas de la ultra conservadora Coalición de Defensa del Cristianismo, que organizó una “contramanifestación”.

Varios centenares de opositores a la libre elección fustigaron a los manifestantes apelando a Cristo para denunciar “el holocausto del aborto” con fotos de fetos ensangrentados.

Y si este será un tema primordial en las próximas elecciones, Kerry ya tomó partido y, tras la imponente marcha del Domingo 25, Bush puede moderar su discurso o subir la apuesta, aunque en realidad, sería muy raro que el presidente se inclinara por la primera alternativa. Por eso es muy importante que los latinos nos registremos para votar y participemos en las próximas elecciones. Si eres ciudadano mayor de 18 años, verás que el proceso para registrarse es fácil —incluso lo puedes hacer en menos de 10 minutos por Internet. Para información sobre cómo y dónde te puedes registrar para votar llama a tu línea de ayuda el 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage