March 24, 2006

Comentario:

Para los Demócratas es Cuestión de las Escuelas Sobre el Transporte

Por Fabián Núñez
Vocero de la Asamblea del Estado de California

Cuando el gobernador Schwarzenegger presentó un plan de préstamos de 68 mil millones de dólares para la educación, transporte, diques, vivienda y más, los demócratas dijimos que íbamos a poner nuestras diferencias partidarias a un lado y trabajar con él para el bien de la gente de California.

Eso fue exactamente lo que hicimos. Los demócratas en la Asamblea trabajamos día y noche para encontrar un acuerdo con el gobernador y sus aliados. Y aunque no pudimos estar de acuerdo con todas las porciones del plan del gobernador, votamos – los demócratas y republicanos de la Asamblea por igual – para poner un bono de 4 mil millones de dólares para diques y 19 mil millones para la construcción de escuelas para su aprobación en junio.

Pero no habrá ninguna cuestión de bonos en las urnas en junio porque el gobernador no pudo convencer a sus colegas republicanos de apoyar sus esfuerzos para invertir en la infraestructura de California.

Aunque habían diferencias entre los de-mócratas en la Asamblea y el Senado – nuestra prioridad eran las escuelas y la de ellos era el transporte – fue el rechazo completo de los republicanos de hacer un trato sobre el megabono que mato un acuerdo apoyado por los demócratas en ambas cámaras quienes habían negociado de buena fe con el gobernador republicano.

Hasta el gobernador Schwarzenegger se sorprendió por el fanatismo de los republicanos. Su obsesión con los proyectos de almacenaje de agua era “casi una cuestión religiosa,” dijo el gobernador. “Era casi como una guerra santa de alguna manera”.

Los demócratas también estaban igualmente comprometidos a proveer protección para los 26 millones de californianos que reciben agua de alguna manera a través de diques. Pero no podemos, de buena conciencia, acceder a las demandas de los republicanos y debilitar el decreto sobre la calidad del medio ambiente de California para obtener su consentimiento.

Y aunque el gobernador Schwarzenegger continúo insistiendo en un paquete de súper megabonos, ni un solo republicano lo apoyó. Entonces nosotros en la Asamblea creímos que conseguir un pedazo de pan es mejor que nada. Creímos que si podíamos llegar a un acuerdo con nuestros colegas republicanos en educación y diques, nosotros debíamos hacer lo correcto y mandar algo a las urnas de junio.

Los demócratas han demostrado que estamos listos para trabajar con el gobernador para resolver los problemas de los californianos. Nos pueden criticar por muchas cosas – pero esta es un área donde merecemos un poco de crédito.

No nos quedamos en las afueras del problema. Nos enlazamos.

Todavía estamos listos para trabajar con el gobernador por una medida en noviembre. Pero él tiene que convencer a sus colegas republicanos de hacer lo mejor para California. Cuando lo haga, trabajaremos con él con la misma determinación y compromiso que lo hicimos en los últimos dos meses.

Letters to the Editor Return to the Frontpage