March 28, 2003

Homenaje a Juárez Refleja El Crecimiento Oaxaqueño en el Valle Central

La inauguración de la estatua de Benito Juárez llena de orgullo a los miles de oaxaqueños que viven en el Valle Central de California

Por Eduardo Stanley
PACIFIC NEWS SERVICE

FRESNO, California — El lunes 24 de marzo fué inaugurada una estatua de Benito Juárez en el Parque de la Corte de Fresno. La estatua fué donada por el gobierno del estado de Oaxaca e instalada gracias al patrocinio de dos empresas comerciales locales. El proyecto fué iniciativa del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB), con sede en Fresno.

La inauguración tuvo lugar unos días después del 21 de marzo, aniversario del natalicio de Benito Juárez. El evento contó con la presencia de numeroso público y autoridades locales. “Esta estatua es un regalo importante de la comunidad oaxaqueña a Fresno”, dijo el Dr. Jesús Martínez Saldaña, de la Universidad Estatal de Fresno. “Simboliza el aporte de los oaxaqueños al Valle y al estado”. Se estima que unos 60,000 oaxaqueños viven en Valle Central, la mayoría de ellos dedicados a tareas agrícolas. Su presencia es cada vez más visible en ciudades como Fresno, Madera, Farmersville, Selma y Arvin.

El supervisor del Condado de Fresno, Juan Arámbula, quien realizó gestiones para que la estatua fuera instalada en el Parque de la Corte, dijo que éste era un homenaje a los oaxaqueños que trabajan tan duramente en los campos agrícolas del Valle. La estatua fué erigida cerca de donde en 1980 se instaló la estatua de Tula, donada por el gobierno de México “a la ciudad y pueblo de Fresno”. Y a pocos metros de otra estatua, dedicada a los braceros que entre 1946 y 1963 vinieron de México a trabajar en los campos de cultivo.


Estatua de Don Benito Juárez ubicada en la Corte de Fresno, Ca.

“Es un logro, para nosotros, Benito Juárez fué un gran estadista y su dimensión trascendió las fronteras de México”, dijo Rufino Domínguez, Coordinador del FIOB. “Esta estatua es un símbolo de justicia para nuestra comunidad y ahora tenemos dónde celebrar el 21 de marzo, es un espacio nuestro”.

El Cónsul de México en Fresno, Jaime Paz y Puente, hizo un recorrido por la vida de Benito Juárez. Nacido en 1806, este zapoteco llegaría a ser una de las figuras públicas más relevantes de la historia de México.  

Estudió leyes, fué profesor y en 1831 llegó a ser regidor del ayuntamiento de Oaxaca, su primer puesto político. Luego fué diputado y posteriormente gobernador. En 1853 fué deportado a Nueva Orleans, Estados Unidos. Al regresar, fué Ministro de Justicia e Instrucción Pública. Es entonces cuando se abolieron los fueros, privilegios que tenían los militares y el clero por encima de otras personas.

Promulgó en su estado la Constitución de 1857. En 1859, siendo presidente de la Suprema Corte de Justicia, expidió las Leyes de Reforma, que declaraban la inde-pendencia del Estado respecto de la Iglesia, la ley sobre matrimonio civil y sobre registro civil; la de panteones y cementerios, y el paso de los bienes de la Iglesia a la nación. Estas leyes son la base de los estados modernos y esenciales para cualquier república parlamentaria.

Siendo presidente, Francia invadió México en 1863, por lo que ejerció su gobierno desde diferentes puntos del país hasta1867. Por su defensa de las libertades humanas, que sirvió de ejemplo a otros países latinoamericanos, fue proclamado “Benemérito de las Américas”.

Al triunfo de la República, dijo en un célebre discurso: “Mexicanos: encaminemos ahora todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz. Bajo sus auspicios, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. En 1871 fue reelecto por última vez como presidente. Murió el 18 de julio de 1872.

La vida y obra de Benito Juárez rebasa lo común. Modernizador del estado mexicano, su energía y capacidad organizativa son constantemente fuente de inspiración para los mexicanos y particularmente para los oaxaqueños. En este contexto debe entenderse la fuerza del símbolo de la inauguración de la estatua de Benito Juarez en el Valle Central. “La presencia de los oaxacaqueños en el Valle nos obliga a repensar el concepto de comunidad”, comentó el Dr. Jesús Martínez Saldaña. “Debemos de estar seguros que cuando decimos esa palabra estamos incluyendo a los oaxaqueños pues su importancia ya no puede ser ignorada”.

El evento concluyó con la participación de los danzantes Se’e Savi y de la banda musical Hoz de Cuevas, ambos constituídos por oaxaqueños residentes del Valle y quienes representan artísticamente a esta comunidad en eventos donde la creciente comunidad oaxaqueña dice presente.

Return to the Frontpage