May 6, 2005

La Diosa Centeotl

Por Gabriel Martinez

“Te reconocemos como la Diosa Centeotl USA 2005” declara Fernando López, presidente de la Federación Oaxaqueña de Comunidades y Organizaciones Indígenas en California (FOCOICA), dirigiéndose a Sandra Chagoya quien se santigua y derrama lágrimas al recibir la noticia. La decisión de coronar a Sandra es hecha unánimemente por el jurado compuesto por cinco jueces familiarizados en la cultura oaxaqueña. El primer certamen impulsado por la FOCOICA a través de la Secretaría de Cultura, fue realizado a todo lujo en el hotel Sheraton Four Points del aeropuerto de Los Ángeles el 17 de abril.

“Es uno de los eventos más emotivos que yo recuerdo para la comunidad oaxaqueña radicada en Los Ángeles, el tener una diosa viva” dice el Licenciado Gustavo Pérez Jiménez, impulsor de la Diosa Centeotl en Oaxaca y viajó exclusivamente desde ahí para servir como jurado para el certamen que generó unas 350 personas. Agrega que La diosa Centeotl representa “un motivo de unión, un motivo de enaltecer la fraternidad que existe entre todas las etnias del estado de Oaxaca”.

En el certamen que duró unas seis horas alternado con música tradicional oaxaqueña al igual que boleros, participaron ocho candidatas. Las candidatas han venido ensayando desde meses para aparecer ante el público en ésta última de las dos etapas.

La primera fase se realizó el 20 de marzo con la presentación de las candidatas en la Muestra Gastronómica realizada en el Sports Arena de Los Ángeles. Ahí expusieron temas “sobre el significado de Oaxaca y la evolución de la ciudad, el estado de Oaxaca, las diferentes etnias, personajes ilustres, y gastronomía...” dice Miriam López, directora artística del ballet folclórico Nueva Antequera.

Pero ésta noche entre aplausos y chiflidos, las jóvenes que oscilan entre 16 y 22 años de edad tenían cinco minutos para describir sus trajes tradi-cionales. Posteriormente, las representantes de diferentes etnias oaxaqueñas respondieron a las preguntas del jurado interrogándolos sobre sus papeles una vez elegidas a la Diosa Centeotl 2005.

En una entrevista sostenida por separado planteando la misma pregunta de los jurados, las candidatas revelan sus visiones.

Vedani Sinnai, representante de San Pablo Huixtepec, y participa desde el condado de Monterey California, explica que lee libros sobre Oaxaca: Su cultura, los bailes, y la Guelaguetza. De ser coronada Diosa Centeotl 2005, impulsaría a jóvenes a demostrar el orgullo de ser oaxaqueño. Elizabeth Cruz, representante de Tlacolula al igual que Vedani ha recurrido a los libros y de ser seleccionada involucraría con la FOCOICA y otras comunidades para trabajar con jóvenes para educar a la sociedad sobre la cultura oaxaqueña.

Por su parte, Edén Belén quien representa a San Miguel Cajono, dice que practica modelando su traje, analizando su voz a través de una grabadora y asegura ser la candidata ideal para vocero de los Oaxaqueños.

Mientras que para Jesael Domínguez representando a Villa Alta Yalala, apunta que a través de este concurso ha aprendido a tener fe en ella misma y de ser la ganadora, tomaría tales herramientas para motivar a cultivar más doctores y abogados oaxaqueños.

Dianalee Morales representante de San Sebastián Abasolo indica que recibe consejos de ancianos, personas sabias de su comunidad y esta ansiosa por conquistar el titulo Diosa Centeotl. Por su parte, Brenda Lucia Cruz representante de San Francisco la Chigolo asegura que vencerá a los jurados por sus conocimientos sobre cultura. Sin embargo, como dice la representante de Ejutla de Crespo, Verónica Jarquín, la meta no es ganar sino educar a las personas sobre culturas y tradiciones oaxaqueñas.

La elegida Diosa Centeotl en Estados Unidos, Sandra Cha-goya, quien nació en Los Ángeles, California y de padres oaxaqueños representa a la comunidad de Santa Ana del Valle. “Cuando dijeron mi nombre sentí un sentimiento en mi corazón muy grande. Mucha felicidad, alegría y orgullo de representar a los oaxaqueños aquí en Los Ángeles” dice la emocionada joven de 17 años de edad portando un atuendo similar a la que vestían los zapotecos durante la época colonial, en una entrevista realizada, mientras que la banda de músicos oaxaqueños tocaba el Jarabe del Valle una melodía popular en el valle de Oaxaca.

Precisamente debido a sus conocimientos sobre su traje típico, la enérgica recién nombrada diosa asegura que fue motivo que convenció a los jueces. Ella porta un rebozo gris enredado en la cabeza, una blusa blanca hecha a mano por su mamá y el ceñidor sosteniendo una manta imitando a una falda. La también bailarina de danzas tradicionales se presenta descalza y lo atribuye a la extrema pobreza que se vivía durante la época de sus antepasados en Santa Ana del Valle.

La raíz de la Diosa Centeotl toma lugar antes de la llegada de los Españoles. Los mixtecos-zapotecas que vivieron en tiempos prehispánicos tenían como una de las grandes deidades a la Diosa Centeotl que era la diosa del maíz y a la cual ellos pedían que las siembras y los cultivos fueran muy productivos. Pero a la llegada de los españoles, destruyeron el centro de adoración e im-pulsaron la imagen de una virgen católica: la Virgen del Carmen Alto. No es hasta en 1969, cuando la celebración de la Diosa Centeotl es rescatada por un comité dirigido por Gustavo Pérez Jiménez con el propósito de atraer al turismo y educar a los oaxaqueños sobre sus antepasados.

Sandra agrega que ahora que sea coronada Diosa Centeotl 2005, trabajará con jóvenes para educarlos; a sentirse orgullosos de ser y tener raíces oaxaqueñas.

Por su parte Fernando López, presidente de la FOCOICA, aclara que “no es señorita Oaxaca, es la diosa Centeotl, es cultural por su atuendo, sus conocimientos y por su belleza espiritual”. López agrega que al nombrarla la Diosa Centeotl se espera dar visibilidad a la mujer oaxaqueña quien también servirá como representante de todos los Oaxaqueños en Estados Unidos.

Return to the Frontpage