March 26, 2004

Diversión suburbana

Jersey Girl escapa de la controversia “Bennifer” con estilo

Por Jose Daniel Bort

A pesar de ser esquemática y quizá demasiado simple en su exposición, la nueva comedia del cineasta Kevin Smith, “Jersey Girl”, da en el blanco con su humor directo y agudo, plagado de referencias de la tierra que lo vio crecer, ese estado que llaman el suburbio de New York.

New Jersey es motivo de broma para todos los habitantes de la “city” (sobre todo Manhattan, los otros distritos de Nueva York son más condescendientes con el estado jardín). Salir del ghetto a empezar a ser parte de los “sacudidores” de la economía al otro lado del Hudson es el sueño de muchos Jersey Boys and Girls, y estarían dispuestos a dar cualquier cosa por lograrlo, o así narra la fábula entre los mitos Newyorkinos.

Esta es la premisa que usa Smith, de la mano del prota-gonista de su otra comedia sobre relaciones de pareja “Chasing Amy”, eh, uh... Si, ese Ben Affleck. Antes de Good Will Hunting, Armaggedon y Bennifer, Affleck fue considerado un interesante actor de películas de bajo presupuesto de la mano de, sí, el mismo Kevin Smith.

Es importante destacar estos datos ya que Jersey Girl es más la continuación de la interesante colaboración entre estos creadores que el escándalo de los tabloides en base a la relación entre Jennifer Lopez y Ben Affleck, y así se siente en la pantalla. Jersey Girl es una fresca, simpática, simple y muy divertida comedia con personajes sacados directamente del corazón de la suburbia ame-ricana. Una joyita de película.

Lopez entra y sale de la historia en menos de cinco minutos. Se nota que está disfrutando de lo lindo un personaje diseñado para crear el sentido emocional de los personajes que siguen. El resto es muy sencillo: después de perder al amor de su vida y el trabajo de sus sueños, un joven padre de familia debe aceptar volver a la casa que lo vio crecer y a vivir con su padre mientras pone su vida de vuelta en camino.

Siete años pasan y Ollie Trinke (Ben Affleck) está todavía en el mismo sitio, enclaustrado en una vida que no quiere, trabajando en tres sitios diferentes para no pensar sobre sus miedos. Solo un par de cosas lo mantienen vivo: la relación con su hija Gertie, vivo retrato de su madre (la maravillosa nena Raquel Castro) y la relación con su padre Bart, el actor de comedia George Carlin. Esto es por supuesto hasta que Maia (Liv Tyler) entra en su vida.

La película presenta el típico arco dramático de todas las comedias suburbanas, a Smith no le interesa contar nada nuevo en base a historia. Donde realmente brilla con mágico efecto es en las relaciones con los personajes y el diálogo entre ellos. Smith conoce a sus sujetos tan bien que ninguna de las palabras que pone en sus labios suena forzada o restringida, al contrario, sus personajes son capaces de redimirse a traves de sus acciones todos los días, ya que se tienen a sí mismos.

Ojala se pudiera decir lo mismo de las morisquetas en la cara de Affleck, quien a pesar de que éste es el mejor personaje que ha hecho en mucho tiempo no puede perder la carita “gugu-gaga” cada vez que interactúa con su hija. Más que devoción por su retoño, se siente como un cretino frente a la pantalla. La inmensa mayoría de los padres pueden avalar esto con facilidad: a pesar de que los hijos son lo mejor que pueden pasar en la vida, uno no anda poniéndoles caritas de amor incondicional, sino quieren que sus objetos del cariño les hagan perder la paciencia en un dos por tres.

Jersey Girl
Con: Ben Affleck, Liv Tyler, Raquel Castro
Dirigida por: Kevin Smith
Clasificacion: PG-13
Chiles: 3 ½ de 5

Return to the Frontpage