May 2, 2003

Celebran a los niños pintando en un día soleado

Concurso de pintura infantil en el CECUT

By Mariana Martinez

Con motivo del Día del Niño, celebrado el 30 de Abril en todo México, el CECUT (Centro Cultural Tijuana) organizó su ya tradicional concurso de pintura, momento en el que también hubo baile, música, rifas y una oportunidad para divertirse toda la familia, en un sábado soleado y caluroso que invitaba a las calles y al patio rosado de “la bola”.

Una multitud blanca atiborró desde temprano la explanada este sábado 26 de Abril, donde familias enteras salieron a disfrutar su día de descanso con un poco de arte y los descuentos en el cine, donde ese día, todos somos niños y pagamos 50% de descuento.

El Concurso de pintura del CECUT se ha organizado ya por trece años consecutivos. Desde muy temprano llegan los niños a registrarse, a que les den una gran camiseta, pinturas, brocha y una hoja de dibujo, luego, se sientan en el suelo a inspirarse o mezclar los colores con su imaginación. Incluso vi papás pintando fascinados mientras sus hijos esperaban el regreso de su brocha. Las categorías para el concurso siempre fueron dos, de seis a nueve años y de diez a doce; sin embargo, las autoridades del CECUT vieron que al venir familias enteras, los hermanos chiquitos se quedaban llorando porque también querían pintar, así que este año y por primera vez, se incluyó una categoría de niños de 2 a 5 años, para que también pasaran un rato “como niños grandes” disfrutando del placer de una brocha en el papel.


Niña concursante exhibiendo su trabajo.

Terminando sus dibujos, los niños los llevaron con el jurado y después pasaron a recoger su bolsa de regalo; una bolsa de tela o mochila con un almuerzo, un cuaderno para colorear, crayolas, acuarelas, pinceles o pinturas de dedos –según la edad– algo más acorde a la idea del concurso, de impulsar la creación artística, ya que por algunos años se regalaron más bien juguetes clásicos como muñecas y carritos que poco tenían que ver con el placer de la expresión.

Mientras los niños y sus papás van dejando verdes y anaranjados sobre la hoja también está un escenario donde se presentan diferentes disciplinas artísticas; El ballet folklórico del CECUT, Ticuán presentó varias muestras de bailables, entre ellas “Tamaulipas Campero” con la participación de adultos y niños del grupo. El Centro Hispanoamericano de Guitarra presentó a 3 de sus alumnos jóvenes interpretando piezas clásicas, mientras los niños les pedían a sus padres “méteme a clases de eso…Quiero hacer música”. Desde Ensenada se presentó el grupo de teatro infantil El planeta azul y la cuenta-cuentos Ursula Tania presentó su trabajo Un mar de historias.

La voz del evento, encargada de la conducción, los avisos y los niños perdidos fue Lila Gutiérrez, quién tiene un programa infantil de radio de lunes a viernes de 6 a 7 de la tarde en Estereo Frontera (102.5) que se llama Garabatos Infantiles. “En garabatos acabamos de tener el concurso “locutores por un día” en donde se eligieron 11 niños para que dirigieran el programa, por parejas (tercias el viernes) sobre un tema de su interés. “Hubo un programa de adivinanzas y chistes, y otro sobre el cuidado de las mascotas; los niños expresaron inquietudes muy interesantes y una capacidad de diálogo impresionante, más de una vez yo sólo estuve de moderadora entre los niños-locutores y el público dijo Lila “nos dan una lección a todos”.

Las escuelas de arte de la ciudad también aprovecharon para dar información sobre sus programas infantiles y la importancia de estimular el talento de los niños hacía el arte y algunas ofrecieron becas en sus instituciones para dar a los ganadores del concurso de pintura y por si los regalos para todos no fueran suficientes, también se permitió que algunos fabricantes de dulces y sodas pusieran su puesto con concursos de destreza o suerte, repartiendo también pequeños paquetes de productos variados.

Mientras todo es fiesta y música en el patio del CECUT abajo, en el estacionamiento los jurados se debaten entre varios dibujos, comentan y caminan entre las tiras de arte que se les presenta a juzgar. “Mira que trazos, que manera de utilizar el espacio”, dice Abraham Cabrera, reconocido pintor tijuanense y juez en la categoría de 2 a 5 años. “Tienen cosas súper abstractas y otras que dicen mucho de su realidad, son bellísimas, la verdad es que estoy aprendiendo de ellos como no tienes idea”, comenta.

Hubo cuadros impresionantes, uno, totalmente amarillo con un solo punto rojo; otros que parecían trazos sueltos hasta que vistos de lejos formaban un ser humano, dibujos horizontales, verticales y otros que tomaron la hoja en forma de rombo nos hablan mucho de la capacidad de crear que tiene cualquier niño.

En total mil quinientos niños participaron con su dibujo en el concurso.

Por fin, alrededor del mediodía, los ganadores de los tres primeros lugares de cada categoría fueron anunciados, y en medio de aplausos los niños y niñas ganadores pasaban al escenario para recibir sus dibujos y premios: Para los primeros lugares, una bicicleta y los segundos y terceros lugares, además de algunos honoríficos fueron premiados con material para pintar, becas para clases de pintura y otros juguetes didácticos.

Los niños y adultos al caer la tarde, también caminan cansados y pintados a sus carros, con buenos recuerdos y un dibujo más, que orgullosamente exhibirán en el refrigerador.

Return to the Frontpage