March 25, 2005

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Una doble, por favor

En un acto verdaderamente inusitado, treinta mexicanos recuperaron su nacionalidad de origen en una ceremonia celebrada en el consulado de México en Nueva York.

Durante tremenda ceremonia, tan importante y vistosa que repercutió hasta la sala de prensa de la agencia de noticias EFE, el Cónsul General de México en la Gran Manzana, Arturo Sarukhan, destacó que “México es hoy una nación plural y multiétnica, abierta al mundo”, que se ha beneficiado del caudal que todos los mexicanos “por derecho o adopción” han aportado.

“A partir de hoy, México será formalmente su patria”, reporta la EFE que Sarukhan le dijo a los “Treinta mexicanos que perdieron esta nacionalidad o que nunca la tuvieron pese a ser descendientes de mexicanos”. El preclaro Cónsul continuó la perorata con sabias palabras: “Para algunos nunca dejó de serlo y para otros quizá lo ha sido siempre en sentimientos”.

De remate y despedida, el diplomático invitó a quienes participaron en el acto a unirse en los esfuerzos para hacer de México “un país más democrático, más próspero y más justo”.

Recuperando lo imperdible

“Este es el segundo año que se celebra una ceremonia para la devolución de la nacionalidad a personas que la perdieron por haber tomado voluntariamente otra antes del 20 de marzo de 1998", establece el comunicado de EFE, y continúa: “También se beneficiaron personas que de padre o madre mexicanos que nacieron en el extranjero y que, como los anteriores, recibieron un documento que atestigua de su nacionalidad”.

Lo inusitado de todo esto, es que desde el año antepasado los migrantes armaron tan tremenda revolución en el Congreso de la Unión, que consiguieron reformar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Para el ulterior conocimiento del Cónsul Sarukhan, los cónsules mexicanos en general, y especialmente para los legaburócratas de las Direcciones General de Asuntos Jurídicos y de Nacionalidad y Naturalización de Relaciones Exteriores, el nuevo texto de la Constitución dice así: “Artículo 37.- A) Ningún mexicano por nacimiento podrá ser privado de su nacionalidad”.

Y una paginita antes dice: “Artículo 30.- La nacionalidad mexicana se adquiere por nacimiento o por naturalización. apartado A. Son mexicanos por nacimiento: I.- Los que nazcan en el territorio de la República, sea cual fuere la nacionalidad de sus padres. II.- Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos nacidos en territorio nacional, de padre mexicano nacido en territorio nacional, o de madre mexicana nacida en territorio nacional; III.- Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos por naturalización, de padre mexicano por naturalización, o de madre mexicana por naturalización, y IV.- Los que nazcan a bordo de embarcaciones o aeronaves mexicanas, sean de guerra o mercantes”.

Matrícula, Matrícula, Ra, Ra, Ra

“Con el acto de hoy se eleva a 48 el número de personas que han recuperado la nacionalidad desde septiembre de 2004, cuando se hizo por primera vez esta ceremonia”, concluye el comunicado de EFE.

Habría que saber exactamente que fecha de septiembre, para poder demandar al buen Sarukhan de fraude, porque las reformas constitucionales se aprobaron el 27 de septiembre de 2004.

A partir de ese momento, nadie ha perdido su nacionalidad, los que la habían perdido la recuperaron, porque “nadie los podía privar de ella”, los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero se volvieron mexicanos automáticos, y también los hijos de las centroamericanas inmigrantes que hayan parido en el tren en Tapachula.

Para colmo, desde diciembre del año pasado, gracias a otra acción de los migrantes, el Congreso de la Unión también otorgó a la Matrícula Consular la calidad de “probatoria de la nacionalidad”, por lo que tener una de estas credenciales de mexicano automáticamente prueba... ¡pues que uno es mexicano!

En fin, que no sabemos qué venda Sarukhan en su changarro en Nueva York, pero sea lo que sea, no tiene ni por qué, ni para qué hacerlo.

Email: mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage