March 24, 2006

Residentes latinos forman grupo de derechos humanos

Por Martha Sarabia

La situación en una comunidad al norte del condado donde muy pocos latinos tienen poder en la toma de decisiones, la relación con el departamento del alguacil no es la mejor después de la muerte de tres jóvenes latinos a manos de agentes del alguacil, y la apatía de votar de los ciudadanos elegibles a hacerlo es inmensa está empezando a cambiar.

Este cambio en la ciudad de Vista ha empezado en la formación de un comité de derechos humanos. El cual tuvo su primera reunión hace unos días.

“El propósito de esta junta es formar un comité de derechos humanos. Ocupamos que la gente participe en este comité para ayudar con todas las necesidades de la comunidad,” dijo Yesenia Balcazar, co-coordinadora del comité, a los asistentes.

“Estamos muy emocionados por el número de personas de la comunidad que han venido,” añadió Balcazar.

Uno de los incidentes más comentados durante la reunión fue la presencia de los miembros del grupo Minuteman Project, quienes realizaron una marcha en la esquina de Escondido Ave. y N. Santa Fe hace alrededor de un mes en contra de los jornaleros que piden trabajos en las calles de dicha ciudad.

“Están proponiendo al cabildo de la ciudad de Vista que tome una acción, quieren que la policía actué como agentes de inmigración. Pero hemos estado yendo a las juntas del cabildo para presentar nuestro propio lado de la historia,” dijo Balcazar refiriéndose a los miembros del grupo anti-inmigrante.

Los asistentes comentaron que el tema de la inmigración es uno de los temas más populares del momento debido a las elecciones de este año. Por tal motivo, Balcazar explicó que representantes comunitarios locales viajaron a Washington, D.C. para hablar con senadores sobre los temas que afectan la región como lo son la inmigración y la escasez de viviendas de bajo costo, así como para expresar la desaprobación de la propuesta de ley HR 4437.

“La propuesta de ley HR 4437 dice que cualquier persona que es indocumentada en este país será tratado como un criminal. Es una ley muy fuerte que afectaría a nuestras familias,” explicó Balcazar a los asistentes.

El tema de la educación también formó parte del diálogo ya que los asistentes consideran que muchos estudiantes latinos están perdiendo la posibilidad de asistir a la universidad por su estatus migratorio y dificultades económicas.

Dentro de los asistentes también se encontraban residentes quienes se han convertido en promotores de derechos humanos.

“Estamos aquí precisamente para ayudarle a la comunidad que no conoce sus derechos,” dijo Javier Vieira.

“Estamos muy contentos de que poco a poco la comunidad se está integrando. Ese miedo que antes teníamos ya no está,” dijo Maria Vieira, otra nueva promotora.

Mario Balcazar motivó a los demás a unirse al grupo. “Apóyenos a que se haga un comité aquí en Vista para poner en práctica lo que hemos aprendido,” añadió él.

Una representante del comité de derechos humanos de Escondido también se dirigió a la audiencia. “Nos hemos dado cuenta de que hay mucha gente que necesita ayuda. En este tiempo que tenemos de habernos unido, estamos recibiendo muchísimas llamadas para documentar casos de abusos,” dijo Rubí Medel, quien ha sido parte del comité por alrededor de un año.

Después de platicar un poco sobre la declaración universal de los derechos humanos, los asistentes coincidieron que deben de hacer valer sus derechos y no callar las injusticias que pasan en la comunidad. Varios comentaron que el hablar español en las escuelas así como en las áreas de trabajo a veces es prohibido y que ignoraban que es un derecho que debe ser respetado.

Balcazar añadió, “Queremos que este comité se reconozca en la comunidad como un grupo fuerte que lucha por la comunidad. Queremos empezar a documentar las violaciones que se llevan a cabo. Y así con pruebas poder demandar un tipo de cambio”.

Mensaje que al parecer fue bien recibido por los asistentes, de los cuales la gran mayoría expresó estar interesada en formar parte del comité de Vista.

“Estamos despertando, diciendo ‘vamos a hacer algo para la comunidad’” dijo Medel.

Carolina López, residente de Vista por más de cuatro años, comentó al terminar la junta, “Ahorita que yo me entere que hay interés, pues vine y me animé a participar.”

El comité de Vista trabajará en conjunto con otros comités locales como el comité de Escondido pertenecientes a Human Rights Alliance o la Alianza de Derechos Humanos.

La próxima reunión será a las 6 p.m. el 29 de marzo en la biblioteca pública de Vista localizada en el 700 Eucalyptus Avenue. Para más información, llamar al (760) 758-1712 o al (760) 468-4518.

Return to the Frontpage