May 6, 2005

El Ultimo Vuelo del Principito

Por: Paco Zavala

¿Quién no ha sido niño alguna vez en su vida? El hermoso libro de “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery, desde su primera publicación impacto al lector con su sublime contenido. Este libro escrito para que lo lean tanto niños como adultos, siempre vinculará al niño con el niño y al adulto con el niño que lleva dentro de su alma y que jamás lo podrá relegar o abandonar.

Hacen ya muchas primaveras que tuve la fortuna de leerlo y lo confieso, sentí el choque de una enorme descarga eléctrica con el extraordinario contenido de “El Principito”.

Antoine de Saint-Exupery, nació en Lyon, Francia el 29 de junio de 1900. El escritor muy joven aún, por los años en que realiza su servicio militar aprende a pilotar aviones; ésta afición lo apasiona de tal manera que posteriormente trabaja como piloto civil, y viaja cubriendo la ruta entre Tolouse y Dakar.

A la edad de 28 años lo nombran jefe del puesto aéreo de Cap-Juby, sitio que se encuentra ubicado en el desierto de Mauritania. Cuando Francia es invadida por Alemania en la Segunda Guerra Mundial, lo invade el amor patrio y se alista a combatir al enemigo. Cuando el General Petain se rinde, él se exilia en los EE.UU.

Cuando Saint-Exupery cruza los 44 años de edad de nueva cuenta se incorpora al frente de guerra y precisamente el 31 de julio de 1944, desaparece misteriosamente al cumplir con una misión de vuelo.

Su obra “El Principito”, se ha traducido a la mayoría de las lenguas conocidas. Así demuestra aportando su granote de arena a la literatura contemporánea.

“El Principito” nace de ésta manera como una imperiosa necesidad de Saint-Exupery de reconocer y de vincularse a su infancia perdida.

Ahora bien, “El último vuelo del principito” de Jean Pierre de Villers, es un libro dramático, patético e increíble.

El contenido de “El último vuelo del principito” es la narración detallada de los hechos que sucedieron y que dieron forma a la leyenda de la desaparición de Saint-Exupery en aquel 31 de julio de 1944. Es la historia de una rara, extraña e inusual amistad, con una buena carga de dolor y desesperación que se vivió a través de las líneas enemigas y en el vuelo de dos aviones enemigos.

“El último vuelo del principito”, es una narración que se inicia en 1993 en la Biblioteca Pierpont-Morgan de Nueva York, a la que asiste Jean Pierre de Villers a conocer y observar las pin-turas de “El Principito” en su versión en inglés.

En un encuentro afortunado se encuentra y conoce a un testigo presencial de la tragedia de aquel 31 de julio de 1994, fecha en que desaparece “El Principito” éste personaje es Wilhelm von Stadde.

Von Stadde, había sido piloto de la Fuerza Aérea Alemana en la Segunda Guerra Mundial y por azares del destino admiraba al autor de “El Principito” y en un encuentro inusual que se da en las alturas, entabla con-versacióm con Saint-Exupery, se conocen e inician una amistad, perteneciendo a lineas enemigas.

En “El último vuelo del principito”, von Stadde, narra detalladamente todo lo concerniente a ésta rara amistad y a la forma en que Saint-Exupery, desapareció en aquella fatídica fecha del 31 de julio de 1944.

Es una narración dolorosa, patética, estrujante y en la que von Stadde no puede hacer nada por salvar a Saint-Exupery.

Es un libro pequeño, pero su contenido es enorme, todo aquel que haya leído alguna vez “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery, conoce al autor y estoy seguro que le interesará conocer los pormenores de la desaparición del escritor. Ahora el contenido de “esta narración se pone al alcance de su mano en una edición de “Ediciones Obelisco”.

Return to the Frontpage