March 23, 2001

El Plan de Salud Del Presidente Bush Requiere Una Medicina Más Fuerte

La Conferencia de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos prescribe cuidados completos para fomentar el crecimiento de familias hispanas saludables

WASHINGTON - El plan del presidente Bush de incrementar financiación para centros de salud comunitarios se extiende a muchos hispanos y a los pobres. Todavía quedan a la zaga muchos trabajadores hispanos productivos que carecen de seguro de salud, acceso a hospitales u otros tipos de cuidados especializados, o que no tienen siquiera contacto con un médico que hable español, informó la Dra. Elena Ríos, presidenta de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos.



Dra. Elena Ríos

Un programa federal de salud más completo eliminaría la escasez de médicos latinos, por ejemplo, ya que en este país 12 por ciento de la población es hispana, mientras que sólo cinco por ciento de los médicos lo son, explicó la Dra. Ríos. Un programa de este tipo, propuesto por la Asociación de médicos, ayudaría a cerrar la brecha del acceso al seguro de salud que afecta al 40 por ciento de hispanos que están sin cobertura. Ofrecería programas de extensión en español a los que buscan cuidados de salud y otras herramientas vitales a las "familias hispanas saludables".

"Familias hispanas saludables" es el lema de la quinta conferencia anual de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos que se llevará a cabo del 23 al 25 de marzo en el hotel L'Enfant Plaza en Wa-shington, D.C. La asociación es representante de los médicos hispanos en los Estados Unidos. El seminario de apertura de la conferencia será emitido por Webcast gracias a la Kaiser Family Foundation.

"Me parece admirable el enfoque de la nueva administración que pone como prioridad a nuestra comunidad al facilitar mayor financiación para las clínicas, pero debemos hacer más por mejorar la salud del grupo minoritario más grande de nuestra nación", dijo la Dra. Ríos. "Debemos ayudar al gobierno federal a que extienda los servicios de salud a las familias hispanas".

A la conferencia llega una lista de ponentes importantes que incluye a Bernard Swetz, comisario interino de la Administración de Alimentos y Fármacos; y a Nathan Stinson, secretario asistente diputado para la salud de minorías, Oficina de la Salud de Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Además hablarán Randolph Smoak, presidente de la Asociación de Médicos Americana; Steve Berman, presidente de la Academia Americana de Pediatría; Richard Roberts, presidente de la Academia Americana de Médicos para la Familia; Melvina McCabe, presidenta de la Asociación de Médicos Americanos Indígenas; y Rodney Hood, pre-sidente de la Asociación Nacional de Médicos.

La conferencia de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos enfatizará también el problema de la diabetes y de qué manera están los hispanos expuestos con alto riesgo a la enfermedad. Se calcula que prácticamente 30 por ciento de los que residen a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México tienen diabetes y de aquéllos, un tercio ignora que tiene la enfermedad.

Los programas que cuentan con fondos del gobierno podrían hacer llegar los cuidados de salud a los hispanos que viven en áreas que necesitan pero no tienen clínicas, indicó la Dra. Ríos. También podrían ayudar con asistencia financiera, becas, reembolso de préstamos y programas mentores "para poder decirles a los niños hispanos que ahora cursan estudios primarios, que ellos pueden ser los próximos doctores de la nación", dijo la Dra. Ríos. "Vamos a trabajar con el presidente Bush para que esto ocurra y que haya familias hispanas saludables de aquí a muchas generaciones futuras".

El presidente Bush ha prometido proveer el doble de los fondos que ahora reciben los centros de salud comunitarios, en los que un tercio de las 11 millones de personas atendidas el año pasado eran hispanos. Actualmente los centros reciben financiación de un poco más de un billón de dólares por año.

Las clínicas ofrecen cuidados primarios de salud, como inmunizaciones y cuidados prenatales, a los que no tienen seguro y que no reciben atención médica adecuada. La Casa Blanca dijo que muchas de estas personas viven en barrios urbanos o en comunidades rurales en los que hay pocos médicos o servicios de salud, si es que los hay. Estos americanos tienden a vivir menos años y sufren índices mayores de mortandad por el cáncer y enfermedades del corazón a comparación con la población en general.

"La Asociación Nacional de Médicos Hispanos agradece el apoyo del presidente Bush, y el siguiente paso es de educar a los hispanos en que existen estas facilidades médicas en su vecindad", añadió la Dra. Ríos. "Queremos difundir este mensaje para poder ayudar a esta población emergente".

La población hispana de los Estados Unidos ha crecido en casi 60 por ciento en los últimos diez años, alcanzando los 35 millones. Para el año 2020, se proyecta que los hispanos serán 16 por ciento de la población estadounidense. "¿Cuántos médicos hispanos habrá para servirles?" preguntó la Dra. Ríos. "Ese es el motivo de esta conferencia. Si las familias hispanas son saludables, América es más saludable", dijo.

Los que han auspiciado la conferencia incluyen Aventis, Ortho Biotech, Schering-Plough Oncology/Biotech, Merck & Co., Inc., Pfizer, Inc. y las caridades Ronald McDonald House (RMHC), las cuales han otorgado casi $250 millones a programas que mejoran la salud y el bienestar de los niños a nivel mundial. Ken Barun, presidente y oficial principal de las RMHC, será galardonado durante la conferencia por su liderazgo de las contribuciones de las RMHC a la comunidad hispana.

La Asociación Nacional de Médicos Hispanos es representante de médicos hispanos con licencia. Establecida en 1994, la misión de la Asociación es de mejorar los cuidados de salud para los hispanos y los que no reciben atención médica adecuada en los Estados Unidos. En conjunto con la Administración de Recursos y Servicios de Salud, la Asociación ha continuado otorgando la Beca por Liderazgo de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos con la Escuela Graduada de Servicios Públicos Robert F. Wagner, la Universidad de Nueva York y el Programa Residente de Liderazgo de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos con la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y el Colegio Médico Weill de la Universidad de Cornell. Mediante la Oficina del Acuerdo de la Cooperativa por la Salud de Minorías, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, la Asociación continúa el Programa de Mentores a Estudiantes de Medicina con el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas de la Escuela Médica de San Antonio y el Hospital General de Massachusetts.

Regresar a la Portada